Actualidad Financiera de la semana


Compartir en Linkedin
Compartir en WhatsApp

La actualidad semanal en clave de finanzas por Omega IGF.  
Primera consultora financiera especializada en asesoramiento en gestión de riesgos 
por materias primas, divisas y tipos de interés.



Algo que sorprende


Algo que sorprende
Tesoreria.com Actualidad Financiera
La curva de rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos continúa aplanándose. Ayer lo hacía a un mínimo en 10 años tras datos que mostraron una leve aceleración de la inflación, en un mercado que descuenta que habrá nuevas subidas de tipos por parte de la Fed en 2018. Los datos mostraron que los precios al consumidor apenas subieron en octubre, un 0,1%, pero los aumentos en alquileres y servicios médicos aceleraron la inflación subyacente. Otro dato mostró que las ventas minoristas subieron inesperadamente en octubre, mientras que el dato para septiembre fue revisado para mostrar un incremento del 1,9% en vez del 1,6% publicado inicialmente. El aplanamiento de la curva de rendimiento refleja las expectativas de que la Fed siga ajustando los tipos, impulsando al alza la rentabilidad de los bonos a corto plazo. Al mismo tiempo refleja que, si bien la inflación seguirá tendiendo a subir, se mantendrá contenida, limitando con ello el rendimiento de los bonos a más largo plazo. Así, el diferencial entre los bonos a 2 y 10 años se redujo a 63 puntos básicos, el más ajustado desde noviembre de 2007, y el de los bonos a 5 y 30 años también se estrechó a 75 puntos básicos, su menor nivel en casi dos semanas. Y algo que sorprende: los bonos basura de la UE están punto de romper la barrera de la rentabilidad del 2% por primera vez en su historia. El bono americano a 10 años cotiza actualmente con una rentabilidad del 2,34%.

Una herramienta de éxito

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Reunión de banqueros centrales

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Recuperación con desafíos

Tesoreria.com Actualidad Financiera 


Dos potencias mundiales

Tesoreria.com Actualidad Financiera

La UE necesita reformas

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Seis de siete

Si el relato responde al perfil del personaje, y su perfil es tan similar al de la presidenta actual, la pregunta se cae sola, ¿por qué un recambio cuando lo normal, como ha venido ocurriendo desde que la FED adoptó su actual formato en 1935, es que su Presidente tenga al menos un segundo mandato? La respuesta más sencilla suele ser muchas veces la respuesta buena, y es conocida la obsesión del actual Presidente de los EE.UU. por borrar cualquier vestigio de las actuaciones de su predecesor, lo que por sí misma sería razón suficiente. Sin embargo, es normal querer complementar el argumento con razones menos primitivas para no tener que llevarse, una vez más, las manos a la cabeza. Las dificultades para implementar las promesas electorales de reducción de impuestos e inversión en infraestructuras, puede hacer temer al Presidente el resultado de una política monetaria demasiado estricta, y descartada la renovación de la actual presidenta por motivos ideológicos, los otros dos candidatos que se barajaban, ofrecían un perfil claramente de “halcones”, habiendo cuestionado ambos –erróneamente- las políticas no convencionales.
Si los Futuros representan la opinión del mercado, las proyecciones de Consejo de la FED no son creídas.
Unos “tipos duros” habrían supuesto un riesgo innecesario de hacer saltar por los aires el delicado equilibrio que se precisa para llevar las condiciones monetarias a un territorio compatible con una economía que parece querer asentarse en tasas de crecimiento cercanas al 3% y con pleno empleo. Demasiado arriesgado, incluso para Trump, que pudo haber optado por el candidato menos conflictivo. Sin embargo no todo el camino se ha despejado. Siempre detrás de una curva aparece otra y el Presidente de EE.UU. todavía ha de nombrar al menos a otros tres miembros para cubrir las actuales vacantes del Comité de Gobernadores, sino cuatro si la actual presidenta lo abandona al perder su puesto, o incluso cinco si la otra mujer del Comité, claramente vinculada a administraciones demócratas, decide, como se especula, abandonar también.
Seis miembros de siete. Ahora sí que ya puede llevarse tranquilamente las manos a la cabeza, porque frente a lo que haya podido leer similar a lo expuesto en la primera parte de este análisis, la situación sigue lejos de estar clara, y la Reserva Federal puede acabar siendo un nido de “halcones” o una bandada de “palomas” según convenga. Cualquier cosa cuando termine de pasar por las manos de un presidente como Trump. Es comprensible que predominen las interpretaciones más dulces, pero cuando uno ve lo que los mercados descuentan respecto a futuras subidas de tipos, puede tener la duda de si serán los futuros los que hayan de adecuarse a lo que anuncia el Comité de Gobernadores, o será este el que cambie para adecuarse a los futuros.

Frenar la inflación

Tesoreria.com Actualidad Financiera
El gobernador del Banco de Inglaterra dijo que espera que en los próximos tres años se necesiten aumentos “muy graduales” y con un alcance limitado. En el comunicado el BoE dice que la mayoría de los miembros apoyaron empezar a ajustar la política monetaria a pesar de la moderación del crecimiento económico registrado este año.
Con esta subida, el BoE pretende frenar el avance de la inflación que en septiembre se situó en el 3% frente al objetivo del 2% y se produce en un momento en el que el PIB en tasa interanual se ha mantenido en el tercer trimestre en el 1,5% y con el desempleo en mínimos de los últimos años, en el 4,2%.
Los dos miembros del Comité que votaron por mantener los tipos invariados fueron los vicegobernadores, argumentando que el crecimiento salarial es demasiado débil para justificar un aumento en los tipos de interés. Los mercados, tras el comunicado del BoE y las palabras del gobernador, descartan nuevas subidas de tipos en el Reino Unido en el corto plazo. Por otro lado, y por unanimidad han decidido mantener sin cambios los programas de compra de deuda de empresas y bonos soberanos.

Alza de tipos en diciembre

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Semana intensa

Tesoreria.com Actualidad Financiera 

Bien hecho

La continuidad de la QE en Europa se justifica por la modesta recuperación del crédito privado
El crecimiento de la economía mundial en el último siglo, ha venido acompañado de un enorme crecimiento del patrimonio financiero, con dos características diferenciales respecto al patrimonio secular basado en bienes raíces: volatilidad y movilidad. El cambio de sede social de empresas desde Cataluña es un ejemplo de respuesta inmediata ante la amenaza percibida de pérdida de valor, y las cotizaciones bursátiles que responden con inmediatez al simple anuncio, una de sus manifestaciones más visibles. Un clásico en el análisis de inversiones son los estudios que demuestran que frente a cualquier otra alternativa, la renta variable siempre ha conservado mejor el valor del patrimonio, a condición de estar suficientemente diversificado. Los últimos 100 años son un buen campo de prueba. Un relato de este periodo destaca que “desde el inicio del siglo XX, el mundo ha presenciado al menos una docena de hiperinflaciones, 20 recesiones, casi 200 impagos de deuda soberana, dos crisis financieras mundiales y 12 mercados bajistas. El panorama geopolítico fue aún peor: siete pandemias mundiales, dos guerras mundiales, cientos de guerras civiles o regionales, más de 2.000 detonaciones nucleares, así como revoluciones comunistas tanto en los países más grandes como en los más poblados del mundo”. Ante un recuento de acontecimientos tan demoledor, el estudio indica que desde el año 1.900 el rendimiento de la acciones en EE.UU. ha sido de un promedio anual del 9,6%, un 4,6% de los bonos y un 3,5% de los activos inmobiliarios. Tres puntos porcentuales menos si consideramos la inflación. Ni tan mal, si no fuera porque cada parte no se representa ni mucho menos por el promedio del todo. No es tan fácil, pero en tiempos en los que se siente la amenaza tan próxima ayuda a pasar la noche mejor.
España está entre los países más endeudados del mundo, tanto relativo a su tamaño, como en términos absolutos. Entre los mayores destructores permanentes de patrimonio está el impago de deuda, jinete junto al que cabalgan los otros tres: inflación, guerras y revoluciones. La crisis de Cataluña es un acontecimiento que destruye valor –arriesga impagos y trae ecos de revolución- y eso pone en alerta a nuestros prestamistas. De cuanto dure y cómo se gestione el conflicto dependerá la profundidad de los daños, pero aceptando que pueda discutirse la distribución de responsabilidades de haber llegado hasta aquí, la decisión de los partidos del bloque constitucionalista de recuperar la legalidad y llamar a elecciones es cuando menos un ejercicio de realismo que a la par que reconoce que la complejidad a la que se ha llegado en el proceso descentralizador lo hace difícilmente reversible, y por lo tanto no gestionable desde fuera de Cataluña, trata de limitar el tiempo de los daños.
Cataluña, como muchas otras comunidades autónomas, está mucho más cerca en su funcionamiento y estructura de un Estado independiente que de un territorio de descentralización administrativa, y eso tiene difícil vuelta atrás, de modo que en interés de todos, mejor sofocar pronto los amagos de incendio y sin perder más tiempo, ni mirar atrás, empujar hacia adelante. En eso, y aunque sea poco, hasta lo que ha decidido el BCE, ayuda.

BCE: el fin de una era

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Una reunión con muchas expectativas.

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Brasil, el primero en la agenda

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Difícil de cuantificar

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Cataluña y el BCE: por este orden

Como las emociones contaminan tanto, mejor recordar lo que solo necesita sentido común, que no debe de ser abundante, visto lo que está ocurriendo. Sin embargo miremos el problema de frente y difícilmente concluiremos que esto pueda ir pronto a mejor, de modo que preparémonos para un largo invierno capaz de emborronar hasta dejar irreconocibles las previsiones de “moderado efecto económico” que hasta ahora tanto abundan. Qué horror no vivirá quien reside en Cataluña cuando lo ve peligrar todo, pero es cuestión de muy poco tiempo que alcance a todos.
Ya antes del clímax político catalán, la economía española mostraba síntomas de ralentización, al tiempo que los mercados comenzaban a sensibilizarse
Mucho menos importante es lo que el jueves va a decidir el BCE, -¡qué tiempos felices aquellos en los que el BCE era lo más importante!-, pero hay que ocuparse de eso. Brevemente, el mercado ha tenido que ir corrigiéndose a sí mismo para adaptarse a la creciente y sensata sospecha de que el BCE reducirá muy pronto las compras mensuales a cambio de efectuarlas durante más tiempo, algo que augura que los tipos de interés pueden tardar más de lo inicialmente previsto en subir. Hacerlo de este modo es más una cuestión de falta de títulos que comprar que de voluntad de no hacerlo, porque apenas queda ya stock de títulos alemanes y hay que recordar que las compras han de estar en proporción al peso de cada país en el BCE. Difícilmente no responderá el BCE a estas expectativas porque lo de Cataluña aún no ha alcanzado el grado de generación de incertidumbre suficiente como para que el BCE lo incorpore abiertamente es sus decisiones de política monetaria. El efecto sobre el euro seguirá siendo el de moderar el entusiasmo del que ha gozado desde mayo, pero para revertirlo, va a hacer falta algo más.
Al final de la semana las noticias que venían del Senado norteamericano hacían soñar con que esta vez sería posible activar el Plan de estímulo fiscal que tanto juego dio en los mercados en la época del reflation trade. Además, es posible que en apenas 15 días se despeje la duda de quién va a Presidir la Reserva Federal. Por este orden de probabilidad recuerde estos nombres: Powell, Yellen y Taylor. Los dos primeros muy parecidos y este último, autor de la famosa Regla de Taylor, mucho más proclive a subir los tipos, si hace honor a tal Regla. No obstante, de Trump, esperamos cualquier cosa.

Momento Minsky

Tesoreria.com Actualidad Financiera


Se aplana la curva
Tesoreria.com Actualidad Financiera

Superar el estancamiento


China impulsa los metales

Tesoreria.com Actualidad Financiera de la semana

Hacia una nueva superpotencia

Tesoreria.com Actualidad Financiera
Si la historia sirve de guía, se anuncian meses de mercado bajista en China tras el XIX Congreso del PCCh
Calificado como un líder visionario, pero autoritario, los expertos en el país consideran que el mandatario chino se aleja de la línea reformista de anteriores líderes y pretende consolidar el poder del Partido, determinado a evitar el tipo de autocrítica que en su opinión fue el germen que llevó a la desintegración de la URSS. Sin embargo, se vislumbran vientos de cambio en el frente económico con potencial de afectar a los mercados. Tras años de fuerte crecimiento basado en la demanda externa, estimulado por políticas monetarias expansivas que han disparado la deuda desde niveles equivalentes al 150% del PIB en 2008 hasta el 260% actual, se espera que en este segundo mandato, se ponga el foco en la estabilidad financiera a largo plazo, lo que hace temer el final de las políticas expansivas y con ello, la moderación del crecimiento y quizá, la posibilidad de que al finalizar el Congreso, los mercados reaccionen a anuncios de reducción de políticas de estímulo con ventas capaces de desatar una tormenta bursátil, el desplome de algunas materias primas, la ampliación de los diferenciales de crédito o un importante incremento de volatilidad en los mercados de divisas. Desde una postura menos emocional, cabe recordar el enorme saldo de reservas que ha acumulado en los últimos años, así como la escasa proporción que representa la deuda exterior en el conjunto de su deuda, lo que da a las autoridades un considerable control sobre las posibles consecuencias desfavorables de una política de crecimiento más moderado dirigida a reconducir los excesos de crédito de los últimos años. No obstante, por si las dudas, su visión económica se basa en un fuerte capitalismo de Estado con grandes conglomerados industriales en sectores estratégicos como defensa, finanzas, petróleo o telecomunicaciones que seguirán creciendo y ampliando su influencia bajo control estatal, tratando de integrarse cada vez más en la economía global.
El yuan, que recibía en 2016 el respaldo mundial al ser incluido en la cesta de los Derechos Especiales de Giro, registra, en un año caracterizado por la debilidad del dólar una fuerte apreciación este año, que probablemente deje paso a una evolución más débil en vuelta hacia los 6.70/7.00 con el paso de los meses y una vez se ponga de manifiesto la voluntad de moderar y reequilibrar el crecimiento.

En punto muerto

Tesoreria.com Actualidad Financiera
Para la UE, avanzar con respecto a estos puntos es una condición necesaria para acometer nuevos capítulos de negociación como las relaciones comerciales. El jefe de los negociadores de la UE destaca que es necesario avanzar y se mostró convencido de que, con voluntad política, está al alcance un avance decisivo en los próximos dos meses. Para ello, señaló que se organizarán varias reuniones entre ahora y finales de año.
El secretario británico para el Brexit dijo que su país aún seguía presionando para que los líderes de la UE dieran luz verde a las conversaciones sobre la relación futura cuando la primera ministra acuda a una cumbre de la UE en Bruselas el próximo jueves.
La primera ministra británica dijo que Reino Unido aseguraría que los otros 27 países no saldrían perdiendo financieramente por el Brexit en el actual periodo presupuestario de la UE hasta 2020 y que cumpliría sus compromisos, pero el secretario para el Brexit dijo que Londres no logró siquiera decir lo que estaba dispuesto a pagar, lo que está generando un "impasse" que es muy preocupante para miles de proyectos en toda Europa y para quienes contribuyen a ellos.

Miedo a tensiones de liquidez

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Preparados para tipos más altos

Tesoreria.com Actualidad Financiera 

Apáñese usted mismo

Tesoreria.com Actualidad Financiera

EE.UU.: A pesar de la destrucción de empleo, aumentan las apuestas por un alza de tipos en diciembre
Es evidente que la crisis está actuando en diferentes planos y que incluso en los mercados financieros las percepciones difieren entre los ahorradores domésticos y los internacionales, lo que nos anuncia que estamos lejos de que los mercados hayan recogido en sus cotizaciones el impacto más agudo de la crisis. Aunque no puede juzgarse más que por indicios, a nadie debería de sorprender que haya sido la retirada de fondos de Banco Sabadell y Caixabank la que finalmente haya llevado a las dos entidades a anunciar un cambio de domicilio social, que de otro modo podía conducir a una crisis de liquidez como la padecida por el Banco Popular. Está por escribir la historia de los últimos meses de la crisis que desencadenó la desaparición del Popular, pero en sus últimas fases vino fundamentalmente provocada por conflictos de interés entre accionistas, culminando con una decisión política en la que el MUR no tuvo otro papel que el de mero aceptante de lo que se decidió desde el Gobierno español. La peculiar resolución de la crisis bancaria italiana y el supuesto rescate encubierto de un gran banco alemán, dejaban el camino expedito para que la crisis del Popular tuviese una solución aceptable políticamente. Incapaz de digerir bocados del tamaño de los dos bancos catalanes, su cambio de sede aleja el temor a una crisis bancaria para la que nadie está ni remotamente preparado.
Ha sido mucho lo que hemos aprendido de crisis bancarias en la última década como para saber diferenciar los distintos niveles de riesgo que cada uno soporta en función de donde y en que instrumento deposita sus ahorros, pero a pesar de mayor y más compleja regulación, la desconfianza en las autoridades políticas por su discrecionalidad a la hora de aplicar e interpretar las leyes se manifiesta con tal rapidez, que lo que se inicia como una crisis institucional con un moderado impacto financiero, muta velozmente en una crisis bancaria de graves consecuencias. La crisis territorial española es de muy compleja solución, y hay que tener una enorme fe, quizá en la frontera de la insensatez, para retirase a dormir cada día con la confianza de que será el sistema el que nos proteja. Pruebas tenemos suficientes de lo contrario.

Hoy desempleo en EEUU

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Ajustes moderados

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Inquietud en Europa

Tesoreria.com Actualidad Financiera

¿Cambio de ciclo o engordar para morir?


Este tipo de análisis, -alquimia para los menos partidarios-, trufa en mucho el supuestamente más riguroso análisis fundamental, que estos días está recibiendo nuevo alimento en el aparente despertar de la Administración norteamericana para bajar a los hechos las promesas que en su día entusiasmaron a los mercados, y que se fueron diluyendo con el paso de los meses, para dar lugar a un escepticismo que amenazaba en convertirse en crónico a la vista del caos que según todas las evidencias reina en la Casa Blanca. Será que en 2018 hay elecciones legislativas, será que se inicia un nuevo periodo presupuestario, o vaya usted a saber qué, pero lo cierto es que algo ha empezado a removerse en cuanto el presidente de los EE.UU. anunció la semana pasada su intención de recortar los impuestos. Hasta hace apenas unos días, los mercados asignaban una probabilidad cero a algo como lo que ahora se anuncia. Cabe la pregunta: ¿puede ser este un punto de giro, o por el contrario estamos ante un “engordar para morir”? Ante esto, el análisis técnico no pretende respuestas, de modo que hay que tener un juicio político y económico sobre lo que puede significar.
Los inversores aman las buenas noticias, más cuando otros argumentos están muy agotados. Rápidamente ajustan sus tasas de descuento y se movilizan para anticipar más valor. Claro que para eso hay que generar confianza y si tomamos como referencia la que genera el Congreso entre los norteamericanos, resulta que apenas un 12% decía en junio confiar en la institución. Por no hablar de la que el mercado tiene en el presidente. ¿Una primera conclusión? Esto va para rato: luchas de poder entre facciones, caos en la Casa Blanca, complejidad del sistema fiscal…, pero es algo más de lo que teníamos hace apenas unas semanas y eso es alimento para los mercados.

También BdE advierte

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Sin entrar en detalles

La FED, sorprendida pero firme

Tesoreria.com Actualidad Financiera

La política manda

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Elecciones en Alemania

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Comienza la retirada

Tesoreria.com Actualidad Financiera

A las puertas de una nueva etapa

Tesoreria.com Actualidad Financiera

De cartón piedra

"Cataluña aporta. Sin ellos, perdemos todos"
Siempre es igual, todo parece imposible hasta que sucede. De eso ya hemos visto bastante en la última década en lo económico, pero mucho más en lo político desde el final de la Guerra Fría, de modo que cuando por principal argumento se dice que Europa no reconocerá una república catalana, o se pretende que interviniendo las cuentas autonómicas con la excusa de que no hay que gastar dinero en un acto ilegal, se reconducirán las diferencias, uno siente vergüenza de su propio país y de la incapacidad de encontrar un modo más inteligente de resolver lo que algunos percibimos como la mayor amenaza que la sociedad española ha tenido que afrontar en décadas. Sin embargo, véase la prima de riesgo o la renta variable, tan sensibles en su momento a los avatares de la política griega, pero tan inmutables ante una fractura política que ya es social. Ojalá nos equivoquemos, pero la factura que se nos extienda por esto será cara, porque aun saliendo bien, nadie puede salir con bien. Si a estas alturas, todo lo que tenemos es la declaración institucional del Círculo de Empresarios, que habla de conducir a la sociedad catalana -¿y al resto?- a un auténtico precipicio, no hace falta ser ningún alarmado pesimista para pronosticar que estamos muy lejos de estar preparados para las consecuencias de un huracán como el que se ha desatado.
Aún cómo mal menor ¿qué puede esperarse de unas elecciones autonómicas? ¿un gobierno burgués? Asumiendo que no hay un proceso de independencia inmediato, en Cataluña se instalará un gobierno de extrema izquierda e independentista, que tendrá enfrente a los mismos que son considerados por muchos culpables de la tensión. ¿No va eso a alterar un músculo de la cara del euro? ¿no va a espantar al capital exterior? ¿no va a encarecer la factura por intereses? ¿no va a dificultar todavía más la convivencia y la seguridad jurídica para hacer negocios? ¿no va alentar más independentismo? El euro no habría de ser ajeno a una crisis de soberanía tan importante en su seno, porque el euro es fundamentalmente la representación de la mayor cesión de soberanía de la historia europea, y si se ha visto amenazado es precisamente por el interés de los Estados en retener soberanía. Pero doctores tiene la Iglesia y también los mercados son soberanos, de modo que no somos los que vayamos a quejarnos de su cara de cartón piedra, porque ya tendremos tiempo de lamentarlo. Mientras, esta semana, nos entretendremos con la FED, y el más que probable inicio de la retirada de liquidez, que comenzará con la no renovación de las compras de títulos a su vencimiento. No crea que está muy claro el tiempo que llevará el proceso, porque es algo que depende también de cómo se comporte el mercado, porque cuando tienes el equivalente al 30% del PIB en papel en el balance más vale que te muevas con cuidado. No le cuento si además no se sabe quién estará al mando. Razón de más para que la suerte nos bendiga con un segundo mandato de la actual presidenta.

El BoE se prepara

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Repunte de la inflación

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Complicaciones para el BoE


Euro e inflación

Tesoreria.com Actualidad Financiera

El euro, fuente de incertidumbre

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Pese a la fortaleza del euro

Tesoreria.com Actualidad Financiera


Efecto Brexit

Tesoreria.com Actualidad Financiera

La opinión sensata

Las llamadas “manos grandes” están largas en euro como no estaban desde 2014
Con los matices de cada uno, los analistas han de digerir lo imprevisto, y aunque hay algunos que con la fe del converso ven ahora que el euro está bendecido por la estabilidad política y por la situación económica, -cuando no llegan al extremo de afirmar que es a causa de las expectativas de política monetaria (¡!), la mayoría nos vemos en la obligación de admitir el error de nuestras estimaciones, y en base a lo que hemos visto, tejer una interpretación y revisar pronósticos. Es lo que hemos llamado “la opinión sensata” que básicamente asume lo ocurrido sin apenas más que matizar sus anteriores argumentos a favor del dólar. La nuestra comparte la revisión aunque la matiza. A saber: La evolución de casi todo este año ha estado muy vinculada a la política, tanto a la de allí como a la de aquí. Ahora se suman argumentos económicos que tratan de dar consistencia a lo que inicialmente ha sido originado por la política. Pero si lo económico sirve para “armar” argumentalmente lo ocurrido, la pregunta es si cabe que la política pase ahora a segundo plano a favor del argumentario económico. Nos cuesta sumarnos a algo así. El estado de opinión es frágil y en la nuestra, todavía resulta más fácil de construir un discurso dólar alcista que euro alcista. Claro que como la política sigue ocupando el centro del escenario, lo que se trata y tratará, es de explicar a posteriori, más que de anticipar, la evolución del dólar con argumentos económicos. Frágil parece.
Traducido en valores, creemos que las manos más grandes ya están bien cargadas de euros y vemos muy difícil que de ellos provenga un impulso renovado. Son ahora manos más pequeñas las que llevan la cotización, y de ahí que sean movimientos de ida y vuelta del tipo del que se están produciendo estos días.
Pueden corresponderse con la fase que generalmente llamamos de capitulación y que suele ser agitada. Casi la única referencia técnica por delante es 1.25 de modo que si tenemos razón, entre 1.20 y 1.25 podría estar la zona de máximos. Después habría de venir la corrección. ¿Hasta dónde? Apoyados en lo sensato, 1.14-1.12. ¿Y después? ¡Buena pregunta! Aventurando una posible respuesta, todavía confiamos más en el dólar que en el euro. Pero eso es motivo de otro capítulo. Veamos cuando se produce la corrección y cómo responden entonces las manos grandes. Hasta ahí, compartimos “la opinión sensata”.

Hacia activos refugio

Tesoreria.com Actualidad Financiera
La tensión política en la Península Coreana está restando protagonismo a los tipos de interés. En las últimas jornadas, las posibles decisiones futuras, tanto del BCE como de la Fed, han quedado aparcadas. De hecho, no hay nada nuevo al respecto y ante el aumento de la tensión geopolítica los inversores han orientado sus compras hacia activos refugio, como el oro, que ayer alcanzaba su nivel más alto en casi un año. Ante la sospecha de que Corea del Norte pueda lanzar más misiles, Corea del Sur declaró ayer que estaba conversando con Estados Unidos sobre el posible despliegue de portaaviones y bombarderos estratégicos en la Península Coreana. En este contexto, y con Estados Unidos cerrado por festivo, los datos económicos que ayer se publicaron en la zona euro no tuvieron apenas impacto en los mercados. La confianza de los inversores en la zona euro mejoróinesperadamente en septiembre. Su percepción de las condiciones actuales fue algo más escéptica, lo que supuso que este subíndice bajara a 39,8 puntos en septiembre tras los 40,0 puntos del mes pasado. Sin embargo, las expectativas sobre la evolución económica en el bloque han mejorado, al subir de 16,0 a 17,3 puntos. Por otro lado, los precios de producción no mostraron cambios en julio, en lugar del alza de 0,1% esperada por el mercado. En tasa interanual, el aumento fue del 2%, frente al aumento del 2,2% que apuntaban las previsiones.

BoE, pronósticos de crecimiento a la baja.

Tesoreria.com Actualidad Financiera


El Banco de Inglaterra mantuvo ayer los tipos de interés invariados en el mínimo histórico del 0,25%, nivel en el que los situó hace un año. Además el BoE revisó a la baja sus pronósticos de crecimiento para la economía británica para 2017 y 2018 debido a que el impacto del Brexit está pesando sobre la capacidad de gasto de las familias. Los nuevos pronósticos de crecimiento para 2017 se sitúan en el 1,7% frente al 1,9% de mayo. Sin embargo el gobernador del BoE y el resto de las autoridades de la entidad, reiteraron su mensaje que podrían subir los tipos de interés a un rango levemente más alto en los próximos tres años, posiblemente en el lapso de un año. Con una cierta división interna por la incertidumbre sobre el impacto del Brexit en la quinta mayor economía del mundo, el BoE dijo que sus autoridades votaron 6-2 a favor de mantener los tipos de interés invariados. Las autoridades monetarias británicas también decidieron mantener sin cambios el programa de compras de activos. Tras el comunicado y la rueda de prensa del gobernador de la entidad, la libra se depreció cerca de un 1% tanto con relación al dólar como frente al euro, pasando a cotizar próximo a 0,9040 Eur/Gbp desde los 0,8940 Eur/Gbp previos al comunicado.


Derrota en el Senado de EEUU

Tesoreria.com actualidad financiera

En otoño

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Lo que tratamos de averiguar

FMI: crecimiento global sin cambios

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Cualquier cambio será gradual

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Cuidado con la retórica

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Cuatro reuniones clave

Tesoreria.com Actualidad Financiera


La necesaria inversión extranjera

Tesoreria.com Actualidad Financiera

¿Un mundo mejor para el euro?

Tesoreria.com actualidad financiera
La correlación entre el diferencial de tipos a 2 años y el tipo de cambio EUR/USD está siempre en la mesa de cualquier analista del mercado de divisas
Salvo catástrofe impensable hoy, el italiano dejará el cargo con el euro en nuestros bolsillos y su marcha desatará todo tipo de alabanzas para un exbanquero al que los bien documentados han relacionado siempre con el diseño del engaño griego en la deuda pública que permitió al país acceder a la moneda única. El precio pagado es muy alto, pero pudo haber sido mayor. Paradojas del destino, el supuesto arquitecto de la trampa que estuvo a punto de llevarse por delante al euro resultó ser el arquitecto de su salvación. Pero antes que el relevo en el BCE, corresponde lo mismo a la Reserva Federal. Cada vez el ruido es mayor en cuanto a que el Presidente de los EE.UU. está por el relevo. Será el 3 de febrero de 2018 cuando finalice el primer mandato de la primera mujer al mando de la Reserva Federal y los posibles candidatos (se señalan hasta seis) no ofrecen perfiles demasiado comunes: banqueros con experiencia en la FED muy ligados al Partido Republicano, profesores de universidad, conocidos economistas, y el más nombrado: el presidente del Consejo Económico del Presidente, antiguo banquero en Goldman Sachs y el más distanciado del mundo académico. Buena pareja para el Secretario del Tesoro también exbanquero y productor de cine como CV previo al cargo.
Contado de este modo, resulta difícil defender que el dólar pueda apreciarse. Más allá de posibles shocks por conflictos geopolíticos, en lo fundamental queda la política fiscal expansiva prometida por Trump como potenciador de un cambio de sentimiento entre una comunidad de inversores convencidos a día de hoy de que su apuesta por el euro y no por el dólar es la correcta. En estos tiempos, donde más se cumple que todo se incorpora en las cotizaciones, lo que haya de ocurrir por muy lejano que sea, se descuenta. Es también por eso que se nos hace difícil que puedan descontarse mejores mundos para el euro.


Preocupación compartida

Tesoreria.com actualidad financiera


No mucho más

Preocupación en la City

Tesoreria.com actualidad financiera


Pesimismo en los bonos

Tesoreria.com actualidad financiera

96, y continúa...

Tesoreria.com actualidad financiera
Atendiendo al comportamiento de los agentes en el mercado, está claro desde hace muchas semanas, que la sensibilidad de lo positivo está con Europa y la de lo negativo con los EE.UU. Una paradoja, cuando precisamente EE.UU. está gozando del tercer periodo expansivo más largo de su historia. Desde 1850 los norteamericanos han registrado 33 recesiones, 11 de ellas desde el final de la IIGM, y algunas coincidentes con recesiones mundiales. ¿La duración promedio del ciclo expansivo entre estas 11 recesiones? 58.4 meses. ¿La duración del actual? 96 meses. ¿El periodo expansivo más largo? 120 meses. Como argumento es pobre, pero eso no hace menos cierto que los ciclos se agotan. ¿Puede estar en el temor a un pronto fin de ciclo el interés de los bancos centrales en ganar margen de maniobra, y al mismo tiempo la visión contraria de los actores del mercado que temiendo el final del ciclo no creen que sea posible elevar los tipos? Aún con ese nexo en común, aparentan dos posiciones contrapuestas, que sin embargo están determinando en gran medida el comportamiento de los precios en los mercados, y particularmente en el de divisas, donde desconcierta a no pocos que ante un anuncio tan manifiesto como el de la Reserva Federal de su voluntad de subir los tipos de interés, los mercados ni siquiera lleguen a descontar esa voluntad en un 50%. Era más creíble cuando en diciembre de 2015 se produjo la primera elevación de tipos y, sin embargo, pocos podían esperar que se tardase tanto tiempo en sumar a otro banco central a ese proceso. No lo ha hecho nadie más, aunque es muy probable que esta misma semana lo haga por vez primera Canadá. ¿Cuándo lo harán en la EZ? Los mercados aparentan en sus cotizaciones que antes de lo que se supone, lo que explica la inconsistencia entre datos, discursos, expectativas y cotizaciones, pero entonces las razones no pueden estar tanto en la amenaza de la inflación como en la necesaria “recarga” de herramientas frente a una recesión.
Mejor que el ciclo dure, porque ateniéndonos a las condiciones financieras, poco margen ha creado de momento la Reserva Federal
No se necesita mucho análisis para saber el grado de agotamiento fiscal y monetario al que se ha llegado durante la GR. Se ocupan de repetirlo cada vez con más insistencia los banqueros centrales al referir lo excepcional de las políticas ultra expansivas y la necesidad de la pronta “normalización”. La semana pasada un ministro alemán manifestaba su deseo de que la recuperación económica que registra la EZ permita poner pronto final a “la locura de tipos de interés negativos”.
Con la excusa de que la EZ ha sufrido un periodo recesivo intermedio en el bienio 2011-12, los mercados centran su preocupación en el posible agotamiento del ciclo expansivo en los EE.UU. Es posible que estén cometiendo un error y que queden muchos meses de crecimiento antes de que asome el riesgo de una recesión en EE.UU. al tiempo que todo apunta a que durante meses, el BCE seguirá creando masivamente dinero a pesar de sus advertencias. Eso no es muy consistente con valores del dólar/euro por encima de los 1.14/1.15 que estamos teniendo. Claro que si los que temen lo cercano del fin de ciclo tienen razón entonces 1.20 puede quedarse corto. De momento el ciclo continúa y visto el resultado del informe de empleo de junio, lo sigue haciendo con bastante fuerza.

Cautela en la comunicación

Tesoreria.com actualidad financiera

Ganadores y perdedores

Tesoreria.com actualidad financiera

Europa busca protagonismo

Tesoreria.com actualidad financiera 



La locura de tipos negativos

Tesoreria.com actualidad financiera

Oídos sordos

Tesoreria.com actualidad financiera



Cuestión de interpretación

Draghi impulsa al euro

Tesoreria.com actualidad financiera

Desalentar la especulación

Tesoreria.com actualidad financiera


¿Acaso conspira la FED?

"Aunque no de cálculo tan simple como cuando incrementa su balance, no es tan complejo como para no poder hacer una rápida estimación cuando lo que se anuncia es lo contrario…"
Pero, ¿qué consecuencias tiene la QT -quantitative tightening-? Dos son evidentes: i) la retirada de liquidez del mercado, y al desaparecer un gran comprador, 
ii) un repunte de las rentabilidades de títulos de deuda de largo plazo. Combinados ambos efectos, la resultante ya es por sí misma un incremento de los tipos de interés de corto plazo, pero a ese efecto la Reserva Federal suma el alza del tipo de los Fondos Federales en 0,25% este año, en tres ocasiones más en 2018 y cuatro más en 2019 para llegar hasta el 3% ese año, nivel que la Reserva Federal considera como tipo neutral, aquel que ni estimula ni frena la actividad económica.
A día de hoy, los mercados de futuros apenas conceden un 50% de probabilidad a un alza este año, y apenas descuentan un alza igual en 2018 y 2019. Es decir, que lo que hoy cotizan los mercados no incorpora lo que la FED dice. ¿Acaso miente? ¿Acaso quiere confundir? ¿Qué ve que los demás no ven? Aquí entramos en el terreno de las interpretaciones. Algunos creen que se trata de combatir la inflación de activos (bolsa, bonos, propiedades…) que es la inflación peligrosa de los tiempos postcrisis donde la recuperación no llega a las rentas del trabajo y se remansa en las de capital creando burbujas que amenazan la estabilidad del sistema. Otros creen que la FED tiene la convicción de que el crecimiento, los salarios y la inflación de los precios de consumo crecerán en breve, lo que exige el alza de tipos sin atender a lo que el mercado descuenta. Otros defienden que la certeza del estímulo fiscal y de la desregulación bancaria que promete la Administración Trump, exige una acelerada neutralidad monetaria que compense el estímulo que la economía recibirá por esta doble vía.
"A pesar del tono más restrictivo y de lo concreto del mensaje de la FED, el mercado no acaba de comprarlo"
Por último está la teoría con un punto de paranoica, que argumenta que el actual Consejo de la FED está defendiéndose de una posible invasión de nuevos miembros del gusto del presidente Trump, y es que en poco tiempo se concentra la renovación de una parte importante de los gobernadores, incluida su actual presidenta. Si suben los tipos, quizá se salven y con ello la independencia de la institución. Distintas teorías, con distintas consecuencias para los mercados, que en todo caso antes de elegir una de las cuatro, tendrán que ir haciéndose a la idea del fin de fiesta y reflejar esto en los precios de los activos. ¿Será esta la última oportunidad para ver de nuevo una significativa, y quizá última, apreciación del dólar? Por caber, bien cabe.


Primeros gestos formales

Tesoreria.com actualidad financiera

El petróleo marca tendencia

Tesoreria.com actualidad financiera


Las cuatro libertades

Tesoreria.com actualidad financiera por Omega IGF

Un vínculo 'especial'

Tesoreria.com actualidad financiera por Omega IGF

Todo bien, aunque no para Rogers

Tesoreria.com actualidad financiera
Dólar pierde: Evolución frente al USD de las divisas de economías emergentes en 2017
Uno de los grandes desafíos de 2017 consistía en digerir las consecuencias sobre la economía mundial de la subida de tipos de interés en EE.UU. De momento ya han subido dos veces este año (cuatro desde el mínimo), y nos han anunciado una tercera, que irá seguida de hasta tres más en 2018. Y los mercados, sin casi inmutarse, más bien al contrario, disfrutando de un volatilidad sin precedentes por lo baja y en algunos casos –sobre todo los índices de bolsa norteamericanos, pero también otros como el francés y el alemán- en máximos históricos. Bien es cierto que para no llevarse a engaño, es preciso ver hasta qué punto los índices representan la economía de su respectivo país, porque poniendo como ejemplo a Francia, cuyo mercado de valores fijaba un nuevo máximo histórico en mayo, de las ventas de las compañías que componen el CAC 40, solo el 29% se realiza en el propio país, mientras que el 43% se hace fuera de la Unión Europea. Es a la luz de cifras como estas donde lo ridículo de las políticas proteccionistas se pone de manifiesto. Las cadenas de valor son consecuencia de circuitos de producción mundiales, -España es uno de los grandes productores de bienes intermedios- y salvo que la inteligencia artificial, que apenas está en su fase más inicial, frene su desarrollo, las políticas proteccionistas tan del gusto de los demagogos del populismo, no podrán ni siquiera llegar aplicarse.
Había un asomo de preocupación estas últimas semanas con lo que dejarían los bancos centrales europeo y norteamericano. Se temía un tono más duro en el primero y más laxo en el segundo. Ni en uno ni en otro caso resultaron fundados los temores, lo que ha servido para abortar un mayor avance del euro, en lo que se ha convertido en uno de los grandes deslices de previsión de este año: la visita de la paridad con el dólar, ahora abandonada en buena parte de los pronósticos.
Pero más que la evolución del par euro/dólar, es el comportamiento de las divisas emergentes en general, y del peso mejicano en particular, uno de los hechos que merece destacada mención. Precisamente México aparecía como la víctima señalada por EE.UU. para representar el cambio de su política. Para burla de muchos, ninguna otra divisa se ha apreciado tanto con el dólar en lo que llevamos de año (15%), pero el rublo (6%), el rand (7%), la rupia (5%) y hasta incluso el cuasi anclado yuan (2%) han superado sin problemas la subida de tipos en EE.UU. y las expectativas ciertas de que seguirán subiendo.
Los flujos que acuden a las economías emergentes siguen en ascenso y a salvo de episodios puntuales como el que hace del real el único entre los grandes emergentes que pierde levemente con el dólar, (-1%), parece que por este siempre delicado lado, las cosas van bien, gracias, y nada indica que hayan de cambiar. No obstante siempre es bueno escuchar al que lo ve de otro modo. Es el espacio para el inversor Jim Rogers. Nos lo dice en una entrevista titulada: “El peor crash de nuestra vida está en camino” (no apta).


Tres de ocho

Tesoreria.com actualidad financiera

Entrando en detalle

Tesoreria.com actualidad financiera



Esperando a la FED

Tesoreria.com actualidad financiera


En la dirección incorrecta

Tesoreria.com actualidad financiera

Euro: ¿un largo periodo de debilidad?

Tesoreria.com actualidad financiera
Francia: Con la menor participación de la historia en una primera vuelta los resultados hacen verosímil que el LRM del Presidente logre los 400 legisladores que apuntan las encuestas.
Las causas de esta desconexión, están también en la raíz del otro evento importante de los últimos días. Se había especulado con que el BCE podría iniciar el lanzamiento de un mensaje a los mercados para prepararlos a una progresiva retirada de los estímulos monetarios. La razón por la que el euro no ha seguido apreciándose frente al dólar, es precisamente porque lo que deja el BCE tras su reunión no responde exactamente a lo que el mercado esperaba, y por el contrario ha introducido en el debate europeo algo que ya forma parte del norteamericano desde hace tiempo y es el papel de los salarios como determinante de las expectativas de inflación. Si economías con bajos niveles de desempleo como la norteamericana, la japonesa o la británica, mantienen un crecimiento muy moderado de los salarios, ¿cómo la eurozona va a esperar un ritmo de incremento que justifique la revisión al alza de las expectativas de inflación? Es posible que a consecuencia de este posicionamiento de los salarios por el BCE en el centro de la ecuación estemos ante el inicio de un proceso de revisión de expectativas de alza de tipos de interés a nivel global, aspecto aparentemente positivo para el crecimiento económico pero que mantiene sin apenas recursos a los bancos centrales para abordar futuras recesiones. Si en el plano político los mensajes a la población presentan el proteccionismo como solución, en la práctica estamos solo en el inicio de un proceso de repliegue de las grandes corporaciones a sus países de origen aprovechando el desarrollo, en fase aún embrionaria, de la tecnología aplicada a la producción a través de la robótica, restando cada vez mayor importancia a los salarios como causa de la deslocalización. Estos cambios afectarán cada vez más a cómo interpretamos los ciclos de largo plazo en los mercados financieros y en el de divisas es donde antes se manifiestan.
Europa, asumiendo la supervivencia del euro, suma a los problemas de los demás, la carencia de una arquitectura institucional que permita conciliar los intereses de países con necesidades tan diferentes, obligando a los ricos a ajustarse a la velocidad de los más lentos. Nos preguntamos, más allá de fluctuaciones, si eso no es de por si suficiente para considerar que el euro tiene frente a si, todavía, un muy largo periodo de debilidad relativa respecto a las otras grandes divisas.


Cambios de matiz



Banco Popular: no se lleve a engaño

Tesoreria.com actualidad financiera 


El coste de perder la confianza

Tesoreria.com actualidad financiera
Los especuladores de largo plazo llevan sus apuestas por el euro a sus mejores niveles desde 2014.
Antes de la última crisis, era difícil siquiera imaginar que la confianza fuese un motor de generación de expectativas como ahora está siendo. Guardando las distancias, la depreciación del dólar de las últimas semanas es consecuencia de un cambio en la percepción de confianza. La que pierde EE.UU. se transfiere a Europa. A pesar de que los norteamericanos pagan más a aquellos que adquieren su moneda, no parece suficiente para que los actores en el mercado de divisas mantengan las apuestas que tenían sobre su revalorización. Sin apenas temor a la inflación, es evidente que la grieta en la confianza en el dólar no se origina por la actuación de su banco central, sino en la que llevan a cabo las autoridades políticas. La Administración Trump es cada vez menos fiable y eso pesa en la cotización del dólar. Cuando su depreciación se equilibre con el nuevo estatus, el dólar encontrará su suelo y solo entonces podremos esperar que recupere valor relativo en términos de otra divisa. Los últimos datos no ayudan, reflejando que se modera el crecimiento en EE.UU. Hará falta que también se moderen las expectativas, probablemente exageradas, de que el BCE iniciará pronto el ajuste monetario para que el dólar se estabilice y recupere la confianza que está perdiendo en las últimas semanas. Pero para que el BCE tenga oportunidad de manifestarse habrá que esperar a la rueda de prensa de su Presidente tras la reunión regular de este jueves en Estonia, el mismo día en que se celebran las elecciones británicas, e incorporar en sus expectativas lo que resulte de la primera vuelta de las legislativas francesas del próximo domingo.
Mientras el calendario se va deshojando con la citas agendadas, el mercado habrá de digerir la crisis que está hundiendo la cotización de un banco del tamaño del Banco Popular, que va a poner a prueba la regulación europea surgida de la crisis y que puede terminar con la liquidación de la entidad.
Pocas instituciones acusan con tanta intensidad la pérdida de confianza como un banco y de cómo se resuelva su crisis, dependerá también la confianza en los mecanismos de resolución de crisis bancarias europeas. En otro nivel se sitúa la crisis de un fondo de inversión de renta fija gestionado por Auriga e Intermoney y auditado por Deloitte, cuya cotización era suspendida esta semana por la CNMV. De nuevo la ausencia de confianza como conductor de los mercados. Más que los datos, es lo que está condicionando su evolución.



Riesgo político en Brasil

Tesoreria.com actualidad financiera


Citas clave en junio

Tesoreria.com actualidad financiera

Muchos frentes

Tesoreria.com actualidad financiera

Más préstamos

Tesoreria.com actualidad financiera

Negociaciones comerciales

Tesoreria.com actualidad financiera


Advertencia sobre los bonos


Tesoreria.com actualidad financiera


Buenos datos para la zona euro

Tesoreria.com actualidad financiera

Demasiado débil

Tesoreria.com actualidad financiera

Se está acercando

Tesoreria.com actualidad financiera
La crisis política también visitó la semana pasada a Brasil, pero… será difícil que haga descarrilar el fuerte interés mundial por los EM
Si la balanza política parece claramente reasignar la incertidumbre en el lado norteamericano, en la económica hay suficientes elementos de duda en ambos lados como para que esta se incline dependiendo del dato que se publique o de la opinión que expresen, sobre todo, los responsables de los bancos centrales. A día de hoy, Europa está sorprendiendo de forma positiva en sus indicadores, mientras que en EE.UU. ocurre lo contrario, a la par que la Reserva Federal manifiesta que la actividad económica se recuperará tras un primer trimestre de crecimiento moderado, y en el BCE se deja entrar, no sin el reparo de algunos de sus miembros -sobre todo del presidente-, la idea de que el tiempo de la política expansiva está próximo a finalizar. Coincide todo esto en un momento donde los analistas técnicos consideran que los valores del par euro/dólar están zona crítica, y como consecuencia las alarmas se activan en todas las tesorerías. ¿Cómo es posible pasar del entusiasmo despertado hace seis meses a la incertidumbre actual? Y sobre todo ¿continuará?
La política domina la escena y así seguirá. Lo de EE.UU. resulta más evidente, pero no olvidemos que en Europa se está a la espera del momento de su refundación en lo que con pocas dudas parece destinarnos a un modelo de integración en dos velocidades, la de los que van al ritmo actual y la de aquellos dispuestos a acelerar el paso. Antes hemos de ver cómo responde una dividida sociedad francesa a las medidas de reforma del nuevo gobierno, hemos de esperar por Italia donde el debate acerca del euro sigue ocupando espacio, y ver como en España se resuelve la crisis en el PSOE tras el resultado de sus primarias.
Si sumamos a ello que los grandes jugadores se han ido deshaciendo a lo largo de muchas semanas de sus posiciones en dólar, podemos concluir que estamos cerca de la capitulación de los demás jugadores, momento a partir del cual las grandes manos que usualmente lideran las tendencias volverán su atención a un dólar que considerarán débil, arrastrando tras de sí a los demás. Difícil saber dónde está ese nivel, pero se está acercando y es algo que ha de resolverse en no demasiadas sesiones.

Y ahora, Brasil

Tesoreria.com actualidad financiera 


El dólar en mínimos del año

Tesoreria.com actualidad financiera

Demasiadas distracciones políticas

Tesoreria.com actualidad financiera

Reajustando expectativas

Tesoreria.com actualidad financiera


Previsiones al alza

Tesoreria.com actualidad financiera

La inflación no convence al BCE

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Mucho en juego

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Europa respira

Tesoreria.com Actualidad Financiera

A la espera de 'manos grandes'

Tesoreria.com Actualidad Financiera
La correlación del EUR/USD con el diferencial de tipos entre EE.UU. y Alemania es uno de los grandes conductores de la evolución del par
En otra escala, es un análisis que está en estos momentos en las mesas de muchas direcciones financieras, que se cuestionan acerca de las posibilidades reales de que los tipos de interés de corto plazo, dependientes de las decisiones de los bancos centrales, superen a los actuales tipos de largo plazo y por lo tanto, sea aconsejable plantearse la cobertura ante la anunciada normalización de los tipos de corto plazo. La duda difícilmente puede ser resuelta de modo rotundo, pero a todas luces el tiempo de tipos de interés cercanos a cero está quedando atrás en los EE.UU. y en breve ocurrirá lo semejante en la eurozona. La semana pasada, la Reserva Federal dejó claro que lo modesto del crecimiento registrado en el primer trimestre (un incremento anualizado del 0,7%), que calificó como “transitorio”, no altera su expectativa de dos alzas más de tipos este año, mientras que el BCE, que desde Abril ha reducido su compra mensual de títulos de 80 a 60 mil millones, desplazaba a su reunión del mes de junio cualquier anuncio sobre cambios en su política, pero continua con un mensaje que, aunque prudente, está trufado cada vez de mayor optimismo, y no sin razón, pues la eurozona acaba de anunciar un crecimiento anualizado en el primer trimestre cercano al 2%, superando ampliamente al 0,7% registrado por los norteamericanos.
Al margen de que habitualmente los datos de PIB norteamericanos son objeto de sustanciales revisiones al alza, las diferencias de ciclo son todavía importantes entre las dos áreas, e incluso sin tener en cuenta los estímulos fiscales que pretende la actual Administración, es difícil que los mercados se aventuren siquiera a modestos cambios en el diferencial de tipos de interés que descuentan entre euro y dólar para este año.
En consecuencia aún hay tiempo en Europa para la reflexión sobre lo interesante o no de tomar tipos fijos a más largo plazo, pero conforme vayan resolviéndose de modo favorable los sucesivos episodios electorales, la eurozona se aproximará de modo acelerado al inicio del cambio de ciclo en los tipos de corto plazo. Esto será tanto más fácil cuanto más débil se encuentre el euro, y por ahora y a pesar de su reciente repunte, poco puede argumentarse a favor de que consolide su recuperación. Apoyado ahora en su media móvil de 200 sesiones, habría de encontrar un límite en la zona de 1,10-1,11 a la espera de que “manos grandes” decidan que ha llegado el momento de venderlo de nuevo.


Elecciones en Francia

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Optimismo en la FED

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Turno para la FED

Tesoreria.com Actualidad Financiera

BCE mantiene los estímulos

Tesoreria.com Actualidad Financiera

El 'gran anuncio'

Tesoreria.com Actualidad Financiera

China, compromiso con las reformas


Un poco de respiro

Tesoreria.com Actualidad Financiera

El juego continúa

Tesoreria.com Actualidad Financiera
Lo contrafactual, término al que recurrimos cuando ante una disyuntiva que se aventura crítica, el resultado cae del lado previsto y nos perdona el escenario alternativo cuyas consecuencias imaginamos muy diferentes a las del acontecimiento fáctico. Con las encuestas bajo sospecha, es obligado desconfiar, y de ahí el alivio cuando lo factual coincide con lo previsto. El euro, que ya todo el mundo sabe que tiene un futuro que exige un enorme esfuerzo de compromiso político para sobrevivir, salva con el resultado de esta primera ronda presidencial francesa, una bola de partido y puede seguir jugando. Proyecto político inconcluso, la política tiene que consolidarlo o la política lo destruirá. Del mismo modo que sociedades democráticas avanzadas han llegado a aceptar, con aparente normalidad, la reaparición de la xenofobia organizada y de la demagogia populista como movimientos políticos con capacidad de alcanzar el gobierno, cada vez es más aceptado que el euro, único elemento que visualiza para los ciudadanos de toda condición el sueño de una Europa sin fronteras, es cada vez menos el tótem irreversible que durante un tiempo se consideró, para ser el elemento en el que seguir anclando ese sueño.
La eufórica respuesta del euro a unos resultados electorales “previstos” necesitaría para mantenerse un sostén que no acaba de aparecer.
Los ataques sobre el euro de los populismos radican en el conocimiento cierto de su vulnerabilidad, acentuada por la desconfianza alemana y por lo frágil del contrapeso francés, reiterado a lo largo de la historia del euro y en particular con ocasión de la estrecha victoria del “si” en el referéndum sobre el Tratado de Maastricht en 1992 y con la igualmente estrecha victoria del “no” que en mayo de 2005 enterró el proyecto de Constitución Europea. Nunca entendido desde los EE.UU. donde el concepto de Europa no logra arraigar, y no solo en las estrechas mentes de los neomercantilistas que habitan en la actual administración republicana, sino en las mentes supuestamente mejor amuebladas de economistas de derechas y de izquierdas que pueblan un universo intelectual norteamericano y que cuestionan el euro, incluso para llegar a considerarlo como una amenaza para el futuro de Europa. Es lo que defiende en su última obra el nobel Stiglizt, cuyos puntos de vista fueron enfrentados por el que fue Comisario Europeo de Competencia en un debate que tuvo lugar hace unos meses con ocasión de la presentación de la obra en Madrid y que sirvió para poner de manifiesto que las aparentes discrepancias no son tales si se deja espacio para que la voluntad política cierre las brechas que desde su creación acompañan al euro. La fatiga por el esfuerzo de cerrarlas es la amenaza para uno y la tarea pendiente para otro. Contando entre poco y nada con una Administración norteamericana que entiende el devenir del comercio internacional alejado de cualquier multilateralismo y centrado en un bilateralismo de corte mercantilista propio del siglo XIX y que considera los desequilibrios comerciales entre países como una anomalía grave a corregir, el futuro del euro es algo exclusivamente europeo, y ha de ser la política europea la que lo salve o la que lo entierre. Está todavía lejos de sostenerse por sí sola la moneda europea, que se juega todo en estas elecciones presidenciales francesas.
Llegarán después otras citas electorales, Italia, Alemania,… pero es Francia el contrapeso a una posición alemana remisa a aprovechar su enorme superávit por cuenta corriente para adoptar el papel de gran locomotora de la demanda agregada de la eurozona, condenado las expectativas de una parte importante de la población europea que se aleja a una velocidad preocupante de las posiciones políticas que han sido la base del progreso europeo que siguió a la IIGM. Salvada esta bola de partido, lo celebrará el euro, pero el juego continúa.

Primera vuelta en Francia

Tesoreria.com Actualidad Financiera
El domingo Francia celebra la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Las encuestas muestran que el resultado de la primera vuelta sigue siendo incierto y con escasa diferencia entre los principales candidatos. El alto nivel de indecisión entre los votantes y la abstención, que según las encuestas se sitúa en el 28%, son factores que aumentan la incertidumbre sobre el resultado, por lo que cabe lugar a que se produzca alguna sorpresa. Los mercados están pendientes del resultado dado que dos de los principales candidatos se han mostrado contrarios a la Unión Europea y al euro. Este posicionamiento es defendido tanto por Marine Le Pen del partido de ultraderecha Frente Nacional como por Jean-Luc Mélenchon líder de Francia Insumisa, partido de ultraizquierda. Por el contrario, los candidatos Fillon, del partido conservador, Hamon, del partido socialista y Macron, que durante dos años fue ministro de Economía en el Gobierno de François Hollande, y que lidera un movimiento independiente, están a favor de mantenerse en la UE con un respeto total a las reglas de la Unión Europea, siendo todos ellos partidarios acérrimos de la moneda única y de un posicionamiento más proactivo de Francia en el seno comunitario. En función de las encuestas, Macron parece ser el mejor posicionado junto con Le Pen para pasar a la segunda vuelta del 7 de mayo, en las que las encuestas dan a Macron el 54% de los votos.

Advertencia del FMI a EEUU

Tener mayor respaldo

Por OMEGA IGF

Tesoreria.com Actualidad Financiera
El anuncio de convocatoria de elecciones anticipadas en el Reino Unido ha supuesto una sorpresa tanto en el aspecto político como económico. La primera ministra dijo que aunque el Gobierno cuenta con el plan adecuado para negociar los términos de la salida del país de la Unión Europea, considera que es necesario ganar respaldo político interno para afrontar a partir de junio las negociaciones con la UE.
La convocatoria se produce apenas 20 días después de la invocación del artículo 50 del Tratado de Lisboa que activó de forma oficial el proceso de salida de la UE. La primera ministra trata de rentabilizar el liderazgo de los sondeos de opinión que le dan una victoria por amplia mayoría. En las encuestas el Partido Conservador está 20 puntos por delante del principal partido de la oposición, el Partido Laborista. Actualmente el Partido Conservador tiene una mayoría de 330 diputados sobre un total de 650 escaños y aventaja al partido laborista en 101 diputados.
La primera ministra, busca lograr el respaldo de las urnas, ya que fue elegida en julio de 2016 por los miembros de su propio partido tras la dimisión de David Cameron como consecuencia del resultado del referéndum sobre el “Brexit”. Mañana el Parlamento tendrá que aprobar la convocatoria de elecciones y para ello se precisa contar con el respaldo de al menos dos tercios del Parlamento. Los laboristas dijeron que votarán a favor de la convocatoria, lo que significa que debería ser aprobado.

Buscando la seguridad

Riesgos geopolíticos


Tesoreria.com Actualidad Financiera
Tras señalar el lunes la Presidenta de la Fed que planea subir de forma gradual los tipos de interés, ayer el Presidente de la Fed de San Francisco se mostraba a favor de tres o cuatro subidas de tipos este año y que a finales de año la Fed comenzase a reducir su balance. El argumento es que con una tasa de desempleo del 4,5%, la economía ya ha excedido lo que considera pleno empleo. Estas declaraciones además de mostrar un perfil más alcista que lo mostrado por la Presidenta en Michigan, contrastan con las más cautas del Presidente de la Fed de St. Louis que el lunes se mostraba a favor de una subida adicional de tipos este año, aunque si coincide en que se debe comenzar a reducir la hoja de balance. Diferentes posiciones en cuanto a las subidas de tipos, pero coincidencia en cuanto a reducir la hoja de balance, aspecto sobre el que cada vez parece haber más unanimidad. El debate seguirá abierto con la vista puesta en la próxima reunión de la Fed del 3 de mayo para ver si los miembros del Comité han cambiado o no su posicionamiento con respecto a la política monetaria. En cuanto a los datos económicos, las principales referencias de ayer estuvieron puestas en los datos de febrero de producción industrial de la zona euro que registraron un descenso de un -0,3% y en mejora de la confianza de los inversores alemanes de abril, mes en el que registró una subida hasta máximos de agosto de 2015.

Crecimiento saludable

Tesoreria.com Actualidad Financiera
Después de que el informe de empleo estadounidense publicado el pasado viernes fuese peor de lo esperado, el mercado tenía puesta toda la atención en el discurso que ayer daba la presidenta de la Fed en la Universidad de Michigan para ver si tras el dato de empleo se reducían las apuestas de que la Fed pudiese acelerar el ritmo de su ajuste monetario en los próximos meses. Lo cierto es que Yellen no dijo nada nuevo ni aportó nuevas pistas, argumentando que la Reserva Federal planea subir gradualmente los tipos de interés para mantener un crecimiento saludable sin dejar que la economía se sobrecaliente. Unas horas antes, las declaraciones del presidente de la Fed de St. Louis eran más concisas y apuntaban en la misma línea que ya indicaban las actas de la última reunión de la Fed publicadas la semana pasada, al señalar que la Reserva Federal podría empezar a reducir su enorme hoja de balance en algún momento de este año, lo que podría hacer menos necesario elevar el tipo de interés oficial de los fondos federales. El presidente de la Fed de St. Louis, que es considerado por los inversores como una autoridad cauta, afirmó que es partidario de una sola subida de tipos más este año. Mientras tanto, un responsable de la administración declaraba ayer que el presidente Trump está considerando un decreto para iniciar una investigación comercial que podría llevar a aplicar aranceles suplementarios en ciertas categorías de productos, sin especificar qué tipo de productos.

De alas cortas

Tesoreria.com Actualidad Financiera
Al mismo tiempo que el Presidente norteamericano coloca de nuevo sobre la mesa de los analistas la incertidumbre de las actuaciones militares, la Reserva Federal devuelve la QE a la mesa para cuestionarse acerca de cómo conducirá el proceso de reducción de su balance, cuadriplicado a consecuencia de las compras de títulos efectuadas durante el periodo de política monetaria ultra expansiva. Dicho sea de paso, el Presidente de la Reserva Federal de Richmond y miembro del FOMC, dimitía esta semana como resultado de la investigación por la filtración, con una antelación de 24 horas a una firma privada, de las actas del comité de la FED de Octubre de 2012 en las que revelaba que estaba a punto de incrementar la compra de títulos del Tesoro y que se preparaba para anunciar que no incrementaría los tipos de interés hasta que el desempleo cayese del 6.5%.
EE.UU.: La menor creación de empleo desde Mayo 2016 preludia un PIB más moderado en el primer trimestre.
La reacción de los mercados a lo que la Administración norteamericana calificó como una respuesta aislada -“one-off strike”-, fue del tipo de las que se califican como “fly to safety” caracterizadas por la compra de yen, oro, petróleo y de títulos gubernamentales de alta calificación crediticia. El dólar cedía ligeramente para recuperar todo lo cedido -y más- al final de la sesión, poniendo de manifiesto la cada vez mayor capacidad de rápida adaptación de los mercados a las tensiones geopolíticas. El despliegue naval que los norteamericanos están llevando a cabo en aguas de la península de Corea es el siguiente episodio de una política exterior que aunque en apariencia “imprevisible”, no lo es tanto si nos atenemos al reiterado anuncio del fin de la “política de paciencia estratégica” de la anterior Administración.
Más complejo es el análisis de la respuesta de los mercados a la sugerencia de la Reserva Federal de que podría comenzar este mismo año la reducción de su balance. De cuándo y cómo lleve a cabo esta última fase del proceso de “normalización” de la política monetaria, los mercados pretenderán deducir la lectura que la FED hace de la marcha de la economía y la velocidad de reajuste de los tipos de interés de corto plazo. Hasta ahora, el final de las compras de títulos dio paso a su mantenimiento mediante la reinversión en títulos similares a su vencimiento, y lo que ahora se discute es el modo en el que se pone fin a ese proceso de reinversión que implicaría la reducción del balance. Como es natural, la desaparición de un gran comprador del mercado de renta fija tiene un gran potencial de incidir en los precios, y es esa incidencia la que la FED quiere controlar. En un extremo se sitúan aquellos que creen que ha de anunciarse anticipadamente una gradual reducción, de manera que al tiempo que se reinvierte una parte, se reduce el saldo, y en el otro están quienes defienden la cancelación de toda reinversión. Optar entre una y otra tiene implicaciones en la ejecución de la política de subida de tipos de corto plazo. Tanto como para ralentizar el proceso de su elevación gradual programado para 2017. Aunque la FED se refiere a que habrá de ser la marcha de la economía el factor determinante, la confusión que genera la Administración en cuanto a su política fiscal es elemento crítico.
Cada vez es mayor la influencia de aquellos que defienden que no podrá ser hasta 2018 cuando pueda contarse con un significativo estímulo fiscal lo que junto a la moderación que algunos indicadores muestran de la marcha de la economía, puede efectivamente obligar a la FED a moderar el “ajuste gradual”. El dato de empleo del viernes fue peor de lo previsto, pero siguen subiendo los salarios y reduciéndose la tasa. Eso dio alas al dólar para volar hacia los 1.05. Pero habrían de ser alas cortas.

Draghi: "La política es la apropiada"

El presidente de BCE señaló ayer en una conferencia de prensa organizada por la Universidad Goethe en Frankfurt que “la entidad mantendrá el programa de compra de deuda pública y privada de la zona euro hasta finales de año o más allá en caso necesario”. Desde abril el BCE ha comenzado a reducir el volumen de deuda pública y privada que compra hasta 60.000 millones de euros, 20.000 millones de euros menos de lo que ha adquirido durante el último año. Draghi defendió que la política monetaria de la entidad “es apropiada” y que “los tipos de interés seguirán en el nivel actual o más bajos durante un periodo de tiempo extenso”. Con estas palabras el presidente del BCE ha respondido a las especulaciones sobre la retirada anticipada de estímulos monetarios en el corto plazo asegurando que no aprecia ninguna razón para cambiar las directrices sobre la política monetaria. Insiste, al igual que hizo tras la última reunión del BCE, que “mantendrán la línea de actuación hasta que vea un ajuste sostenido en el ritmo de inflación consistente con el objetivo de BCE”, que se sitúa en niveles cercanos al 2%. Las actas de la reunión del BCE del 9 de marzo que se publicaron ayer, señalan que no se puede tener certeza suficiente de que la inflación convergerá hacia el objetivo y que la inflación subyacente, que descuenta los elementos más volátiles como la energía y los alimentos, no muestra un repunte convincente, debido en gran parte al bajo ritmo de crecimiento de los salarios.

Reunión de Trump y Xi Jinping

Tesoreria.com Actualidad Financiera
El comienzo de la semana ha sido de bastante estabilidad en los mercados, con la vista puesta en la reunión que el jueves y el viernes mantendrá Trump con su homólogo chinoXi Jinping. Corea del Norte será el principal escollo en la reunión. El propio presidente estadounidense ha reconocido que será una entrevista “muy difícil, según ha expresado en uno de sus habituales tuits. A este respecto, en una entrevista con el diario Financial Times, Trump estableció un vínculo entre un posible pacto comercial con China y la colaboración respecto a Corea del Norte. "El comercio es un incentivo, todo gira en torno al comercio. Si nos ayudan con Corea del Norte supondrá un beneficio para China y si no lo hacen, nadie se beneficiará", aseveró. Además de la inquietud frente a esta reunión, a los mercados les sigue preocupando la capacidad de Trump para cumplir sus promesas. Precisamente ayer prometió reducir la burocracia para acelerar la aprobación de proyectos de infraestructura y dijo que su reforma para modernizar carreteras, túneles y puentes, una de las promesas de su campaña electoral, podría suponer un gasto de más de un billón de dólares. El anuncio lo hizo durante una reunión en la Casa Blanca con 50 presidentes ejecutivos y otros líderes empresariales y, como viene siendo habitual en sus promesas, Trump no dio detalles sobre la cifra.

Mejores previsiones para España

Tesoreria.com Actualidad Financiera
Los pronósticos para la economía española mejoran. Después de que el pasado viernes la agencia de calificación crediticia S&P ratificase la nota de solvencia BBB+para la deuda soberana a largo plazo de España y mejorase su perspectiva a “positiva” desde “estable, ayer el Banco de España publicaba unas previsiones macroeconómicas mucho más positivas que las del Gobierno, ya que estima que la economía española crecerá más y creará más empleo de lo previsto por el ejecutivo. Después de que el Ejecutivo aprobase el viernes su borrador presupuestario de 2017, el Banco de España estima que el PIB del primer trimestre podría haber crecido a un ritmo del 0,8% intertrimestral. Ante un comportamiento mejor de lo esperado en el consumo, el banco central acerca sus proyecciones al consenso de mercado y estima que 2017 podría cerrarse con un PIB del 2,8%, tres décimas más de lo proyectado en diciembre y de la previsión oficial del Ejecutivo. Para 2018 y 2019, las proyecciones de la entidad mejoran dos y una décima hasta el 2,3% y 2,1%, respectivamente. “La recuperación continúa apoyándose en la fortaleza del empleo, que sigue favoreciendo el dinamismo de la demanda interna", señala la entidad en su informe. La contribución del saldo neto exterior al crecimiento del PIB seguiría siendo positiva, en un contexto de fortalecimiento de la economía global y los mercados exteriores. En cuanto al paro, el Banco de España también mejora sus previsiones de creación de empleo, proyectando tasas de paro en términos EPA del 16,7% a finales de 2017, 15,4% a finales de 2018 y 13,9% a finales de 2019.


Soplar y sorber

Tesoreria.com Actualidad Financiera

El presidente norteamericano firmaba esta semana dos órdenes ejecutivas relacionadas con el comercio. La más importante está destinada a analizar las causas del déficit comercial con una lista de 16 países, encabezados por China, Japón, Alemania y México. El estudio, que ha de ser completado en 90 días, será la fuente de argumentos en los que se basará la apertura de negociaciones comerciales y la revisión de tratados como el NAFTA. Los máximos responsables del comercio estadounidense han querido destacar que no habrá que esperar al final del estudio para iniciar actuaciones. La segunda orden se refiere a reforzar la aplicación de medidas antidumping y otro tipo de medidas compensatorias. Tras el fracaso de su iniciativa sobre la reforma sanitaria, estas órdenes ponen en marcha uno de los puntos principales de su estrategia política: la revisión de todos los aspectos relacionados con el comercio internacional.
Destituido por sorpresa el ministro de finanzas: El rand pierde en la semana un 7,9% frente al dólar.
Coincide esto con el final del primer trimestre, en el que los mercados han registrado un balance favorable que visto a través del FTSE All World Index, registra una mejora del 6,4%, el mejor inicio desde 2012. Difícil relacionar este balance con el trimestre que lanza el Brexit, el primero de la proteccionista administración norteamericana y con el que certifica, si hemos de creer a los líderes de las cuatro mayores economías de la eurozona, la Europa a varias velocidades. Por si no fuera suficiente, han subido los tipos de interés en EE.UU. y por paradójico que pueda resultar, el Presidente del BCE ha dejado caer algo que tiene todos los visos de convertirse en real y que consiste en el aparente imposible de soplar y sorber a la vez. Sería como muy pronto a final de este año, y consistiría en comenzar el proceso de normalización de los tipos de interés mientras se mantiene el programa de compra de activos. Aparentemente el proceso normal sería desandar lo andado y suspender el programa de compras antes de iniciar el alza, pero en este caso parece que el BCE va a preferir mantener la tranquilidad en el mercado de bonos, que es en el que se endeudan grandes corporaciones y gobiernos, y ayudar a los bancos a mejorar su rentabilidad a través del alza de los tipos de corto plazo. De paso obtiene munición por si es preciso reaccionar a cualquier shock que obligue a un recorte brusco. La normalización, algo que se demanda cada vez más insistentemente desde distintos organismos, en particular desde el BIS presidido por Jaime Caruana al que no es difícil escuchar en España reclamando esa normalización por ser ya mayores los costes que los hipotéticos beneficios, tiene sin embargo algunas excepciones notables. Noruega y otros cuatro emergentes como Brasil, Rusia, Chile y Corea están entre los que probablemente su próximo movimiento sea el de recortar tipos.
Al margen de estos, el grueso del debate está en cuando y, sobre todo, cuanto subirán los tipos de interés, que no será mucho.
Pero si a pesar de esto, los mercados cierran un buen primer trimestre, habrá que concluir que quizá como aquellos demógrafos que en los 70 pronosticaban desastres mundiales relacionados con la sobrepoblación y la falta de alimentos, los que ahora tememos la inaudita normalización de asuntos impensables hace bien poco tiempo como es la aceptación de una UE a dos o más velocidades, estamos también en el error, y lejos de ser el germen de la descomposición del euro, resulte ser el único camino a su salvación. Claro que, al menos, los optimistas habrán de reconocer que abre la puerta a que algunos, quieran o no, hayan de abandonarlo. De eso no ha habido este trimestre nada cotizado en los mercados. El alza de esta semana del dólar responde básicamente al ajuste de expectativas de tipos.

Debate interno en el BCE


Tesoreria.com Actualidad Financiera
Con el debate abierto sobre si el BCE debe o no reducir el programa de estímulos monetarios, varios de sus miembros dijeron ayer que el BCE debe seguir con su política actual ya que aunque el crecimiento económico está ganando impulso, la inflación sigue sin acelerarse de forma significativa. Los críticos señalan que la inflación se encuentra en máximos de los últimos cuatro años y piden al BCE que comience a reducir las medidas de estímulo, incluido el programa de compra de activos. El economista jefe del BCE dijo que “aún no estamos lo suficientemente confiados en que la inflación convergerá a niveles consistentes con nuestro objetivo de manera duradera". El gobernador del banco central de Austria abogó por mantener la política actual e indicó que “la estrategia para 2017 ya fue establecida casi en su totalidad y desde mi punto de vista no hay razón para abandonarla. El gobernador del banco central de Finlandia expresó igualmente su apoyo a la actual política del BCE. Por el lado contrario, el gobernador del banco central holandés, que se ha opuesto a la mayoría de medidas de alivio del BCE, dijo que "solo si la economía va mejor de lo que esperamos ahora en nuestras estimaciones podríamos analizar empezar a disminuir los planes de compras de activos". La próxima reunión del BCE será el 27 de abril, antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas y esto puede hacer que el BCE muestre un tono de cautela.

Carta desde 10 Downing Street

Formación frente al desempleo

Tesoreria.com Actualidad Financiera
Han pasado dos semanas desde que la Reserva Federal subió los tipos de interés desde el 0,75% al 1,00%. Desde entonces las declaraciones de los máximos responsables de la política monetaria de Estados Unidos han sido mínimas. Ayer la presidenta de la Fed en una conferencia en Washington sobre el desarrollo del mercado de trabajo, tampoco hizo referencia ni a la política monetaria ni a las perspectivas económicas. Su discurso se centró en el sistema educativo y en el mercado de trabajo. Señaló que las inversiones en educación y capacitación son claves para hacer frente al persistente alto desempleo que se registra entre las comunidades de bajos ingresos y minorías. Actualmente la tasa de desempleo en Estados Unidos es del 4,7%, nivel que muchos funcionarios de la Fed consideran pleno empleo. Sin embargo esta cifra enmascara diferencias en función de niveles económicos y grupos sociales. Entre los grupos con nivel de ingresos bajos o medios, la tasa promedio de desempleo ente 2011 y 2015 se situó en el 13% frente al 7,3% de promedio que se registró entre las comunidades de ingresos más altos. En relación a grupos sociales, los formados por minorías el porcentaje de desempleo se situó en el 14,3% durante el mismo período. La Reserva Federal ha reiterado repetidamente que una de las barreras para la creación de empleo y el crecimiento es la falta de educación y capacitación apropiadas, y las palabras de ayer la presidenta son un mensaje a la nueva administración.

Preparando el Brexit

Tesoreria.com Actualidad Financiera

Mañana está previsto que el Gobierno británico comunique formalmente a la UE la decisión activar el proceso de salida de la Unión Europea y su disponibilidad para comenzar las negociaciones. Aunque todavía es muy prematuro para conocer cómo puede ser el proceso negociador, ayer el Banco de Inglaterra a través del Comité de Política Financiera señaló los bancos británicos necesitan prepararse para una serie de escenarios potenciales y para evitar cambios repentinos del crédito. Por ello, el Banco de Inglaterra señala que ha puesto en marcha una revisión de los estándares de créditos al consumo ya que aunque el crédito al consumo no garantizado no es una gran parte de la actividad de los bancos británicos, podría suponer fuertes pérdidas a las entidades financieras. El BoE también está pidiendo a los bancos británicos que preparen planes de actuación para evitar que sus clientes en el continente europeo se queden aislados financieramente después del Brexit. A las entidades financieras les preocupa que el Reino Unido no asegure un acceso libre y continuado al mercado único de la UE, y por ello algunas entidades han señalado que planean fortalecer su presencia en el continente. El Banco de Inglaterra dijo que la banca tendrá que presentar sus planes de contingencia para asegurar a los reguladores que están preparados.

No hay por qué alarmar



Tesoreria.com Actualidad Financiera
Echar la vista atrás para ver lo que está ocurriendo en los mercados financieros estos últimos días, no encaja demasiado bien con lo que se lee en los últimos informes de pronóstico, ya sea de los departamentos de análisis de los bancos y más aún de las instituciones multilaterales, siempre con más retraso en sus análisis. Mientras que los informes dejan la sensación de que las cosas van razonablemente bien, pronosticando para la economía mundial un 2017 mejor que el año anterior, en los mercados financieros, más atentos a disparar sobre todo aquello que se mueve, es más el dinero que sale de la mesa, que el dinero nuevo. El norteamericano índice Russell 2000 que refleja la evolución de cotizaciones de las compañías de pequeña y mediana capitalización menos expuestas a los vaivenes de la economía internacional y más dependientes del mercado doméstico, ha perdido un 4,3% desde que empezó el mes de marzo, mientras que el más amplio S&P 500 además de encadenar cinco días de descenso en las últimas seis sesiones, pierde un 2,3% desde sus máximos del 1 de marzo. Lo demás va en consonancia. Los inversores protagonizan la mayor retirada semanal de fondos que invierten en bolsa norteamericana desde la semana siguiente al referéndum británico, dirigiendo su dinero hacia sectores más defensivos, al tiempo que las emisiones de bonos corporativos entran en periodo de espera, pretendiendo los emisores aguardar mejores momentos para no pagar el plus que exige la mayor volatilidad actual.
El jueves se cerró probablemente la “barra libre” de liquidez a largo plazo del BCE. La escasa variación del saldo de crédito (2010-2017) a empresas y familias no justifica su continuidad.
No tiene por objeto este relato alarmar, porque el modo en el que están los inversores es más el de quien espera a comprar barato después de haberse llevado a la boca lo ganado tras las elecciones en EE.UU., que el de quien reacciona con miedo a lo que vendrá. Al margen de China, que ya asustó considerablemente hace un año y cuya principal debilidad radica en una posible explosión de la burbuja de crédito, -en particular del concedido por bancos públicos a empresas públicas-, el año transcurre con la atención centrada en analizar las consecuencias del Brexit, en los avatares de la política doméstica norteamericana para concluir acerca del poder real del Presidente de cumplir lo prometido –más aún tras el fiasco de la reforma del Obamacare- y distraídos con la política europea, ahora centrada en celebrar el 60 aniversario del Tratado de Roma. Por el camino, los bancos van anunciado a cuentagotas el ajuste de sus pronósticos sobre el euro/dólar para advertir que ya no ven que el par entre ambas divisas alcance la relación 1:1. El último ha sido Barclays, que se suma a los anuncios de Deutsche Bank y Citigroup de los últimos días. Pero tampoco eso implica necesariamente que sea una renuncia definitiva, como de hecho alguno de ellos refiere en su nota. Las revisiones de pronósticos son constantes y alguno de los grandes bancos de inversión ha hecho de estas revisiones un verdadero arte con vocación de inducir a pensar al lector que es quien con más acierto pronostica. Con mucho menos pudor, alguna de las fintech que negocian con divisa, directamente refieren a quien quiera comprarles la mercancía, que su ratio de acierto en el pronóstico es sustancialmente mayor que el del resto del mundo.
En fin… Un apunte para terminar. Cuando gran parte de los pronósticos de divisas tienen la referencia más importante en lo que hará o dejará de hacer la Reserva Federal, tenemos el convencimiento creciente de que el BCE no esperará a subir los tipos de interés a que finalice su programa de compras de bonos (QE). Además de las evidentes, eso tiene importantes implicaciones. La fundamental es la de reforzar el sistema financiero, pero servirá también para mantener plana la curva de tipos durante más tiempo y de paso, ayudará al euro.

Ajustes fiscales en Brasil

El Gobierno de Brasil redujo el miércoles de la estimación de crecimiento económico para 2017 al 0,5% frente al 1,0% anterior. Para 2018 pronostica un crecimiento del 2,5%. En 2016 la economía se contrajo un 3,6% y en 2015 la contracción fue del 3,8%. El Gobierno señala que para cumplir con el objetivo de crecimiento en 2017 y 2018 va a ser necesario un recorte en los gastos y aumentos en los impuestos. Los anuncios no se hicieron esperar y ayer el Gobierno anunció un fuerte recorte del gasto por 58.200 millones de reales (18.840 millones de dólares) para 2017, para poder cumplir con el objetivo de déficit fiscal. En los últimos días, el ministro de Hacienda ha declarado que el Gobierno no quiere subir los impuestos pero que lo hará si es necesario. Entre las posibles subidas de impuestos se baraja un aumento en los tributos de las gasolinas y en los Impuestos sobre Operaciones Financieras, y que según uno de los líderes del Senado, no exigiría de aprobación parlamentaria. En cuanto a la inflación el Gobierno redujo los pronósticos de 2017 al 4,3% desde el 4,7% anterior, situándolo por debajo del objetivo del Banco Central del Brasil que está en el 4,5%. Los últimos datos de inflación muestran que hasta mediados de marzo se sigue desacelerando y encaminada hacia el objetivo del 4,5%, lo que podría favorecer nuevos recortes de tipos de interés, actualmente en el 12,25% por parte del Banco Central.

Los mercados empiezan a dudar

Tesoreria.com Actualidad Financiera
La caída de las acciones estadounidenses en las últimas jornadas es una señal de que en los mercados financieros empiezan a pesar cada vez más las dudas sobre la capacidad del presidente estadounidense para poner en marcha las reformas anunciadas. Ello hace que los mercados sean más vulnerables a la corrección que se viene esperando desde hace tiempo, teniendo en cuenta que el S&P 500, que está en su segunda racha alcista más larga de la historia, ha subido un 10% desde las elecciones del 8 de noviembre por las expectativas que crearon los anuncios de crecimiento de Trump. El nerviosismo también se refleja en los bonos del Tesoro, cuya rentabilidad bajaba ayer a mínimos de tres semanas. Hoy se espera que se vote el proyecto de ley de salud, poniendo a prueba si el Gobierno del Trump y los líderes republicanos son capaces de sacar adelante una ley. Caso de aprobarse, aumentarían las expectativas de que los proyectos de reducción de impuestos, desregulación y gastos de infraestructuras puedan llegar a ponerse en marcha. Mientras tanto, aquí en Europa, la política sigue centrando la atención. El euro celebra las menores expectativas de vuelco electoral en Francia que se unen a los resultados de las elecciones en Holanda. También, según un sondeo publicado ayer los conservadores de la canciller alemana han ampliado su ventaja sobre sus rivales socialdemócratas, seis meses antes de la celebración de unas elecciones que se prevén reñidas.

Cuenta atrás para el Brexit

Tesoreria.com Actualidad Financiera
El próximo miércoles está previsto que el Gobierno británico active el inicio del proceso de salida de la UE, invocando el artículo 50 del Tratado de Lisboa. Ayer fuentes de la UE en Bruselas anunciaron que los líderes de los 27 países restantes de la Unión Europea se reunirán el 29 de abril para acordar sus líneas de negociación para las conversaciones sobre el proceso de salida del Reino Unido, y que esta reunión es un paso obligado antes de que comiencen las negociaciones formales entre Reino Unido y la UE. La primera ministra británica dijo ayer a sus ministros que la carta por la que se comunica al resto de los socios europeos la decisión de abandonar la UE “será uno de los documentos más importantes en la historia reciente de nuestro país y empezará a cumplir con el resultado del referendo y a establecer el tono para nuestra relación con Europa y el mundo", y también determinará el proceso de negociaciones de dos años con la UE. Un informe del Parlamento Europeo presentado también ayer dice que los derechos como la libre circulación de personas y bienes o el del trabajo no deben considerarse para los británicos “derechos adquiridos”, y por ello se extinguirán una vez se materialice el Brexit. Las relaciones comerciales y económicas posteriores entre ambas partes dependerán, al igual que en otros muchos aspectos, de los acuerdos a los que lleguen ambas partes, y por parte de la UE, la línea de las negociaciones se establecerá a finales de abril.

Diferencias en definir proteccionismo


Tesoreria.com Actualidad Financiera
La tradicional condena al proteccionismo que el G20 solía expresar después de cada cumbre se ha sustituido por una referencia a la necesidad de fortalecer la contribución del comercio a la economía. Se trata tan sólo de unas palabras, pero el hecho de que no aparezcan en el comunicado del G20 tras su reunión del pasado fin de semana, es muy significativo y pone en evidencia que en este pulso ha ganado la administración estadounidense, mostrando que no hubo un acuerdo de consenso que apoyara el libre comercio. En su reunión del año pasado en China, los líderes financieros del G20 se habían comprometido a resistir todas las formas de proteccionismo. El ministro de finanzas alemán explicaba por qué en el texto final no hubo un rechazo abierto al proteccionismo, señalando que “no es que no estuviéramos unidos. Es totalmente indiscutible que estamos contra el proteccionismo. Pero no está muy claro qué implica para cada uno”. Mientras tanto, y a la espera de ver si en la próxima reunión desaparecen las diferencias en definir el proteccionismo, el gobierno de China ha estado buscando consejo de sus 'think-tanks' y asesores políticos sobre cómo contrarrestar posibles sanciones comerciales por parte de Estados Unidos, preparándose para lo peor, incluso mientras esperan negociaciones comerciales. Los asesores creen que es más probable que el gobierno de Trump imponga aranceles más altos en sectores específicos en los que China tiene un gran superávit con Estados Unidos, como el acero y los muebles. China podría responder con acciones tales como encontrar proveedores alternativos de productos agrícolas o maquinaria y bienes manufacturados, reduciendo al mismo tiempo sus exportaciones de productos básicos de consumo.

China trata de contener el crecimiento de la deuda


El día de la FED



Tesoreria.com Actualidad Financiera
Ayer la OCDE en la presentación en Madrid del informe "Estudios Económicos de la OCDE: España 2017" publicó sus proyecciones para la economía española, destacando las reformas de los últimos años y la “sólida recuperación” con un crecimiento medio del 2,5% en los tres últimos años. La OCDE advierte sobre “los riesgos de un gobierno en minoría que puede tener dificultades para legislar reformas adicionales de calado necesarias para impulsar el crecimiento de manera sostenible”. La OCDE elevó las previsiones de crecimiento del PIB para 2017 hasta el 2,5%, dos décimas más que lo pronosticado en otoño. La OCDE destaca los dos principales desequilibrios de la economía española, el déficit público y el desempleo. Con respecto a este último, estima una reducción de la tasa de paro hasta el 17,5%, frente al 17,7% pronosticado en otoño. Estas previsiones están en línea con las del Gobierno, que espera un crecimiento del 2,5% y un desempleo del 17,6%. Con respecto al déficit público señala que es indispensable cumplir con los objetivos y apunta que ve poco margen desde el punto de vista fiscal por lo que sería necesario combinar una gestión fiscal "prudente" con reformas de la estructura tributaria que ayudan a aumentar el crecimiento a largo plazo. En cuanto al empleo, valora los resultados de la reforma laboral y la mejora del mercado de trabajo, aunque advierte sobre una temporalidad todavía muy elevada, déficit en la formación y un elevado volumen de empleos de baja remuneración.

Pendientes de Holanda y de la FED


Tesoreria.com Actualidad Financiera

Elecciones y reuniones de bancos centrales marcan la agenda de esta semana. Mañana se celebran elecciones en Holanda, las primeras en un año en el que habrá también elecciones en Francia y Alemania. Holanda se va a convertir en el barómetro del populismo en Europa, tras el Brexit y la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. Una victoria del líder del ultraderechista Partido de la Libertad (PVV), aunque es improbable que pudiese formar gobierno, revolucionaría el panorama político holandés y afectaría al europeo. Cuando este viernes, la canciller alemana se reúna con el presidente estadounidense podrán comentar los resultados de estas elecciones. La reunión estaba prevista para hoy, pero la tormenta que afecta al noreste de Estados Unidos ha hecho conveniente posponer el encuentro, según comunicó ayer el portavoz de la Casa Blanca. Quienes sí se reunirán hoy y mañana son los miembros del FOMC de la Reserva Federal. La subida de tipos de interés está descontada por el mercado. La incertidumbre está en si el organismo apuntará a un enfoque más estricto sobre los tipos de interés. Descontada la subida, la preocupación es saber si al mismo tiempo dejará abierta la puerta para aplicar más subidas además de las tres que ya se esperan para este año. Cualquier señal en este sentido sería un golpe para los mercados emergentes y sus divisas. Además de la Reserva Federal, esta semana se reúnen el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra.

Atención a lo que se dice

Tesoreria.com Actualidad Financiera
Los meses en el mercado de divisas empiezan en verdad el primer viernes de cada mes. Es la fecha en la que regularmente se publica el informe de empleo norteamericano que, al ser el primer indicador real del mes recién terminado, marca la pauta del comportamiento de los mercados a lo largo de las siguientes cuatro semanas. El último informe se publicó este viernes y aparentemente todo fue bien. Se crearon más empleos de lo previsto, (235.000), la tasa de desempleo se redujo al 4,7% (desde 4,8%) y el crecimiento de salarios recuperó en tasa interanual el 2,8% desde el 2,6% de enero. Ya no hay obstáculos en el camino para que esta semana tenga lugar la primera subida de tipos en EE.UU. de este año y la tercera desde el cambio de ciclo en la política monetaria. ¿Supondrá esto que se darán en 2017 más alzas de las tres que el mercado tiene descontadas? ¿Se verá alterado como consecuencia el actual consenso y los mercados se ajustarán en valoración? ¿Será este ajuste de expectativas el que finalmente arrastre la relación dólar/euro a la paridad? Desde luego es el argumento más importante entre los defensores de ese pronóstico. Un destacado jugador como Goldman Sachs, apoya su pronóstico en un alza de tipos en EE.UU. mayor de lo que el mercado descuenta (100 puntos más), e ilustra esa previsión con un clásico en el pronóstico de la evolución del dólar como es la correlación entre su cotización y el diferencial del bono a dos años con el alemán. A pesar de todo y para sorpresa de muchos, el dólar se depreció con intensidad imprevista tras la publicación del informe, superando incluso el nivel 1,0640 que establecía una barrera de cierta importancia para los analistas técnicos. Nada que vaya a cambiar su curso de forma dramática, salvo que, como el mismo Goldman Sachs argumenta, las elecciones francesas las gane el candidato “outsider” Macrón, en cuyo caso la relación euro/dólar podría moverse al rango 1,10-1,20. ¿Elegirán los franceses entre Macrón (1,20) y Le Pen (0,95)?
La correlación entre el diferencial del bono a dos años y el valor del dólar ha abierto una brecha que la apreciación del dólar ha de cerrar, según Goldman Sachs
No son más que pronósticos, pero la sorprendente reacción del dólar al informe de empleo, si no es corregida por un más que descontado alza de tipos de interés hasta el 1% el miércoles, va a añadir más inquietud a la que ya había en las filas de los dólar alcistas. Es muy posible que la brecha de desconfianza haya sido ensanchada tras la reunión del BCE del jueves, después de la cual empiezan a cobrar protagonismo las apuestas sobre la primera alza de tipos de interés en la eurozona. Y es que las expectativas se han disparado considerablemente y las probabilidades de un alza de tipos de interés en la eurozona en diciembre de este año, que apenas eran del 10% hace unos días, pasaban a más del 50% tras la rueda de prensa del Presidente del BCE. Su discurso tuvo toda la apariencia de ser el primero con ánimo de inducir un giro gradual en las expectativas del mercado hacia un alza de tipos. ¿Será este cambio causa de un ajuste en las valoraciones bursátiles de los mercados europeos? Y es que las palabras importan. Al menos para aquellos que utilizan algoritmos basados en ellas para decidir.
Lo hacen los quantos que trabajan en QIS (Quantitative Investment Strategies), el área de Goldman Sachs dedicada a este tipo de inversión y que asiste a un renacer. La técnica de Inteligencia Artificial se llama “natural lenguage processing” y gana dinero simplemente analizando el lenguaje de los analistas que asisten a las presentaciones de resultados. ¿Cuantos quantos no estarán analizando lo que se hace, se escribe o se dice para ganar dinero? Imagine el partido que sacarán de lo que dice el Presidente del BCE. ¿Acaso no cabe que hasta sirva para que un algoritmo cambie las estrategias sobre el euro/dólar? Cuidado, puede que alguna IA le esté registrando, WikiLeaks dixit.


BCE: los riesgos son menores

Tesoreria.com Actualidad Financiera
Conforme a lo previsto, ayer el BCE mantuvo sin cambios los tipos de interés de referencia en el 0% en un momento de incertidumbre política en Europa y en el que la inflación ha repuntado hasta el 2% en la zona euro. Al igual que en la últimas reuniones, la atención estaba centrada en la rueda de prensa del presidente y a al turno de preguntas. En cuanto al repunte de la inflación, el BCE señala que esta subida es de carácter transitorio y que ya no hay riesgo de deflación en la zona del euro, por lo que “ya no hay esa sensación de urgencia para tomar más medidas” de estímulo monetario, y que los riesgos desde el punto de vista de la inflación y el crecimiento son menos pronunciados y que permanecen a la baja, aunque vinculados predominantemente a factores globales. En este entorno el BCE se muestra optimista con respecto a la mejora económica y ha revisado al alza los pronósticos de inflación y crecimiento de la zona euro para 2017 y 2018. Entre las preguntas de los periodistas destaca una sobre la posibilidad de que la eurozona pueda desintegrase, Draghi dijo “Francamente, no lo veo. Hay tensiones, pero nada que sea grave. En cualquier caso (...) estamos listos. El euro es irrevocable". El presidente del BCE también dijo que la entidad monetaria es "independiente" y que Alemania no manipula el tipo de cambio del euro, como ha asegurado el nuevo Gobierno estadounidense.

Preparando el G-20


Tesoreria.com Actualidad Financiera
Los ministros de Finanzas y jefes de los bancos centrales de las 20 mayores economías del mundo desarrolladas y en desarrollo se reunirán el 17 y 18 de marzo en la localidad alemana de Baden Baden para discutir acerca de la economía global. Será la primera reunión de ministros de Finanzas del G-20 a la que asiste el nuevo Gobierno estadounidense, con una visión claramente más proteccionista sobre el comercio internacional. El borrador del comunicado, salvo que sufra modificaciones antes del 18 de marzo, parece acercarse a la posición estadounidense. Omite la frase adoptada el año pasado por los ministros de Finanzas del G-20 sobre "resistir todas las formas de proteccionismo", una advertencia que ha aparecido en los comunicados del organismo durante más de una década. El borrador tampoco contiene la frase utilizada en comunicados anteriores del G-20 que advierte sobre "evitar las devaluaciones competitivas" y que no se deben "usar los tipos de cambio con propósitos competitivos". En su lugar, afirma que "mantendremos un sistema comercial internacional abierto y justo" y que "reafirmamos nuestros compromisos previos sobre tipos de cambio". Durante años, los comunicados del G-20 incluían también una frase que aseguraba que el "exceso de volatilidad y movimientos desordenados en tasas cambiarias pueden tener implicaciones adversas para la estabilidad económica y financiera. Consultaremos de forma estrecha sobre los mercados cambiarios". Ahora, esta frase tampoco está en el borrador del comunicado.

La trampa del bajo crecimiento


Tesoreria.com Actualidad Financiera
La OCDE publicó ayer la revisión de las estimaciones económicas para 2017 y 2018. A nivel mundial estima que el crecimiento económico será este año del 3,3% y un 3,6% en 2018. La OCDE advierte que “el moderado crecimiento proyectado” podría verse afectado por una serie de factores como el proteccionismo, el nacionalismo, las vulnerabilidades financieras y las incertidumbres con respecto a las diferencias en las políticas monetarias de aplicadas por los distintos países. También destaca que la economía mundial se está viendo arrastrada por un débil crecimiento y una severa desigualdad socioeconómica tras la crisis financiera. El secretario general de la OCDE dijo que los gobiernos “deben de tomar medidas que inspiren confianza en la población y al mismo tiempo deben resistir las políticas proteccionistas o la derogación de avances que se han logrado gracias a la cooperación internacional” y que la mejora en los índices de confianza empresarial no son suficientes para sacar al mundo de una “trampa de bajo crecimiento”. En cuanto al detalle de estimaciones por países, destacar que para China prevé una desaceleración gradual hasta el 6,5% este año y un 6,3% el que viene. Para Estados Unidos estima un crecimiento del 2,4% en 2007 y un 2,8% en 2018 por la expansión fiscal del gobierno. Para la zona euro, prevé un ritmo de crecimiento de un 1,6% tanto este año como el que viene. Las perspectivas para el Reino Unido continúan a la baja ante la incertidumbre por el desenlace del “Brexit” aunque las ha revisado al alza respecto a noviembre al 1,6% para este año y al 1% en 2018.


Mercados y política

Tesoreria.com
En su informe trimestral, el Banco Internacional de Pagos pone el énfasis en algo que viene siendo evidente desde hace unos meses. Los inversores se están centrando más en la política y son más selectivos en sus compras, una señal de que los mercados podrían estar reduciendo su dependencia del respaldo que ofrece la política expansiva de los bancos centrales. La institución apunta que hay una creciente discriminación respecto a los tipos de activos, en contraste con el "comportamiento de manada" en favor de los activos que caracterizó los últimos años. Al mismo tiempo destaca que una característica de la reciente evolución del mercado es la amplia dispersión de las rentabilidades entre clases de activos, sectores económicos y regiones geográficas, lo que contrasta con gran parte del periodo posterior a la Gran Crisis Financiera, cuando las bolsas de las economías avanzadas y en desarrollo, los diferenciales soberanos de las economías emergentes, los rendimientos a largo plazo en Europa, el dólar y los diferenciales corporativos en ambas economías parecían evolucionar en paralelo. La correlación entre los activos se ha ido reduciendo al tiempo que ha aumentado la incertidumbre de las políticas: incertidumbre sobre el calendario y el alcance de una serie de cambios en las políticas estadounidenses, y en la zona euro inquietud por los posibles desenlaces de las políticas en un año electoralmente complicado.


Mejor no negar la mayor

Tesoreria.com Actualidad Financiera

La semana en la que desaparecieron todas las dudas sobre si será o no en unos días cuando la Reserva Federal norteamericana eleve de nuevo los tipos de interés, fue también la de nuevos máximos en los índices bursátiles norteamericanos, la misma en la que el bono a dos años alcanzó su mayor nivel en más de siete años, y en la que el dólar recuperó algo de vigor y alcanzó niveles no vistos desde mediados de enero. Fue una semana que empezó con la atención centrada en la comparecencia parlamentaria del Presidente de los EE.UU. pero en la que lo relevante acabó siendo el discurso en Chicago el viernes de la Presidenta de la Reserva Federal. Ponía la guinda a sucesivas declaraciones de miembros del FOMC y dejaba pocas dudas acerca de su intención de acelerar el proceso de normalización monetaria. El discurso, aunque un poco largo, merece lectura. Su aportación no está tanto en la certificación de algo que ya se venía anunciando y que básicamente consiste en que acelerará el ritmo de retirada de estímulos que ya pensaban efectuar a partir de 2014 pero que se vieron obligados a frenar, sino en sus indicaciones de donde entiende que se sitúa el nivel de neutralidad de la política monetaria a largo plazo. A criterio de una mayoría de miembros del FOMC, el tipo neutral, que ni frena ni estimula la economía es el equivalente al 1% de tipo de interés real en los fondos federales, es decir una vez descontada la inflación. Las cuentas en los mercados financieros resultan sencillas. Con un objetivo de inflación en el 2%, los tipos nominales han de estar en el 3% para que se logre esa neutralidad. ¿El horizonte de la FED para llegar al 1% de tipos reales? El año 2019. Según sus planes nos esperan tres años hasta llegar a tipos nominales del 3%. Baja productividad y envejecimiento de la población son los dos factores que explican para los norteamericanos que el tipo neutral sea tan bajo.
El regreso del forward guidance: Los tipos en EE.UU. subirán en Marzo
Si trasladamos tales argumentos a Europa, bastante por detrás en el ciclo económico respecto a los norteamericanos, a un año de iniciar las políticas de retirada de estímulos, con una productividad menor que la norteamericana y con una población más envejecida, los tipos neutrales deben de estar por debajo de ese 1%, y el tiempo para alcanzarlo habría de ser necesariamente mayor que el horizonte de 2019. Implícito en este razonamiento está buena parte de la respuesta a la urgencia o no de efectuar coberturas de tipos de interés que en muchos departamentos financieros se reconsideran en este momento. Y ello partiendo de la base que la mayor parte de las financiaciones que habrían de ser objeto de cobertura exige la compra de una opción floor al 0% complementaria al swap si se quiere que tal cobertura sea contablemente eficaz. Quien decida que ante la moderada, -y todavía alejada- expectativa de alza de tipos en la eurozona tal coste puede no estar justificado, tendrá que seguir más de cerca la evolución de aquellos factores que sitúan en el 1% real la neutralidad monetaria. Hoy, una cobertura media de cinco años en euro, incluido el coste del floor, puede situarse en un tipo real próximo al 0%.
Sin cobertura, el tipo real actual –al margen de los diferenciales- es negativo, aun asumiendo un suelo del 0% que en muchos de los empréstitos empresariales se ha introducido a lo largo de los últimos ocho años. Es posible que la respuesta más adecuada a la pregunta de si cubrir o no, esté en algo que afecte solo a la deuda de largo plazo y en un porcentaje que no supere el 30-45% de la exposición. No hay reglas mágicas ni soluciones universales, pero cuando la cobertura cuesta en términos reales tan poco, aunque el riesgo sea bajo, mejor preguntarse, explorar y calcular que conformarse con negar la mayor.

FED: preparando la subida de tipos


Tesoreria.com Actualidad Financiera
La expectativa de una subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal el día 15 de marzo está siendo el principal referente de los mercados. En lo que parece ser un mensaje coordinado, varios miembros de la Fed se han mostrado en los últimos días a favor de una subida de tipos. Las declaraciones más recientes son las del presidente de la Reserva Federal de Dallas quien dijo que "deberíamos comenzar el proceso (…) pronto para asegurarnos de que sea gradual y con paciencia" y una de las gobernadoras de la Fed que en una conferencia en Harvard dijo "Nos acercamos al pleno empleo, la inflación avanza gradualmente hacia nuestra meta, el crecimiento externo está en un pie más sólido y los riesgos para el panorama están tan cerca de estar equilibrados como no lo habían estado en un tiempo". Estas declaraciones se suman a las realizadas el martes por el presidente de la Fed de Nueva York cuando señaló que los argumentos para una subida de tipos son “mucho más convincentes” y por el presidente de la Fed de San Francisco que sostuvo que ”no veía razones para retrasar la subida”. Con estos comentarios los mercados han elevado la probabilidad de un alza de tipos en la reunión de marzo hasta niveles de un 70% desde el 30% que se registraba la semana pasada. Hoy los mercados estarán atentos a las intervenciones que tienen previstas, tanto la presidenta como el vicepresidente de la Fed, y que de manifestarse en la misma línea, prácticamente estarían anticipando la subida de tipos el día 15.

Alemania, más inflación

Los datos económicos de la zona euro siguen apuntando hacia la recuperación. El repunte de la actividad de las fábricas en febrero se aceleró al ritmo más rápido en casi seis años. El PMI manufacturero subió a 55,4, el nivel más alto desde abril de 2011, desde el dato de 55,2 de enero, manteniéndose por encima del nivel de 50 que indica el crecimiento. Según Markit, empresa que elabora el índice, este año las empresas se muestran más optimistas sobre el futuro que en ningún otro momento desde la crisis de la deuda de la zona euro. Las empresas están observando una demanda más fuerte, tanto en el mercado interno como en los mercados de exportación, con un euro más débil que está sirviendo de ayuda adicional para impulsar las ventas. Por otro lado, esta mejora de la actividad se está reflejando también en los precios. En febrero, la inflación alemana se aceleró al nivel más alto en cuatro años y medio. Los precios al consumidor armonizados aumentaron un 2,2% interanual tras un aumento del 1,9% en enero. El dato de inflación ha generado de nuevo peticiones desde Alemania para el fin de la actual política monetaria ultraexpansiva del BCE, sobre todo ante las elecciones federales previstas para diciembre. Y es que la inflación supone una carga política y emocional muy importante para unos consumidores que acudirán a las urnas y que ven como con tipos de interés en cero e inflación, sus ahorros cada vez valen menos.

Discurso sin concreciones

tesoreria.com Actualidad Financiera
Ayer por la noche en Washington, madrugada en Europa, el presidente norteamericano compareció ante una sesión conjunta del Congreso. Los mercados y los legisladores esperaban que en el discurso adelantase detalles generales con respecto a la política económica, recortes de impuestos, política comercial, política exterior y el programa de salud de la anterior administración. En los últimos días algunos miembros del partido republicano han mostrado su preocupación por un posible aumento del déficit fiscal derivado de las propuestas de carácter impositivo y la promesa de aumentar los gastos en infraestructura. El discurso se centró en aspectos como la inmigración, la reforma del sistema de salud, una reforma “histórica” del sistema impositivo para reducir la tasa de impuesto de sociedades con el objetivo de que las empresas estadounidenses sean más competitiva a nivel mundial y prometió un enorme alivio fiscal para la clase media. Además anunció una importante inversión en infraestructuras e incrementar el presupuesto en defensa. El discurso del presidente no ha servido para reducir las preocupaciones entre algunos legisladores cuando solo faltan dos meses para que se cumpla el plazo para presentar un presupuesto que permita al gobierno seguir funcionando. El discurso coincidió con la segunda revisión del dato de PIB del cuarto trimestre y que muestra una desaceleración en el ritmo de crecimiento hasta una tasa trimestral anualizada al 1,9%.

Trump en el Congreso

Martes 28 de febrero de 2017

tesoreria,com Actualidad Financiera
Hoy, el presidente Trump dará su primer discurso ante el Congreso. Pocos días después de tomar posesión de su cargo, el presidente de la Cámara de Representantes invitaba formalmente al nuevo mandatario para que pronunciase un discurso el 28 de febrero ante ambas Cámaras del Congreso con el fin de exponer sus prioridades legislativas y de Gobierno. A la vista de los anuncios que ya ha realizado, lo que se espera en el área económica es que perfile y aporte más detalles de sus planes para recortes impositivos, gasto en infraestructura, aranceles sobre importaciones y política exterior. Lo que si ya sabemos es que en su propuesta de presupuestos el nuevo presidente busca un “aumento histórico” del gasto militar que será financiado con recortes en otras partidas. Mientras tanto, aquí en Europa los favorables datos económicos que se publican sirven de amortiguador a la inquietud frente a las elecciones en Holanda, Francia y Alemania. En febrero, la confianza en la economía de la zona euro mejoró gracias a un mayor optimismo en los sectores industrial y de servicios. También ayer se conoció que los préstamos bancarios a los hogares de la zona euro crecieron en enero un 2,2% frente al incremento del 2% del mes de diciembre, lo que supone el mayor ritmo desde mayo de 2011. Por su parte, la tasa de crecimiento de los préstamos a empresas registró un aumento anual del 2,3%, en línea con el observado en diciembre, cuando registraron el mayor aumento desde 2009.


¿Descarrila el reflation trade?


Los cambios en el ciclo económico recuperan términos olvidados de los manuales de economía, que pasan de pronto a tener un papel protagonista. El cambio de liderazgo en EE.UU. y la respuesta que ha provocado en los mercados, ha recuperado para el lenguaje de los analistas el concepto de reflación, término aún no registrado por la RAE y que se corresponde con la palabra inglesa reflation. Se habla del reflation trade para referir el comportamiento de los inversores en los mercados financieros que ajustan sus expectativas a lo que entienden el resultado de políticas expansivas, monetarias y/o fiscales que acelerarán el crecimiento y provocarán un repunte de la inflación acercando desde abajo el crecimiento real al potencial. La consecuencia es la apuesta por tipos de interés más altos con el consiguiente ajuste en las carteras de bonos y la preferencia por la renta variable supuesta beneficiaria de los estímulos fiscales.
"El diferencial de tipos de interés no lo es todo, pero explica mucho de la evolución del principal par de los mercados de divisas"
Apenas se ha empezado a hacer más conocido el término relacionándolo con el anuncio de la política presupuestaria expansiva que pretende la nueva administración norteamericana, y ya algunos análisis se preguntan sobre la continuidad del reflation trade y sus consecuencias. El comportamiento del dólar en las semanas que llevamos de 2017 tiene mucho que ver con estas dudas, pues tras el entusiasmo comprador de noviembre y diciembre, el dólar apenas ha hecho algo más que consolidar lo recuperado y tiene dificultades para arrancar un céntimo más a muchos pares de divisas, perdiendo incluso con las aparentemente más amenazadas divisas emergentes, supuestamente victimas principales de un alza de tipos de interés en EE.UU. a consecuencia de su normalmente elevado endeudamiento en dólares y de la repatriación de capitales atraídos por mejor trato fiscal en EE.UU. Fake news? ¿Exagerado, tergiversado o directamente falso? Lo observado es que desde enero el dólar se ha estancado y los especuladores en divisa ofrecen síntomas de pérdida de paciencia. Sin embargo, siempre se ha considerado el diferencial de tipos a largo plazo entre Europa y los EE.UU. una referencia sólida para la evolución del dólar y por el momento no hay evidencia alguna de que la expectativa de los tipos de interés en EE.UU. se vaya a distanciar de la senda marcada por la Reserva Federal de tres alzas en 2017 mientras que en Europa, la expectativa de alza de tipos está lejos de cualquier discusión en este momento. Basta recordar el nivel de deuda sobre el PIB de muchas de las economías más frágiles de la eurozona para concluir que cualquier alza de tipos significativa arrastraría un incremento en la factura por coste de intereses muy difícil de soportar por la mayor parte de presupuestos europeos. No obstante, el equilibrio encontrado por el dólar estas semanas viene más a consecuencia de las dudas en uno y otro lado que por considerarse que puede ser una zona de equilibrio estable. Es una resultante que en parte deriva de la mejora que los mercados perciben en la economía europea –el mejor dato en seis años del PMI europeo de febrero es compatible con un crecimiento del PIB del 2,5%-, y de las dudas sobre la posibilidad efectiva de inmediatos estímulos presupuestarios en EE.UU. –ahora se habla de agosto-, y lo cierto es que la FED acaba de manifestar que sus temores sobre la inflación son moderados a pesar de que el índice general de precios esté en su mayor nivel en cinco años.
Es claro que hay dudas sobre Europa, pero no es menos claro que hay también muchos aspectos de la política de la administración norteamericana que, como poco, son considerados de escaso rigor. Sin embargo, es difícil que por el momento esto vaya a provocar el descarrilamiento del llamado reflation trade.

Brasil, nuevo recorte de tipos

tesoreria.com Actualidad Financiera
El miércoles, tras el cierre de los mercados locales, el Banco Central de Brasil anunció un recorte de los tipos de interés hasta el 12,25% desde el 13,00%, siendo el cuarto recorte en los últimos dieciséis meses. En este periodo el banco central ha reducido los tipos en 200 puntos básicos con el objetivo de favorecer el crecimiento y hacer frente a la crisis económica. En 2015 el PIB brasileño se situó en el -3,8 %, su peor nivel de los últimos 25 años, y para 2016 las estimaciones siguen siendo negativas, y se espera que el PIB se sitúe en niveles del -3,5%, acumulando por primera vez desde 1930 dos años consecutivos con PIB anual negativo. La mejora de la inflación hasta niveles del 5,35% en enero, manteniéndose por segundo mes consecutivo por debajo del límite superior de la banda objetivo que está en el 6,5%, ha llevado a los miembros del Comité de Política monetaria a recortar esta semana nuevamente los tipos en 75 puntos básicos, decisión tomada por unanimidad. En el comunicado el Banco de Brasil señaló que la extensión del ciclo de flexibilización monetaria estará supeditada a la continuidad de los ajustes fiscales en Brasil y a los “riesgos externos” en medio de incertidumbres globales sobre la política económica de Estados Unidos. Además el Banco Central insistió en la aprobación e implementación de las reformas impulsadas por el gobierno brasileño, entre ellas la del sistema de pensiones y del régimen laboral, para reducir los déficits y recuperar la confianza de los mercados.

Elecciones y subida de tipos

tesoreria.com Actualidad Financiera
 La mezcla de la preocupación por la campaña de las presidenciales de Francia y la creciente expectativa por un alza de tipos de interés en Estados Unidos es lo que está moviendo a los mercados desde hace días. Que habrá subidas de tipos de interés en Estados Unidos este año es algo que nadie cuestiona, sobre todo después de que la pasada semana la presidenta de la Fed dijese que probablemente la institución debería subir los tipos de interés en alguna de sus próximas reuniones, y después de que hace dos días miembros de la institución sugiriesen que podrían votar por una subida de tipos en su próxima reunión los días 14 y 15 de marzo. También, la publicación de las actas de la última reunión deja pocas dudas al respecto. No es claro el momento, pero sí que el escenario económico actual, con un empleo sólido y una inflación que se ha acelerado, es propicio para ello. Mientras tanto, Eurostat confirmaba ayer que la inflación de la zona euro alcanzó el 1,8% en tasa anual en el mes de enero, muy cerca del objetivo del BCE. Sin embargo, a diferencia de la Fed, el dato no incita a plantear en el BCE ningún cambio en su política monetaria. Recientemente lo dejó muy claro su presidente al señalar que la institución no ajustaría su política monetaria para contener una inflación que consideraba temporal, afectada por los precios de la energía. De hecho, los precios de la energía aumentaron en enero un 8,1%, de forma que la inflación subyacente queda en el 0,9%.

Mejora empresarial en Europa

Los mercados, tras el festivo del lunes en Estados Unidos recuperaron ayer su nivel normal de actividad. En lo económico la atención ha estado centrada en los datos de actividad manufacturera, tanto de la zona euro, como de varios países de la eurozona y de Estados Unidos. En la zona euro los datos muestran que el crecimiento del sector manufacturero de la zona euro en el mes de febrero se aceleró hasta máximos de seis años y que el empleo alcanzó su mayor ritmo desde agosto de 2007. El índice de PMI del sector servicios, cuyo índice ha subido en febrero a 55,6 puntos desde los 53,7 de enero, su mejor dato en 69 meses. El del sector manufacturero ha subido a 55,5 puntos, frente a los 55,2 de enero, la mejor lectura de los últimos 70 meses. Los datos muestran que tanto en Francia como en Alemania la actividad empresarial ha registrado una mejora significativa, especialmente en Francia, lo que apunta a que el crecimiento del PIB en ambos países puede situarse en el primer trimestre en tasas entre el 0,6% y 0,7%. Un miembro del BCE señalaba que la mejora de la actividad es un indicio positivo sobre la recuperación económica de la zona euro que debería tener su reflejo en un incremento de los precios, aunque también señaló que los procesos electorales de este año en varios países de la eurozona y el Brexit pueden alterar el panorama empresarial de este año. En Estados Unidos el PMI del sector servicios de EEUU bajó en febrero más de lo esperado, hasta los 53,9 puntos en febrero desde los 55,6 registrados el mes anterior.

Roadshow en 'El hogar de la UE'

tesoreria.com Actualidad Financiera
Ayer fue festivo en Estados Unidos, y eso se reflejó en unos mercados con escaso nivel de actividad. Como cada tercer lunes del mes de febrero se celebraba el Día del Presidente. Para quien no resultó “festivo laboral” fue para el actual vicepresidente. Ayer se encontraba en Bruselas, un mes después de que el actual presidente alarmase a los líderes de la UE al apoyar la decisión de Reino Unido de abandonar el bloque, sugiriendo que otros estados podrían seguir su camino. El objetivo del viaje ha sido “tranquilizar” a la UE y buscar lazos “más profundos” con el bloque comunitario. El vicepresidente declaró que había llegado “al hogar de la Unión Europea” con un mensaje del presidente Trump: el “compromiso firme (…) para continuar con la cooperación y la asociación con la Unión Europea”, y respondió afirmativamente a tres preguntas formuladas por el presidente del Consejo Europeo: el actual sistema de derecho internacional, la OTAN y “la idea de una Europa unida”. Estas afirmaciones del vicepresidente, alentadoras para los funcionarios de la UE, no obstante, son vistas con cierta cautela hasta ver si las acciones de Trump las corroboran. Mientras tanto, la zona euro intenta ir cerrando frentes abiertos. Ayer, a la vez que los ministros de Finanzas debatían si pueden volver a enviar una misión de expertos a Atenas para preparar una revisión de las reformas del rescate griego, el director del fondo de rescate de la zona euro declaraba que Grecia necesitará menos en préstamos de emergencia por parte de los acreedores internacionales, que lo acordado para su tercer programa de rescate, 86.000 millones de euros, “porque el presupuesto ha evolucionado mejor de lo previsto”.

¿Qué es previsible?

”La Bolsa marca un nuevo record con la mayor subida continuada en décadas. Hay un gran nivel de confianza y optimismo, ¡incluso antes de darse a conocer el plan fiscal!” @realDonaldTrump dixit. Lo cierto es que mientras algunos gestores como el Director de Inversiones de AM del Deutsche Bank afirman que podríamos estar al final de la luna de miel del mercado con el recién llegado presidente, la supuesta confianza y optimismo afecta a todo tipo de valores, sean o no del gusto presidencial, desde las más cercanas acciones de Goldman Sachs a las menos queridas de Apple, pasando por muchos otros títulos de pequeña y mediana capitalización, que alcanzan estos días máximos históricos. ¡Quién iba a decirnos esto hace un año!, cuando los mercados vivían días de dramático pesimismo, temiendo una recesión económica global, asustados por la política de depreciación del yuan de China, preocupados por un poco probable Brexit y por una aún más improbable victoria de Trump en las presidenciales. Menos mal que no vemos el futuro, porque el castañazo hubiese sido de órdago.
Frente a la versión oficial de Predicción Económica que en su obra “El libro prohibido de la economía” recoge el economista Trías de Bes, “anticipar el comportamiento cuantitativo y cualitativo de las variables económicas en base al comportamiento pasado”, está lo que denomina la versión prohibida: “estimación sobre el futuro de la economía vinculado a que no haya grandes cambios, con lo que cualquier predicción acertada era, en realidad, bastante previsible”. Pero, ¿qué podemos considerar previsible?
"Italia y España rechazan los intentos de la UE de limitar el importe de bonos soberanos en el balance de sus instituciones financieras".
Veamos algo con poca importancia aparente: Grecia. Con el caso griego en la agenda, el lunes 20 se reúnen los ministros de finanzas de la eurozona. Todos hubiesen deseado llegar con un acuerdo para el tercer programa de rescate, porque en julio vencen 6.000 millones de imposible repago. Los griegos, que aspiran a emitir bonos en los mercados en la parte final del año, quieren una revisión de su estatus antes de marzo que permita que su deuda pueda ser elegible para ser comprada por el BCE. Los acreedores, básicamente oficiales –los dos fondos para rescates creados en la eurozona, el BCE y el FMI- quieren el acuerdo porque afrontan un largo periodo electoral en el que el debate sobre trasferencia de recursos desde países ricos del norte a los derrochadores del sur da mucho recorrido a los populismos. Lo de menos es si se cumplen los términos del rescate que exigen un superávit fiscal primario –excluida la deuda- del 3,5% en 2018. En 2015 fue del 0,7% y el gobierno, como esas empresas que pretenden crédito porque sus cuentas “seguro” que van a mejorar en base a mayores ventas, confía en mayores ingresos fiscales para eludir cualquier compromiso de recorte. Pero el FMI dice que eso será imposible. La UE intenta que el FMI acceda, porque Alemania ha condicionado parlamentariamente su participación a lo que haga el FMI, y sin Alemania… Entonces, ¿podemos considerar previsible el acuerdo? ¿accederá el FMI, o recuperaremos el Grexit? En Europa, gozando de una recuperación pobre, las elecciones distraen de los problemas sin resolver que dejaron las medidas para salvar al euro de 2011-12.
En los mercados de bonos mundiales la inflación es el argumento para el alza de rentabilidades, pero ¿es solo eso lo que ocurre con los bonos europeos? Las importantes carteras de bonos gubernamentales que tienen los bancos, particularmente italianos y españoles, suponen una amenaza a su solvencia, más aún si el BCE reduce sus compras. Alemania ya tomó entonces las cautelas que pudo y los bancos alemanes apenas prestan ahora a los países del sur. ¿No estaremos ante síntomas de que se percibe un incremento de riesgo sobre la existencia el euro y no tanto ante el reverdecer del miedo a la inflación?
tesoreria.com Actualidad Financiera


Incertidumbre global

Viernes 17 de febrero de 2017

El BCE publicó ayer las actas de la reunión del 19 de enero en la que señala que los principales riesgos para el crecimiento global son de tipo geopolíticos, por la incertidumbre de la nueva administración estadounidense, el proceso de salida del Reino Unido de la UE y el aumento de las presiones proteccionistas. El BCE reitera en las actas que es importante preservar “el compromiso con los mercados abiertos y el libre comercio” e indica que es posible que aumente la volatilidad y que se produzcan correcciones a la baja en los mercados financieros globales. En la reunión el BCE mantuvo el tipo de interés de referencia en el 0% y el tipo de depósito que aplica a los bancos comerciales en el -0,4%. Además mantuvo sin cambios el montante mensual de compras de deuda pública y privada en 80.000 millones de euros hasta finales de marzo, y a partir de abril reducirá el importe hasta los 60.000 millones mensuales durante nueve meses más. Con respecto a la evolución económica de la zona euro, la entidad señala que el crecimiento económico de la zona euro está bien encaminado, pero que se mantienen las incertidumbres. Con respecto a la inflación el consejo de gobierno apunta a que el aumento de la energía es temporal y que no se ha trasladado a otros bienes y servicios. El consejo de gobierno recomendó “mantener la mano firme para dar estabilidad y previsibilidad en un entorno caracterizado por un alto nivel de incertidumbre”.


Yellen y datos económicos

tesoreria.com - Actualidad Financiera
A las declaraciones de la presidenta de la Fed, ayer se sumaron datos económicos que también aumentan la probabilidad de una subida de los tipos de interés en Estados Unidos. De hecho, después de publicarse las cifras, en el mercado aumentó la probabilidad de un alza de tipos en marzo a un 26,6% desde un 13,3%. Por un lado, las ventas minoristas aumentaron más a lo previsto en enero, lo que apunta a una demanda interna sostenida que debería impulsar el crecimiento económico en el primer trimestre. El aumento fue del 0,4%. En comparación con enero del pasado año, el incremento fue del 5,6%. La mejora de las perspectivas de la economía también encontró apoyo en otro dato que mostró que los precios al consumidor anotaron en enero su mayor incremento en casi cuatro años. Aumentaron un 0,6%, después de subir un 0,3% en diciembre. En los 12 meses hasta enero, el IPC se ha incrementado un 2,5%. Mientras, aquí en Europa, las conversaciones de Grecia con sus acreedores sobre la conclusión de la revisión del programa de rescate han logrado avances, pero se necesitan más pasos para cerrarla, según apuntaba ayer el comisario europeo para Asuntos Económicos y Monetarios. Atenas espera un acuerdo "político" antes del 20 de febrero, cuando el Eurogrupo aborde el tema griego en Bruselas. Un primer acuerdo permitiría que los jefes de la misión de los acreedores vuelvan a Atenas y acuerde las reformas que Grecia necesita adoptar antes de que se apruebe la revisión.
tesoreria.com Actualidad Financiera

Este martes, la presidenta de la Reserva Federal norteamericana compareció ante la Comisión de Banca del Senado y hoy se dirigirá a la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, siendo la primera vez que comparece en el Congreso desde que los republicanos han logrado el control de ambas cámaras legislativas.
En su intervención del martes declaró que “los cambios en la política fiscal o en otras políticas podrían potencialmente afectar las perspectivas económicas”. Además señaló que “es demasiado pronto para determinar qué cambios de políticas se realizarán o cómo se desarrollarán sus efectos en la economía”. Con respecto a la política monetaria, dijo que probablemente la Fed deberá de subir los tipos de interés en alguna de sus próximas reuniones, aunque expresó que existe una considerable incertidumbre en torno a las políticas económicas que adoptará el Gobierno.
Afirmó que aplazar la subida de tipos de interés podría dejar rezagado al Comité de Política Monetaria de la Fed, lo que más adelante lo obligaría a aplicar ajustes monetarios demasiado rápido que podrían generar una recesión. No especificó si las autoridades de la Fed esperan o no tres subidas de tipos este año, tal y como señalaron en diciembre. Tampoco ofreció indicios sobre si el primer ajuste del año se producirá en marzo o en junio, aunque señaló que mantienen las expectativas de un mercado laboral más fuerte y un incremento de la inflación hacia el objetivo del 2%.


Riesgos para Europa

tesoreria.com Actualidad Financiera
Mientras los principales índices de la bolsa de Nueva York alcanzaban ayer records intradiarios impulsados por los sectores financiero e industrial, después de que el llamado "efecto Trump" se haya reavivado, aquí en Europa, la Comisión Europea señalaba ayer que la incertidumbre sobre las políticas de Estados Unidos, el Brexit y las elecciones en Francia y Alemania tendrán un impacto en la economía de la zona euro este año. La Comisión prevé que el crecimiento económico de la zona euro pierda algo de velocidad este año y rebote en 2018, mientras que Reino Unido reducirá prácticamente a la mitad su expansión el año que viene. Estima que el crecimiento en la zona euro se ralentice a un 1,6% este año desde el 1,7% en 2016, pero que cobre fuerza en 2018, acompañando a un crecimiento del PIB de la UE del 1,8%. Se prevé que Alemania reduzca el crecimiento al 1,6% este año desde el 1,9% en 2016. El crecimiento se acelerará del 1,2% al 1,4% en Francia y continuará estable en el 0,9% en Italia. No obstante, las previsiones de crecimiento se han revisado ligeramente al alza para este año y para 2018 desde las estimaciones previas de la Comisión difundidas en noviembre, cuando se estimaba un crecimiento del PIB del 1,5% en 2017 y un 1,7% en 2018. Y sin abandonar Europa, también aquí se reavivan cuestiones pendientesGrecia, el FMI y los acreedores oficiales europeos están inmersos en una revisión del programa de rescate del país y necesitan un acuerdo para permitir nuevos desembolsos de préstamos que salven a Atenas de la suspensión de pagos.


Sigue la actualidad de Omega IGF en Linkedin


Compartir en Linkedin
Compartir en WhatsApp

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

FINANCIEROS CORPORATIVOS - GRUPO LINKEDIN - https://www.linkedin.com/groups/8598131

Si te interesa la Tesorería y Finanzas Corporativas. Compartir conocimientos y experiencias profesionales. Contribuir a la difusi...