Actualidad Financiera de la semana


Compartir en Linkedin
Compartir en WhatsApp

La actualidad semanal en clave de finanzas por Omega IGF.  
Primera consultora financiera especializada en asesoramiento en gestión de riesgos 
por materias primas, divisas y tipos de interés.




Síntoma del trastorno

Viernes 7 de diciembre de 2018

Afecta a los mercados una especie de trastorno ciclotímico en el que se pasa del optimismo al pesimismo en horas, cambios que se argumentan en factores que acaban siendo tan efímeros como el tiempo que transcurre hasta el siguiente titular que genere un sobresalto. Detuvieron el sábado en Canadá a la CFO de Huawei y los EE.UU. piden ahora su extradición acusada de vender tecnología norteamericana a Irán. Por algún motivo no ha sido hasta ayer cuando los mercados se vieron sacudidos por la noticia y los titulares se llenaron de términos alarmantes. Claro que a las puertas del cierre del año la sensibilidad es siempre mayor y en particular sobre aquellos índices que como el S&P 500 luchaban por acabar el año por encima de por donde lo inició. Quedan apenas 15 sesiones y aunque esto del año natural tiene una importancia relativa para el curso de los mercados, la tiene mayor para los gestores que ven peligrar su remuneración sin tiempo para recuperarse y acentúan su comportamiento ciclotímico. Tal y como caen este año las fiestas de Navidad y Año Nuevo, los comportamientos pre cierre se adelantan y las ya de por si turbulentas sesiones de las últimas dos semanas de diciembre, tienen pinta de adelantarse este. Hoy se publica el informe de empleo norteamericano. Si la fuerte creación de empleo continua, a algunos no les va a gustar, y pasaremos a esa fase donde no se sabe a ciencia cierta lo que más conviene al ánimo del mercado. Síntoma del trastorno.

Avances en el Eurogrupo

Miércoles 5 de diciembre de 2018
La zona euro quiere prepararse para una potencial próxima crisis y el Eurogrupo parece haber comenzado a dar los primeros pasos. Ayer, los ministros de Finanzas de la UE acordaron otorgar nuevas responsabilidades al fondo de rescate de la zona euro, el MEDE, para reforzar más las capacidades de prevención y resolución de crisis en la eurozona. Sin embargo, dos temas claves, como son el presupuesto para la zona euro yun Sistema Europeo de Garantía de Depósitos (EDIS, por sus siglas en inglés) para asegurar todos los depósitos bancarios de la zona euro, son demasiado polémicos y se seguirá trabajando en ellos. Las negociaciones están sembradas de dificultades políticas y, en el caso del sistema de garantía de depósitos, de desconfianza entre los países. En relación al MEDE, los ministros acordaron que el fondo prestará al fondo de resolución bancaria (SRF, por sus siglas en inglés) en el caso de que todos sus recursos se agotasen en una situación de emergencia. Los préstamos del MEDE estarían disponibles a partir de 2024. También se permitirá que preste a un Gobierno de la zona euro que lleve a cabo políticas sólidas, pero que se haya visto afectado por un impacto económico ajeno a su responsabilidad. Ahora bien, el Gobierno no podrá incumplir ninguna norma presupuestaria de la UE, deberá tener una deuda sostenible y una economía sin desequilibrios. En la relación a la deuda, el Eurogrupo ha acordado nuevas reglas que facilitarán la reestructuración de la deuda pública en los países del bloque que se pondrán en marcha para el año 2022. Aquí el MEDE también podrá jugar un papel, facilitando el diálogo entre sus miembros e inversores privados.

Nivelar el terreno de juego

Martes 4 de diciembre de 2018

La tregua comercial China-EE.UU impulsaba ayer los mercados. Para las bolsas, los metales y las monedas emergentes fue una jornada de ganancias después de que los presidentes de ambos países acordaran suspender la aplicación de nuevos aranceles en la reunión que mantuvieron el sábado, declarando una tregua tras meses de escalada de tensiones. Ayer, el presidente estadounidense declaraba que la tregua comercial con China generará cambios estructurales en las políticas económicas de Pekín, incluyendo la rebaja de aranceles, menos barreras no tarifarias y más acceso de las firmas estadounidenses a su mercado. "Mi reunión en Argentina con el Presidente Xi de China fue extraordinaria. ¡Las relaciones con China han dado un GRAN salto hacia adelante! Pasarán cosas muy buenas. Estamos negociando desde una gran fortaleza pero de la misma forma China tiene mucho que ganar si y cuando se complete un acuerdo. ¡Que se nivele el terreno de juego!", escribió Trump ayer en Twitter. Los actuales aranceles del 10% sobre bienes chinos valorados en 200.000 millones de dólares serán elevados al 25% si no se llega a un acuerdo en 90 días, volviendo a poner en marcha el reloj. Mientras tanto, y después de una semana en la que los mercados cambiaron su interpretación de hacia dónde se dirige la política monetaria de la Fed, su vicepresidente parecía garantizar ayer un alza lenta pero constante de los tipos de interés. “Debemos depender de los datos, pero no reaccionar a cada fluctuación de la aguja (...) Hemos descrito con todas nuestras herramientas de comunicación un camino que está bastante claro".

¡Que fabriquen en EEUU!

Viernes 30 de noviembre de 2018
La cautela ha sido la tónica general de los mercados esta semana, ante las conversaciones comerciales entre Washington y Pekín en la cumbre del G-20 de este fin de semana. El presidente estadounidense decía ayer que "todavía queda mucho" en la disputa arancelaria con China. La actitud de China parece más positiva. El portavoz del Ministerio de Comercio, a la pegunta de si China estaba tratando de evitar la imposición de más aranceles estadounidenses en el encuentro, dijo que los equipos económicos de ambas partes estaban en contacto para implementar un "consenso" alcanzado por los presidentes de ambos países en una conversación telefónica este mes. Estados Unidos ha impuesto este año aranceles adicionales de entre el 10% y el 25% a productos chinos valorados en 250.000 millones de dólares como castigo a lo que en su opinión son prácticas comerciales desleales de China, y los aranceles del 10% aumentarán al 25% el próximo año. Aunque altos cargos de la Casa Blanca dijeron esta semana que el presidente de EE.UU. está abierto a sellar un acuerdo comercial con el presidente de China cuando se reúnan en Argentina, en un comentario publicado ayer en Twitter, Trump dijo: "Miles de millones de dólares están entrando en las arcas de EEUU por los aranceles aplicados a China y todavía queda mucho. Si las compañías no quieren pagar aranceles, que fabriquen en EE.UU."

Más aranceles

Miércoles 28 de noviembre de 2018
El presidente estadounidense no parece querer allanar el camino de cara a la cumbre del G-20. Lejos de buscar un acercamiento de posturas, sus declaraciones no auguran una rebaja en las tensiones comerciales. Ayer, la rentabilidad de los bonos del Tesoro bajaban por compras de inversores de títulos a más largo plazo ante renovados temores de tensión entre Estados Unidos y China después de que el presidente Trump dijese que esperaba incrementar aranceles a importaciones chinas, añadiendo que era "altamente improbable" que aceptase la petición de China de frenar la aplicación de aranceles a importaciones chinas valoradas en 200.000 millones de dólares. La disputa Estados Unidos-China sigue siendo el principal foco de atención. Su impacto sobre la sensación de riesgo es muy elevado y es el principal factor que está detrás del movimiento de los mercados en los últimos días. Tampoco el encuentro del presidente estadounidense con los líderes europeos será sencillo. Ayer, las acciones automotrices europeas volvieron a caer después de que una revista alemana publicase que Trump podría imponer aranceles a autos importados la próxima semana. Las fuentes, de acuerdo con la revista, señalan que un informe recomienda un arancel aduanero del 25% a las importaciones de automóviles de todos los países, excepto de Canadá y México. La Casa Blanca se ha comprometido en repetidas ocasiones a no avanzar en la imposición de aranceles a la Unión Europea o Japón, siempre y cuando haya avances en las negociaciones comerciales.

Cumbre del G-20

Martes 27 de noviembre de 2018
Los líderes de los países del G-20 se reunirán en Argentina el viernes y el sábado dispuestos a debatir sobre la política internacional estadounidense, el cambio climático, los recortes al bombeo de la OPEP y la relación entre Washington y Pekín. Las señales previas a la reunión han sido muy poco claras, por lo que los mercados operaran con cautela durante la semana. Concentrarán su atención en la reunión entre los presidentes de Estados Unidos y China al margen del G20. Goldman Sachs espera un acercamiento que alivie la tensión y una mayor claridad sobre un potencial recorte de producción por parte de la OPEP, lo que podría provocar un repunte en los precios de las materias primas. Este escenario no sería nada favorable para la zona euro. Ayer, el economista jefe del BCE señalaba que la zona euro ha perdido cierto impulso y los vientos en contra son cada vez más perceptibles, pero la reciente caída en los precios del petróleoes positiva para el crecimiento. Reconoce la desaceleración, pero argumenta que la economía aún se está expandiendo y las presiones inflacionarias están aumentando. "Las encuestas sobre la actividad empresarial en la zona euro y los indicadores de confianza se han atenuado perceptiblemente en relación con sus máximos anteriores, aunque siguen en territorio expansivo y aún están por encima de los promedios a largo plazo para la mayoría de sectores y países", añadió. El crudo Brent ha caído a 60 dólares el barril desde casi 87 dólares a principios de octubre, lo que supone un lastre para la inflación pero un impulso para el crecimiento de la zona euro que es un importador neto de energía.

El Banco de Inglaterra pide calma con el Brexit

Miércoles 21 de noviembre de 2018

El gobernador del Banco de Inglaterra ofreció ayer su respaldo al acuerdo provisional del Brexit alcanzado por la primera ministra británica y funcionarios de la Unión Europea. El gobernador compareció ante la Cámara de los Comunes, donde el acuerdo centró gran parte de las preguntas. El gobernador dijo que el acuerdo consensuado por la primera ministra “apoyaría la economía”, mientras que “el peor desenlace” sería dejar la UE sin un acuerdo. Preguntado sobre si un Brexit sin un consenso bilateral es probable, contesto “lo sabremos relativamente pronto”, puesto que la primera ministra debe conseguir la aprobación del Parlamento a su borrador, algo que de momento está en duda. El Banco de Inglaterra remitirá al gobierno británico el próximo día 29 su análisis del acuerdo preliminar que se pondrá a disposición de los miembros del Parlamento antes de la votación del texto en diciembre. En sus declaraciones a los legisladores también dijo que un análisis planificado del banco central sobre las implicaciones económicas del Brexit no incluiría un escenario eventual en el que Reino Unido decida permanecer en el bloque. El máximo responsable del Banco de Inglaterra, junto a otras autoridades del organismo, volvieron a advertir a los inversores que no deberían asumir que el BoE respondería a los efectos de un Brexit sin acuerdo recortando los tipos de interés, tal como lo hizo después del referéndum del 2016.

Acuerdo técnico preliminar

Miércoles 14 de noviembre de 2018

El Reino Unido y la Unión Europea están cerca de alcanzar un acuerdo preliminar de carácter técnico sobre el Brexit que podría concretarse en las próximas 24 o 48 horas, según palabras del número dos de facto de la primera ministra británica. "Aún no lo hemos logrado", dijo el ministro de la Oficina del Gabinete británico, en unas declaraciones a la BBC. "Estamos muy cerca de hacerlo. La primera ministra ha dicho que no puede ser un trato a cualquier precio". Al ser consultado si es posible alcanzar un acuerdo en las próximas 24 o 48 horas, sostuvo: "Todavía es posible, pero no del todo definitivo, creo que esto lo resume bastante. Cautelosamente optimista". El acuerdo con la UE sería un primer paso, que necesita de ser refrendado por el Parlamento británico y aún no está claro si la primera ministra británica puede lograr que el Parlamento apruebe un acuerdo que según sus opositores está traicionando el sentido del Brexit. La primera Ministra británica ha convocado para hoy a las 14:00 horas de Londres una reunión urgente de su gabinete. Los 27 miembros de la UE también se reunirán en Bruselas. Por otro lado un funcionario de la UE señaló ayer que se están preparando medidas temporales de contingencia para minimizar los problemas en cinco áreas claves en caso de que no haya acuerdo con el Reino Unido. Los funcionarios de la UE agregaron que cualquier medida de contingencia sería temporal para superar el periodo de peor turbulencia y no debería replicar los lazos actuales entre la UE y Reino Unido.

División política en EEUU

Miércoles 7 de noviembre de 2018
Capitolio Washington D.C. (Foto: Héctor Morales (Mundiario))
Las elecciones legislativas en Estados Unidos han centrado la atención de los mercados en las últimas horas. Aunque a estas horas todavía no se ha completado el escrutinio, el avance de los resultados anticipa que el Senado seguirá controlado por el partido Republicano y que los Demócratas recuperarían la mayoría en la Cámara de Representantes después de ocho años. Las primeras reacciones en los mercados las hemos tenido durante la sesión asiática y al comienzo de la apertura europea, con volatilidad y una ligera depreciación del dólar debido a la posibilidad de que la división del control del Congreso entre Republicanos y Demócratas pueda llevar a que en algunos aspectos puedan producirse bloqueos a nivel político, generándose una mayor incertidumbre. Mientras en Europa la atención sigue concentrada en tres puntos: el presupuesto de Italia, el proceso de negociación entre el Reino Unido y la UE, y la desaceleración de la actividad económica. Ayer se publicaron los datos de actividad manufacturera y del sector servicios, que muestran una desaceleración en el ritmo de crecimiento de la actividad cuyo índice se situó en octubre en los 53,1 puntos desde los 54,1 de septiembre, siendo el tercer mes consecutivo de descenso y el nivel más bajo desde septiembre de 2016. Destacar el descenso del PMI en Alemania a mínimos de cinco meses, hasta los 52,7 puntos, y el de Italia que se sitúa por debajo de los 50 puntos que separa expansión de recesión, anticipando una desaceleración en el PIB.

Preparados frente a cualquier riesgo

Miércoles 31 de octubre de 2018
Según el BCE, los préstamos dudosos, los delitos cibernéticos y el Brexit se encuentran entre los mayores riesgos a los que se enfrentan los bancos de la zona euro en 2019, estableciendo sus prioridades de supervisión para el próximo año. Señala que el crecimiento de la zona euro ha reducido la incertidumbre económica general, pero los factores de riesgo internacionales, desde el proteccionismo hasta un "Brexit duro" y lasturbulencias de los mercados emergentes están creciendo y requieren una supervisión más estrecha. La entidad vigila 118 de los mayores bancos de la zona euro. Otros riesgos destacados incluyen una revisión de precios en los mercados financieros y el impacto de los bajos tipos de interés en la rentabilidad bancaria, añadió. Con respecto a Brexit, el BCE destacó que los bancos deben estar preparados para cualquier eventualidad, ya que no se ha llegado a un acuerdo a sólo unos meses de que Reino Unido salga de la Unión Europea. Este informe coincide con los datos de crecimiento de la zona euro correspondientes al tercer trimestre, en el que el PIB creció un 0,2% frente al 0,4% del trimestre anterior, confirmando una desaceleración económica. El incremento del PIB del tercer trimestre es el menor registrado desde el segundo trimestre de 2014. La desaceleración se debe a factores como la incertidumbre en Italia, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que está afectando a la confianza de los empresarios europeos, a la incertidumbre sobre el Brexit y a la desaparición de vientos de cola como el bajo precio del crudo.

De nuevo la política

Martes 30 de octubre de 2018
Los mercados iniciaban la semana con la noticia de que el presidente electo de Brasil, el derechista Jair Bolsonaro, ganaba los comicios del domingo prometiendo una dirección radicalmente nueva en la política, que va desde la lucha contra la delincuencia y la reducción del papel del Estado en la economía hasta facilitar la explotación de las tierras indígenas. El tono positivo con el que se recibió inicialmente el anuncio en Brasil se fue diluyendo y finalmente el índice Bovespa caía ayer más de un 2%, tras alcanzar un récord intradiario al inicio de la sesión, por la toma de beneficios a la espera de una definición del gobierno del presidente electo, y contagiado por una nueva caída en Wall Street. Mientras tanto, aquí en Europa, la noticia era que la canciller alemana no se presentará a la reelección como presidenta de su partido y que su cuarto mandato al frente del gobierno germano será el último. Su decisión se produce tras sufrir su segundo revés en dos semanas en unas elecciones regionales. Este domingo la debacle electoral se sufría en el estado federado de Hesse. Hace sólo dos semanas se vivía una situación similar en Baviera. La canciller alemana ha tenido un gran peso en la escena europea desde 2005, siendo un pilar clave para guiar a la Unión Europea en la crisis de la zona euro.

Italia, más conciliadora

Martes 23 de octubre de 2018
Esta semana la Fed, el BCE y la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil del domingo marcarán la agenda en los mercados. Las actas de la reunión de septiembre y algunas declaraciones de las autoridades de la Fed han dejado claro que los tipos de interés seguirán subiendo. Mañana publicará su Libro Beige sobre las condiciones de la economía en Estados Unidos y podría dar nuevas pistas. De la reunión del BCE el jueves no cabe esperar grandes sorpresas. Mientras tanto, aquí en Europa, Italia y su presupuesto para 2019continúan sin perder la atención de los mercados. Parece que el tono de las declaraciones desde Italia está siendo más conciliador. Ayer, el Tesoro italiano señalaba que no modificaría sus planes presupuestarios, pero prometió intervenir si no cumplía sus objetivos de deuda y déficit. En una carta a la Comisión, el ministro de Economía reconocía que el presupuesto del Gobierno para 2019 no estaba en línea con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE, pero agregó que no tenía la intención de ampliar más el déficit en 2020 y 2021. La buena noticia para la zona euro la ponía ayer el Bundesbank. En su informe mensual, apunta que “la mejoría de la economía en Alemania está fundamentalmente intacta”. Según la institución monetaria, tras un débil tercer trimestre por la caída en la fabricación de automóviles, los impulsores de su reciente expansión económica se mantienen, de modo que el crecimiento debería repuntar en el último trimestre del año.

Afrontar las reformas

Viernes 19 de octubre de 2018
Los líderes de la UE, además de analizar las negociaciones sobre el Brexit, también han discutido cómo hacer que la zona euro sea más resistente a las crisis, en un momento en el que la tercera economía del bloque Italia, desafía las normas presupuestarias de la UE. Los líderes de todos los países de la UE, excepto Reino Unido, deben hacer un balance de los avances para completar la unión bancaria de la zona euro y otorgarle nuevos poderes a su fondo de rescate MEDE, como anticipo de las decisiones que deben tomar en diciembre los 19 países del euro.
Las reformas que se están considerando hasta ahora tienen como objetivo garantizar que, en caso de una crisis bancaria importante, la zona euro tenga suficiente dinero para liquidar los bancos en quiebra y evitar retiradas masivas de dinero mediante el establecimiento de un fondo de garantía de depósitos en toda la zona euro. El MEDE va a obtener nuevas competencias de supervisión de las economías con el fin de estar listo para intervenir en cualquier momento con un completo programa de rescate que incluya reformas a cambio de préstamos baratos si un miembro soberano ve cortado su acceso al mercado.
Por otro lado, el presidente del BCE dijo ayer en declaraciones a los líderes de la UE que no hay pruebas de que socavar los límites presupuestarios de la Unión Europea sobre el nivel de endeudamiento conduzca a la prosperidad, pero está claro que tales acciones son costosas para todos en la zona euro, y aunque no mencionó directamente a Italia, su mensaje se refería a los planes presupuestarios de Italia.

Ralentización global

Miércoles 10 de octubre de 2018
El FMI redujo ayer sus pronósticos de crecimiento mundial en 2018 y 2019, señalando que la tensión comercial y el aumento de aranceles están afectando al comercio, en momentos en que los mercados emergentes enfrentan condiciones financieras más difíciles y salidas de capital. Las nuevas estimaciones pronostican un crecimiento global de un 3,7% para 2018 y 2019, dos décimas menos que su previsión de julio de un 3,9% para ambos años. El ajuste responde a una conjunción de factores, entre ellos el aumento de los aranceles entre Estados Unidos y China, el menor crecimiento de los países de la zona euro, Japón y Reino Unido, y el aumento de los tipos de interés que presiona a algunos mercados emergentes con salidas de capital, especialmente Argentina, Brasil, Turquía y Sudáfrica. Para Estados Unidos el FMI mantiene las previsiones de crecimiento de 2018 en el 2,9% y ajustó en dos décimas, al 2,5% el de 2019, señalando que el crecimiento disminuirá una vez se revierta parte del efecto del estímulo fiscal. En este mismo sentido se manifestó ayer el presidente de la Reserva Federal de Dallas al señalar que la subida de la rentabilidad de los bonos estadounidenses sugiere que “las perspectivas de crecimiento futuro en Estados Unidos son algo vagas”. Para la zona euro, el FMI pronosticó un ajuste del crecimiento para 2018 al 2% desde el 2,2%, con Alemania particularmente afectada por una caída de los pedidos manufactureros y los volúmenes de comercio. Para 2019 mantiene la previsión de la zona euro en el 1,9% pronosticado en julio.

El euro no encuentra apoyo

Jueves 4 de octubre de 2018
Algunos indicadores de la zona euro están mostrando claramente la ralentización de la actividad que desde distintas instituciones se viene anunciando. El Índice Compuesto de Gerentes de Compras (PMI) final de la zona euro, considerado un buen barómetro de la salud económica, bajó a un mínimo de cuatro meses en septiembre, desde el 54,5 de agosto al 54,1, ante un crecimiento más débil de las fábricas, el menor en dos años, que solo fue parcialmente compensado por un repunte entre los proveedores del sector servicios. El dato estuvo por debajo de una estimación preliminar de 54,2, pero se mantuvo en cualquier caso por encima de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción, aunque todo apunta a que la actividad empresarial se ralentice más en los próximos meses. "Aunque está cerca de un mínimo de dos años, el decepcionante PMI de septiembre se mantiene en un nivel relativamente elevado y señala un crecimiento sólido…Sin embargo, es poco probable que en el cuarto trimestre se vea un crecimiento tan sólido, ya que en los últimos meses ha habido una clara pérdida de impulso tanto en términos de producción como de nuevos aumentos de pedidos", señalan desde IHS Markit. Por el lado de la demanda, el dato de ventas minoristas que ayer se conocía también fue algo decepcionante. Las ventas de la eurozona cayeron por segundo mes consecutivo en agosto, acorde con el debilitamiento de la confianza de los consumidores desde que a comienzos de año alcanzó un máximo de 17 años.

Italia, nueva crisis en la UE

Italia insistió el martes en mantener su objetivo de déficit presupuestario a pesar de la presión de las autoridades en Bruselas y sus socios de la UE. El vice primer ministro italiano, que respalda la línea dura de sus aliados de coalición, dijo en una entrevista de radio que “No vamos a cambiar ese 2,4%, eso tiene que quedar claro. No retrocederemos ni un milímetro". El Gobierno italiano estableció la semana pasada un objetivo de déficit público del 2,4% del PIB para los próximos tres años, triplicando el compromiso de su predecesor, lo que desconcertó a los mercados y provocó críticas y llamadas a la prudencia por parte de responsables de la Comisión Europea. Aunque un déficit presupuestario no incumpliría el límite de la UE del 3%, el déficit estructural aumentaría, algo que va en contra de las reglas de la UE. A la Comisión Europea también le preocupa que el presupuesto aumente la enorme deuda pública de Italia, proporcionalmente la segunda más alta de la UE después de la de Grecia. A última hora del lunes, el otro vice primer ministro de Italia, líder de la ultraderechista Liga, respondió al presidente de la Comisión Europea, quien había dicho que la UE debe ser "estricta" con Italia para evitar poner en riesgo el proyecto del euro, señalando "Nadie en Italia se deja llevar por las amenazas". El enfrentamiento entre Italia y la UE está teniendo su reflejo en los mercados de divisas con una depreciación del euro, y en los monetarios con la prima de riesgo de Italia que supera los 290 puntos frente a los 240 puntos que se registraban el viernes, arrastrando también a deuda española, cuyo diferencial con la deuda alemana se sitúa en 112 puntos.


Una larga convalecencia



Martes 25 de septiembre de 2018

El Banco Internacional de Pagos advierte en su último informe que los mercados financieros necesitan prepararse para un largo período de turbulencias a medida que los principales bancos centrales del mundo comienzan a cerrar sus programas de estímulo y a elevar los tipos de interés.
Compara la volatilidad de este año en los mercados con la reacción de un paciente que termina un tratamiento farmacológico fuerte y debe prepararse para una convalecencia prolongada y agitada, ante el probable aumento de tipos en EE.UU., el creciente temor por las guerras comerciales, el BCE a punto de poner fin a su programa monetario expansivo y con problemas en mercados emergentes que llevan a subidas de tipos de interés.
Precisamente ayer, las declaraciones del presidente del BCE ante la Comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara reforzaban la perspectiva de una retirada progresiva de los estímulos monetarios, al advertir del repunte "relativamente vigoroso" de la inflación subyacente en la zona euro. Expresó su confianza en que continúe el repunte de los salarios, señalando que el crecimiento de los salarios negociados en la Eurozona se incrementó desde el 1,5% en 2017 hasta el 1,7% en el primer trimestre de este año y el 2,2% en el segundo.
No obstante, reafirmó la promesa del BCE de mantener los tipos en sus actuales niveles bajos "hasta el verano" del próximo año, rechazando implícitamente la petición de algunos miembros de la institución para que los ajuste con mayor antelación.

Compartir los riesgos

(Foto: EP)
Jueves 20 de septiembre de 2018
Un día después de que el presidente del BCE defendiese los beneficios de la supervisión bancaria europea en París, ayer en Berlín abogaba por la necesidad de un instrumento fiscal en la zona euro "considerable" y bien diseñado para combatir las crisis y evitar el riesgo moral de los estados miembros.
En primer lugar, debe ser considerable, de modo que pueda restablecer la plena capacidad de estabilización fiscal…En segundo lugar, debe estar diseñado adecuadamente para contener el riesgo moral", apuntó el titular del BCE. Al abordar un debate político aparentemente estancado, el presidente de la institución monetaria europea afirmó que sólo un gran paso hacia una mayor integración podría impulsar el crecimiento y la productividad, aliviando el malestar económico que está llevando a cuestionar el proyecto europeo.
Alemania se ha resistido a muchas de las medidas defendidas por el BCE, ante el temor de que una integración más estrecha pueda obligar a sus contribuyentes a pagar la deuda de otros gobiernos y de bancos. Pero Draghi aseguró que compartir los riesgos impulsa la confianza y la estabilidad.
Agregó que una forma de lograrlo sería crear una herramienta fiscal común que combatiría la especulación de los mercados durante los momentos de crisis, cuando los inversores tienden a retirarse de los países afectados. "Debería haber un instrumento que complemente la política monetaria para dar estabilidad macroeconómica tanto a nivel del área euro y, fundamentalmente, en cada uno de sus estados miembros".

La UE quiere mayor peso


Miércoles 19 de septiembre de 2018
Foto EFE

La Comisión Europea hizo públicas ayer sus propuestas para reformar la Organización Mundial del Comercio, con el fin de contrarrestar las distorsiones del mercado y disuadir a Estados Unidos de que se retire del organismo.
La responsable de Comercio de la UE dijo en un comunicado que "el mundo ha cambiado, la OMC no. Ya va siendo hora de actuar para que el sistema pueda hacer frente a los desafíos de la economía mundial actual y vuelva a funcionar para todos. Y la UE debe asumir un papel principal en eso". La Comisión dijo que quería actualizar las reglas de comercio internacional, reforzar la autoridad de la OMC para supervisar el sistema y encontrar una forma de superar el estancamiento actual del esquema de solución de diferencias de la institución. Los líderes de la UE pidieron a la Comisión en junio que presentara propuestas que pudieran mejorar la OMC en áreas cruciales, como subvenciones, aplicación y negociaciones.
En mayo, el presidente francés propuso una revisión de las reglas de comercio mundial, instando a la UE, Estados Unidos, China y Japón a elaborar un plan para la reforma de la OMC antes de fin de año. La OMC trabaja sobre la base del consenso entre sus 164 miembros y, con vetos para cada uno, cada nueva iniciativa corre el riesgo de convertirse en una moneda de cambio en una negociación mayor. Pocos intentos de reforma han tenido éxito y muchos están atascados, como las conversaciones para reducir las subvenciones agrícolas, aumentar el acceso a los mercados, reformar las normas sobre el acceso a los medicamentos, mejorar el sistema de disputas de la OMC y liberalizar el comercio de servicios.

Riesgos en cadena

Viernes 7 de septiembre de 2018

Las tensiones comerciales entre las dos primeras economías del mundo, Estados Unidos y China, con la imposición de aranceles comerciales están teniendo consecuencias directas en otras economías, especialmente en países emergentesproductores de materias primas y que también se están viendo afectadas por la política de subida de tipos de interés de la Reserva Federal norteamericana. Esta semana se anunciaba que Sudáfrica había entrado en recesión tras registrar en dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo del PIB. El rand sudafricano se ha depreciado desde el lunes cerca de un 5% frente al dólar, acumulando una pérdida superior al 17% desde comienzo de agosto y 25% en el conjunto del año. El peso argentino y la lira turca han sido las divisas que más se han depreciado en el año un 105% y 70% respectivamente, intensificándose las pérdidas en las últimas semanas, siendo el detonante el repunte de la inflación que se sitúa en el 17% en Turquía y en un 31% en Argentina, lo que ha llevado a los ciudadanos a comprar dólares para evitar la pérdida de poder adquisitivo. Por otro lado, la guerra arancelaria entre Estados Unidos y China es otro factor que está afectando a los países emergentes, ya que en la medida en que la economía china pueda verse afectada, también se reducirá la demanda de materias primas que conlleva descensos en los precios afectando a países con una fuerte dependencia de la exportación de materias primas y minerales como pueden ser entre otros Brasil, Chile, Rusia, Sudáfrica, Indonesia, y aunque en menor medida, también pueden verse afectados países desarrollados, como Australia y Canadá.

EE.UU Y MÉXICO LLEGAN A UN ACUERDO 

Martes 28 de agosto de 2018

Estados Unidos México han llegado a un acuerdo para reemplazar al TLCAN. Ayer se hizo el anuncio. El acuerdo entre ambos países supone que el 75% del contenido de los automóviles sea fabricado en ambos países, por encima del nivel actual del 62,5% y también exige que entre el 40% y el 45% del contenido de los coches sea hecho por trabajadores que ganen al menos 16 dólares por hora. Según declaraba un funcionario comercial estadounidense las conversaciones con Canadá empezarían de inmediato, con la expectativa de llegar a un pacto el viernes. “Ahora estamos invitando también a los canadienses y esperamos poder llegar a una conclusión justa y exitosa con ellos también". El anuncio del acuerdo tuvo impacto en el mercado de divisas. El peso mexicanollegó a apreciarse un 1,5%, marcando un máximo de 18,605 unidades frente al dólar. Por su parte, el dólar canadiense alcanzaba máximos de 2 meses frente al dólar, a la zona de las 1,2955 unidades. En cuanto al euro, en las últimas horas de la tarde se apreciaba cerca de un 0,50% frente al dólar, en la zona de los 1,1680 dólares. Hoy, en las primeras horas de negociación se mantiene alrededor de este nivel. El euro también encontró apoyo en un favorable dato de confianza empresarial en Alemania. El instituto Ifo informó que la confianza de los empresarios alemanes en agosto mejoró por primera vez este año, situando su índice en 103,8, superando el dato de 101,7 de julio y las previsiones que apuntaban a 101,9. Según la encuesta, los directivos están menos preocupados por la amenaza de una guerra comercial global.

El peligro de revertir la globalización

Lunes 27 de agosto de 2018

Unos días después de que el presidente estadounidense criticara la política de subida de tipos de la Reserva Federal, el responsable del banco central utilizaba el simposio anual de Jackson Hole para responder que los tipos de interés de la Fed son la mejor forma de proteger la recuperación económica de Estados Unidos y mantener el crecimiento del empleo lo más fuerte posible, con una inflación bajo control. "La economía está fuerte. La inflación está cerca de nuestro objetivo del 2% y la mayoría de las personas que desea un empleo lo encuentra (...) si continúa el fuerte crecimiento de los ingresos y el empleo, probablemente serán apropiados incrementos graduales adicionales del rango objetivo del tipo de fondos federales". El tema de análisis de este año se centraba en el cambio en la estructura de mercado y Powell usó ese asunto para detallar por qué los cambios en conceptos como el nivel de pleno empleo y el tipo de interés neutral justifican incrementos de los tipos graduales. Apuntó que los errores pasados de la Fed, como una estimación incorrecta del pleno empleo que permitió un despegue de la inflación en la década de 1970, implican que hoy el banco central no debería asumir sus estimaciones presentes de esas variables económicas como precisas. En este mismo foro, el gerente general del Banco Internacional de Pagos hizo una fuerte crítica al creciente proteccionismo y un reproche poco sutil al uso de aranceles y a las negociaciones comerciales del presidente estadounidense en busca de concesiones de China, México y otros países. Revertir la globalización "podría incrementar los precios, aumentar el desempleo y frenar el crecimiento", señaló el ex presidente del Banco de México, añadiendo que los aranceles más altos podrían acelerar la inflación en Estados Unidos y obligar a la Fed a elevar los tipos, lo que impulsaría al dólar y perjudicaría tanto a los exportadores estadounidenses como a las economías de los mercados emergentes. Simultáneamente al discurso de su máximo responsable, el BIS publicó una investigación en la que estima que revocar el TLCAN significaría una pérdida del PIB de 37.000 millones de dólares para Canadá, 22.000 millones de dólares para México y 40.000 millones de dólares para Estados Unidos

BCE, FED y Brexit

Viernes 24 de agosto de 2018

Un día después de que lo hiciese la Reserva Federal, el BCE publicaba ayer las actas de su última reunión de política monetaria del pasado 26 de julio. En ella, sus miembros consideran que el proteccionismo y la amenaza de una guerra comercial global son los mayores riesgos para la economía de la zona euro, pero el crecimiento por ahora sigue firme. En una reunión con pocos o ningún desacuerdo, los responsables de definir el tipo de interés compartieron la opinión de que el bloque estaba funcionando como se esperaba, por lo que no era necesario modificar la política monetaria. A este respecto, ayer el presidente del Bundesbank señalaba que el BCE debería reducir su programa de estímulo ahora que la inflación es consistente con su objetivo, advirtiendo contra una demora en la normalización tras años de apoyo monetario. El BCE acordó en junio terminar con su programa de compra de bonos para fin de año, pero el presidente del Bundesbank, un crítico abierto de la política de dinero fácil del BCE, dijo que este debería ser solo el primer paso de un proceso que podría llevar años. Precisamente el presidente del banco alemán ha estado esta semana en el centro de atención después de que un diario alemán dijera que la canciller alemana estaba centrada en que Alemania obtenga la presidencia de la Comisión Europea en lugar de promover al presidente del Bundesbank para suceder a Draghi el próximo año. Mientras, en la Fed, algunos de sus miembros siguen considerando dos posibles subidas más de tipos de interés este año. La presidenta de la Fed de Kansas en una entrevista declaraba que la Fed debería subir más los tipos de interés este año y probablemente el próximo también, aunque ese plan podría cambiar dependiendo de las condiciones económicas y financieras. Esta expectativa de subida de tipos sigue frenando las caídas del dólar. Ayer se apreciaba ligeramente frente al euro, cotizando en las últimas horas de la tarde en la zona de los 1,1570 dólares. En el caso de la libra, la falta de acuerdo sobre la salida del Reino Unido de la UE sigue presionando su cotización. Ayer se depreciaba un 0,4% frente al euro, hasta la zona de 0,9020 libras. 

Trump y la FED

Lunes 22 de agosto de 2018
El mercado está dando el beneficio de la duda a la reanudación de las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, que podrían ser un paso adelante para lograr un avance significativo y resolver un conflicto que amenaza con hundir todo el intercambio de bienes entre las dos mayores economías del mundo. A la espera de los encuentros, los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense caían ayer cerca de sus mínimos de cuatro semanas, en el comienzo de una semana centrada en la política de la Reserva Federal y en la que no se publicarán indicadores de peso ni se realizarán emisiones de deuda que puedan darle una dirección al mercado. La curva de rendimiento entre la deuda a 2 y 10 años se redujo a 23 puntos básicos, su nivel más plano desde 2007. La Fed publicará mañana las actas de su reunión de política monetaria de agosto, que se revisarán en busca de nuevas indicaciones sobre las probabilidades de que se realicen cuatro subidas de tipos de interés este año. Se espera que suba los tipos por tercera vez en septiembre, pero aún hay dudas de que haya un alza en diciembre. Precisamente ayer, el presidente estadounidense criticó el ritmo al que la Reserva Federal sube los tipos de interés añadiendo que el banco central debería tener un sesgo más expansivo y que "la Fed me debería dar algo de ayuda". Tras sus declaraciones, en índice dólar tocó mínimo de la sesión, y el euro fue recuperando terreno. 

La envidia económica del mundo

Lunes 30 de julio de 2018
Hace unos días el Presidente norteamericano acusaba a la UE y a China en Twitter de manipular sus divisas y tipos de interés a la baja reduciendo “la gran competitividad de nuestra economía”. Días después, el FMI afirmaba que el euro estaba demasiado débil para países como Alemania y Holanda, y demasiado fuerte para países como España. Aunque es indudable que la actual política del BCE se beneficia de una divisa débil, desde la institución se cuidan mucho de entrar en el juego, y no dejan de repetir que en la conducción de su política, no subyace ninguna intención de fortalecer o debilitar el euro. Su reunión del jueves aportó poco si no fuese porque de las varias traducciones del comunicado final (hay 21 idiomas de trabajo en el BCE) podían interpretarse mensajes distintos acerca del momento de la primera subida de tipos de interés. Según el idioma del comunicado, podría interpretarse que sería en junio o en septiembre de 2019. No es que eso haga una enorme diferencia, pero en un mercado de divisas que no encuentra demasiados estímulos, fue suficiente para que el euro/dólar registrase movimiento de ida y vuelta. Quedan pocos cambios, de modo que si la FED no produce novedades en la reunión de esta semana, no será a causa de los bancos centrales que vayamos a tener un agosto agitado. Tras el mejor dato de PIB en cuatro años, el Presidente norteamericano ha aprovechado para arrogarse el éxito y hablar de “la envidia económica del mundo” a sabiendas de que una parte no menor del crecimiento –se quedó una décima por debajo del 4.2% que estimaban los pronósticos- viene precisamente del anticipo de pedidos de clientes extranjeros por el temor a las tarifas. Un incremento del 80% de las exportaciones de alimentos y otros productos agrícolas, que es lo que lideró el 9.3% de incremento de exportaciones en el trimestre, parece un indicio de manipulación bastante más evidente cualquiera del BCE. Dice el presidente que el siguiente trimestre será aún mejor. Difícil, salvo que continúe con lo mismo, que es traer dinero del futuro y los que vengan detrás que arreen. Eso sí es manipular.

Presiones a la FED

Martes 24 de julio de 2018
Pese a las críticas del presidente estadounidense a la política de la Fed, ayer los rendimientos de los bonos referenciales del Tesoro de a 10 años subían a sus niveles más altos en un mes. El mercado mantiene las expectativas de que la Fed seguirá subiendo los tipos de interés y que no cederá a la presión presidencial. Los rendimientos de los bonos a largo plazo también subieron tras algunas noticias que apuntaban a que el Banco de Japón podría retirar sus estímulos monetarios antes de lo esperado. La rentabilidad del bono a 10 años se situaba en el 2,906%, el nivel más alto desde el 22 de junio y por encima del 2,893% del viernes. También, el diferencial entre la deuda a 2 y 10 años subía por encima de los 30 puntos básicos, su nivel más pronunciado desde el 5 de julio. Mientras tanto, la radio estatal de China anunciaba que el gobierno adoptará una política fiscal más expansiva para frenar la incertidumbre externa sin recurrir a fuertes medidas de estímulo monetario. El crecimiento de la economía se desaceleró ligeramente al 6,7% en el segundo trimestre y la producción industrial se debilitó en junio hasta su menor nivel en dos años, ante la preocupación por los efectos de la guerra arancelaria. Con la desaceleración del crecimiento económico se ha iniciado un debate entre las autoridades del gobierno chino respecto a si la política fiscal debería tener un papel más preponderante para mitigar el impacto de la guerra comercial con Estados Unidos.

FMI: riesgos crecientes

Viernes 20 de julio de 2018
El FMI dijo ayer que el crecimiento de la zona euro ha llegado a un punto álgido y los riesgos al panorama son "particularmente serios", lo que eleva la posibilidad de que la economía de la zona euro sufra una desaceleración brusca. El organismo indicó que en momentos en que las inversiones, el consumo y la creación de empleo siguen una tendencia alcista, aún hay espacio para que la expansión se mantenga al menos durante un par de años más, pero que los riesgos tanto domésticos como externos son crecientes, y que calificó como “particularmente serios en este momento”. El FMI señala que si los riesgos se materializan, la economía puede sufrir una “desaceleración brusca”y advirtió sobre la amenaza de una guerra comercial global a gran escala, el riesgo de un Brexit descontrolado y la complacencia de los gobiernos de la zona euro a la hora de aplicar reformas. La fase de crecimiento de cinco años ha estado apoyada por una política monetaria excepcionalmente expansiva y el FMI ha advertido al Banco Central Europeo en contra de retirar los estímulos demasiado rápido, ya que los mercados podrían desestabilizarse y castigar a los países miembros más débiles del bloque, forzándoles a aplicar fuertes recortes del gasto. Ante este entorno, el FMI señala que “subir los tipos muy pronto podría ser un error costoso para la zona euro y para el resto del mundo”, y que por lo tanto, el compromiso del BCE de mantener los tipos de interés en niveles extraordinariamente bajos hasta el próximo verano es clave.

Brexit significa Brexit


Jueves 19 de julio de 2018

La primera ministra británica continúa con el plan de salida de la UE que esta semana presentaba en el Parlamento y que tanto le ha costado sacar adelante. Ayer señalaba que no abandonaría su proyecto sobre la futura relación de Reino Unido con el bloque europeo. La primera ministra era desafiada por un legislador pro-Brexit de su partido para que explicara cuándo había decidido cambiar su eslogan de "Brexit significa Brexit", por "Brexit significa quedarse". 

"Brexit sigue significando Brexit", dijo May entre los aplausos de sus partidarios del Partido Conservador. También apuntó que ya habían comenzado las conversaciones con Bruselas basándose en su propuesta plasmada en un libro blanco hecho público la semana pasada, después de que su dividido Gobierno hubiera logrado un acuerdo en su residencia de campo de Chequers. "El acuerdo de Chequers, el libro blanco, son la base de nuestra negociación con la Unión Europea y ya hemos comenzado esas negociaciones", dijo al Parlamento. 

Mientras tanto, ayer se conocía el dato de inflación en Reino Unido en junio. Se mantuvo estable en el 2,4% interanual, dos décimas por debajo de lo previsto, lo que podría dar al Banco de Inglaterra tiempo para reflexionar antes de la esperada subida de tipos de interés el próximo mes. La inflación subyacente cayó al 1,9% desde el 2,1% en mayo. En la zona euro, se confirmaba que la inflación aumentó al 2,0% en junio.

EEUU: crecimiento sólido

Miércoles 18 de julio de 2018

El presidente de la Fed dijo ayer en la Comisión de Banca del Senado que la economía norteamericana se mantendrá varios años más con un sólido crecimiento del mercado laboral y con la inflación cercana al objetivo del 2%, siempre que el organismo sea capaz de tomar las decisiones adecuadas.
Señaló que mantendrá la estrategia de retirada gradual de estímulos monetarios y que la posibilidad de decidir sobre dos subidas adicionales de tipos de interés este año, se mantiene abierta. En el primer día de los dos previstos de comparecencia semestral ante las Cámaras, señaló que las tensiones comerciales por la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos y así como la respuesta de otros países, puede tener un efecto “negativo en la buena marcha de la economía, porque la incertidumbre que genera desincentivará la inversión si se prolonga demasiado.
Hasta el momento el Presidente de la Fed mantenía que no veía un impacto directo sobre el conjunto de la economía de EE.UU., aunque ayer se refirió al riesgo que supone a futuro, y afirmó que es “difícil de predecir”. Por otra parte el Gobernador del Banco de Inglaterra dijo ayer en una comparecencia parlamentaria que la falta de acuerdo sobre el Brexit tendría “grandes” consecuencias económicas, y que generaría que el BoE revaluaría el panorama económico y los tipos de interés, aunque señaló que no prejuzgaría en qué dirección.

EE.UU. es vulnerable

Martes 17 de julio de 2018

Advertencia del FMI. Ayer, en una actualización de su Panorama Económico Mundial, advertía que cada vez es más probable que se produzcan conflictos comerciales crecientes y sostenidos, lo que amenaza con descarrilar la recuperación económica y deprimir las perspectivas de crecimiento a medio plazo.EE.UU. como foco de aranceles de represalia por parte de socios comerciales, es especialmente vulnerable a una desaceleración de sus exportaciones. Según el FMI, una escalada de los aranceles no sólo tiene un efecto directo en la demanda, sino que elevaría la incertidumbre y dañaría la inversión. El FMI ha mantenido sus pronósticos de abril de un crecimiento mundial del 3,9% para este año y para el 2019. Las previsiones para EE.UU. y China tampoco han cambiado, con un crecimiento del 2,9% en 2018 y del 2,7% en 2019, y una expansión de 6,6% para este año y en 6,4% para el próximo en el caso de China. No obstante, el FMI ha recortado las previsiones para el 2018 de algunos países de mercados emergentes. En particular ha rebajado medio punto porcentual la proyección de crecimiento de Brasil, a un 1,8%, debido a los efectos persistentes de huelgas laborales y la incertidumbre política. También ha reducido sus pronósticos de crecimiento para este año en los países de la zona euro, Japón y Reino Unido.

México: a las puertas de un cambio

Viernes 29 de junio de 2018
México celebra el domingo elecciones presidenciales y más de 89 millones de mexicanos están habilitados para votar. Las encuestas sitúan como favorito a Andrés Manuel López Obrador, del partido Movimiento Regeneración Nacional. Entre sus promesas electorales destacan la de acabar con la arraigada corrupción y la descontrolada violencia criminal, impulsar la economía y ayudar a los que menos tienen. Es su tercer intento por llegar a la presidencia y terminar con el desencanto de millones de mejicanos después de décadas de control político por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) del presidente Enrique Peña Nieto y del Partido Acción Nacional (PAN).
López Obrador ha prometido cambios en el modelo de libre mercado que impera hace décadas en la segunda economía más grande de América Latina, lo que generó preocupación en el mundo financiero y empresarial. Varios de sus asesores han calmado a los mercados y principales líderes de empresas, asegurando que López Obrador no es un "radical" y que defiende el libre mercado. Además del Presidente, en las elecciones del domingo serán renovados unos 3.400 cargos públicos, entre diputados, senadores, gobernadores y alcaldes. La coalición encabezada por el partido de López Obrador, sería, según los sondeos, la mayor fuerza en ambas cámaras del Congreso pero se quedaría corta para lograr la mayoría calificada que le permitiría realizar cambios constitucionales.

Preparándose para el brexit

Jueves 28 de junio de 2018
El Banco de Inglaterra presentaba el pasado miércoles el Informe de Estabilidad Financiera. Este informe, que se da a conocer dos veces al año, sitúa al Brexit como el mayor riesgo a la estabilidad del sistema financiero del Reino Unido. Su gobernador aprovechaba la presentación para responder al informe publicado el pasado lunes por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) reclamando a las entidades financieras y sus supervisores que aceleren sus preparativos para la salida británica de la UE. En su opinión, los bancos no habían logrado avanzar lo suficiente en sus preparativos para el Brexit y no deberían esperar la ayuda de un "milagro" en forma de intervención pública. Desafiando esta opinión de la EBA, el gobernador del BoE afirmaba que los bancos británicos estaban preparados para un Brexit desordenado y que era la propia UE la que debería actuar para evitar desórdenes en el mercado. La opinión del BoE es que mientras ellos están implementando medidas para abordar los riesgos de estabilidad financiera que pueden afrontar de forma unilateral, la UE necesita comprometerse con acciones similares a las de Reino Unido para garantizar que 29.000 millones de libras en derivados en poder de bancos y compañías británicas y de la UE continúen en vigor después del 29 de marzo de 2019 si no hay un acuerdo de transición.

Momento frustrante

Miércoles 27 de junio de 2018
En su primer acto público en solitario como representante del BCE, al que se incorporó como vicepresidente el pasado 1 de junio, Guindos declaraba ayer que "la benigna reacción que siguió al anuncio de nuestra decisión respalda lo apropiado de nuestra actual evaluación". También destacaba en su discurso que la economía de la zona euro mantendrá su tendencia al crecimiento en los próximos años a pesar de la creciente amenaza del proteccionismo y de la subida del petróleo, factores que influirán en la inflación y en el crecimiento mundial. Precisamente sobre el proteccionismo y las tensiones comerciales hablaba ayer la directora gerente del FMI. Definía la situación actual de tensiones comerciales, como momento frustrante. "Si comienzas a socavar el comercio internacional poniendo en marcha barreras, cuotas, barreras no arancelarias y trayendo ese nivel de incertidumbre (...) Eso es particularmente frustrante para aquellos de nosotros que hemos trabajado duro para mejorar el sistema. Por eso estamos preocupados", añadió la titular del FMI en una conferencia en Dublín. Lagarde señaló que con la economía mundial en una situación razonablemente buena -con un crecimiento del PIB del 3,9% previsto para este año "siempre que las cosas vayan en la dirección correcta"- los dirigentes deberían estar concentrándose, en cambio, en problemas como el cambio climático, la desigualdad y la deuda.

El BoE más cerca de subir tipos

Viernes 22 de junio de 2018
El Banco de Inglaterra mantuvo sin cambios los tipos de interés en el 0,5% en la reunión de ayer pero su economista jefe se unió de manera inesperada a la minoría de miembros que pide una subida de los tipos ahora, una postura que impulsará probablemente las expectativas del mercado sobre ajuste inminente. La entidad estableció también una nueva orientación acerca de cuándo podría empezar a vender sus 435.000 millones de libras en bonos soberanos británicos, indicando que esto podría ocurrir una vez que los tipos se hayan situado en torno al 1,5%. El Comité de Política Monetaria votó por 6-3 a favor de mantener las los tipos en 0,5%. El economista jefe se unió a los dos miembros que habitualmente demandan una subida de tipos al 0,75% en medio de preocupaciones de que recientes acuerdos salariales y demandas laborales puedan hacer subir los sueldos más rápido de lo esperado. Esto abre la puerta a una subida de tipos en la próxima reunión del 2 de agosto. El BoE subió los tipos por primera vez desde la crisis financiera de 2008 en noviembre de 2017 y en ese momento el BoE daba indicaciones de que podría volver a subir los tipos en mayo, pero la desaceleración económica del primer trimestre de 2018 ha llevado a posponer este posicionamiento. Ahora los futuros sobre los tipos de interés sugieren que existe una probabilidad de un 66% de que en la reunión de agosto suban los tipos en 25pb cuando antes de la reunión estas probabilidades eran de un 50%.

Encuentro en Sintra

Miércoles 20 de junio de 2018
Cuando no ha pasado una semana desde la reunión del BCE, ayer su presidente dijo en la conferencia inaugural del encuentro anual del BCE en Sintra que el Banco Central Europeo será paciente al ajustar su política monetaria, y añadió que la reacción de los mercados al mensaje sobre la primera subida de tipos de interés en la eurozona ha sido consistente con la intención de avanzar gradualmente hacia la normalización. El proceso de normalización de la política monetaria por parte de los Bancos Centrales es ya un hecho, y el BCE anticipó la semana pasada su hoja de ruta para la retirada de estímulos monetarios en la zona euro. En la rueda de prensa del jueves dijo que los tipos de interés se mantendrán en los niveles actuales al menos hasta verano de 2019. El mensaje del BCE sobre guía de la futura subida de los tipos ha sido intencionadamente ambigua, y ayer el presidente del Banco Central de Irlanda dijo en una entrevista en una cadena de televisión que “lo que estamos intentando decir es que hasta el verano implica el fin del verano”, y que es demasiado pronto para tener una discusión al respecto”. El presidente del BCE en su discurso de ayer ha incidido que el proceso de ajuste seguirá siendo predecible y entrará en acción a un ritmo gradual que sea el más apropiado para la convergencia de la inflación con el objetivo de estabilidad a medio plazo. También señaló que la guerra comercial desatada entre Estados Unidos y China está elevando la incertidumbre aunque por ahora las expectativas de crecimiento para el medio plazo permanecen esencialmente sin cambios.

El euro, estable pero en alerta

Martes 19 de junio de 2018

Sobre el asunto de la guerra comercial con EE.UU. la respuesta de China siempre ha sido la misma: no desea que se produzca una guerra comercial entre las dos potencias mundiales pero respondería a EE.UU. de manera contundente e inmediata. Y así está siendo. Cada anuncio del presidente estadounidense de imponer aranceles a productos chinos tiene la respuesta inmediata de China con la imposición de aranceles a productos de EE.UU. por la misma cuantía económica. En las batallas que se están librando, cada uno de los contrincantes saca pecho. China respondiendo al envite y EE.UU. diciendo que su economía puede absorber los golpes de China. Ayer, el presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, declaraba que ahora es el momento adecuado para presionar a China sobre sus políticas comerciales porque la economía de Estados Unidos es lo suficientemente fuerte como para absorber la incertidumbre derivada de las tensiones bilaterales. Ayer Goldman Sachs apuntaba que ve una política monetaria en China ligeramente menos restrictiva como consecuencia de esta tensión comercial. Ha reducido su proyección del tipo repo a 7 días al 2,75% a finales de año, desde el 3%, y espera que el Banco Popular de China reduzca el coeficiente de reservas obligatorias de los bancos en 50 puntos básicos. En abril, el banco central chino redujo inesperadamente este coeficiente en 100 puntos básicos, al 16% en el caso de las grandes instituciones bancarias, y al 14% para los bancos más pequeños.

El BCE pone fecha final a la QE

FED: dos subidas más este año

Jueves 14 de junio de 2018
Sin sorpresas. La Reserva Federal subió ayer su tipo de interés de referencia, una medida ya anticipada por mercado, un cuarto de punto porcentual a un rango de entre un 1,75% y un 2%. También retiró su compromiso de mantener los tipos lo suficientemente bajos como para estimular la economía "durante un tiempo" y señaló que toleraría una inflación por encima de su objetivo al menos hasta 2020. La Fed ha aumentado los tipos siete veces desde finales de 2015 gracias a la continua expansión de la economía y al sólido crecimiento del empleo, lo que dejó obsoleta la redacción de sus anteriores comunicados de política monetaria. La inflación también se ha ajustado, con nuevas previsiones de los funcionarios del banco central estadounidense que indican que se mantendría por encima del objetivo del 2%, alcanzando el 2,1% este año y permaneciendo en este nivel hasta el 2020. Las nuevas previsiones de los responsables de la política monetaria también proyectan un ritmo ligeramente más rápido de subida de tipos en los próximos meses, con dos más en el año, frente a una sola subida de su pronóstico anterior. Además, esperan otras tres subidas el próximo año, sin cambios frente a sus expectativas previas. "El mercado laboral se ha seguido fortaleciendo (...) la actividad económica ha crecido a un ritmo sólido", dijo el comité de la Fed en un comunicado unánime después de dos días de reunión.

Un comunicado clave

Miércoles 13 de junio de 2018

Hoy finaliza la reunión del Comité de Política Monetaria de la Reserva Federal, y los mercados esperan que se anuncie una nueva subida de 25 pb en los tipos de interés, hasta el 2,0%. Además del comunicado, la reunión concluye con la actualización de las proyecciones económicas y una rueda de prensa del Presidente. La atención se va a poner en poder determinar cuáles pueden ser las pautas futuras de actuación. Ayer se publicaron los datos de IPC de mayo, mes en el que la inflación subió un 0,2% con respecto al mes anterior, y en el que la tasa interanual subió tres décimas, hasta el 2,8%, el nivel más alto desde febrero de 2012, superando el objetivo de la Fed que es un 2%.
En este entorno el comunicado gana protagonismo ya que la Fed podría señalar si el ritmo de crecimiento de la actividad y de la inflación podría suponer un aumento en el ritmo de las subidas de tipos de interés por encima de lo previsto. Es posible que se produzcan algunos cambios en el comunicado, y que pueda incluir alguna referencia al proceso de normalización de la política monetaria y que se elimine una expresión que ha usado desde finales del 2015: que las tasas se mantendrían por debajo de los niveles históricos "durante algún tiempo". El actual ciclo normalización monetaria de la Fed comenzó en diciembre del 2015 cuando inició la reducción de su cartera de bonos del Tesoro y deuda que compró para impulsar la economía tras la crisis de 2007. El comunicado será a las 20:00h de Madrid, y media hora más tarde, la rueda de prensa.

Comercio justo, comercio tonto

Martes 12 de junio de 2018
Tras una problemática cumbre del G-7 el pasado fin de semana, el temor de los inversores a una ruptura de la zona euro se disipaba después de que el nuevo ministro italiano de Economía prometiera mantener al país en el euro y recortar los niveles de deuda. Su promesa impulsaba los títulos del sector bancario en la zona euro, sobre todo en Italia, donde el índice que recoge los títulos bancarios se anotaba ayer una subida del 5,85%. La “conmoción” de la cumbre del G7 está teniendo distintas reacciones a ambos lados del Atlántico. Ayer, el ministro de Economía alemán declaraba que los acontecimientos de la cumbre han unido a la Unión Europea. “Es importante que demostremos unidad a todos los niveles”.
Mientras tanto, el presidente estadounidense, después de haber abandonado la cumbre antes de tiempo y anunciar que se retiraba del comunicado conjunto, ayer echaba un poco más de leña al fuego con una serie de tuits donde, en un arrebato, se expresaba contra sus aliados en la OTAN, la Unión Europea y el primer ministro canadiense. “El comercio justo ahora se llamará comercio tonto si no es recíproco”, dijo Trump. “Perdón, no podemos dejar que nuestros amigos, o enemigos, se aprovechen de nosotros en el comercio, ¡Debemos poner primero al trabajador estadounidense!”, agregó. Unos comentarios que parecen destinados a tocar la fibra sensible de los votantes que apoyan su “Primero Estados Unidos”.

Ralentización en la UE

Viernes 8 de junio de 2018
A menos de una semana de la próxima reunión del BCE, los datos económicos de la zona euro confirman la ralentización del crecimiento en el primer trimestre de 2018 hasta un 0,4% frente al 0,7% registrado en el trimestre anterior. En términos interanuales los países de la zona euro crecieron un 2,5%. Para el conjunto de la UE, el crecimiento trimestral fue de un 0,4% y de un 2,4% en términos interanuales. Entre los países de la UE, el mayor ritmo de crecimiento se registró en Letonia y Polonia con un 1,6%, seguidos por Hungría y Finlandia con un 1,2%. Por el contrario Estonia ha sido el único país que ha registrado una contracción económica de un -0,1%, mientras que Rumanía y el Reino Unido registraron tasas de crecimiento del 0,1%. De las principales economías de la zona euro, España fue la que registró un mayor crecimiento, un 0,7% trimestral y un 3% en términos interanuales. En Alemania el ritmo de se moderó al 0,3% desde el 0,6% y Francia creció un 0,2% frente al 2,5% registrado en el trimestre anterior. Eurostat señaló que las exportaciones de la zona euro cayeron un 0,4% intertrimestral y las importaciones bajaron un 0,1%, mientras que el consumo de los hogares creció un 0,5, reflejo de la menor actividad global y de las tensiones comerciales. En el primer trimestre la zona euro registró un menor ritmo que la economía norteamericana que en términos iintertrimestrales creció un 0,5% aunque también registró una desaceleración con respecto al 0,7% registrado en el trimestre anterior.

Japón, en riesgo de recesión

Miércoles 6 de junio de 2018
La actividad del sector servicios en China y en Japón muestra una divergencia entre los dos países. En Japón los datos de mayo muestran que la actividad del sector servicios creció en mayo a un menor ritmo que en el mes anterior y el índice PMI se situó en 51 puntos frente a los 52,5 de abril. A pesar del descenso, se mantiene por vigésimo mes consecutivo por encima de los 50 puntos que separa la expansión de la contracción. Además el gasto de los hogares japoneses se contrajo de forma inesperada en abril, lo que aumenta la posibilidad de que la economía japonesa entre en recesión en el segundo trimestre. En el primer trimestre la economía japonesa se contrajo de forma inesperada, y de registrar un nuevo trimestre de contracción, se pondría fin a la etapa más larga de crecimiento económico desde la década de 1980, aumentando las dudas sobre las medidas de estímulo puestas en marcha por el primer ministro para reactivar la economía. En China el índice PMI de servicios se mantuvo sin cambios en 52,9 puntos, lo que sugiere que la actividad mantiene un ritmo de expansión estable, aunque ligeramente más lento que a principios de año. Las autoridades chinas siguen en marcha con el programa de reformas económicas orientadas a reducir el exceso de capacidad productiva de la industria pesada, reducir los altos niveles de deuda y reorientar la producción industrial hacia una producción de mayor valor como la robótica y la industria aeroespacial.

Se alejan los peores escenarios

Martes 5 de junio de 2018
Tras despejarse parte de la inquietud política que se vivía a finales de la semana pasada en España e Italia, los mercados parecen tomarse un respiro. Las primas de riesgo de ambos países reflejaban ayer un alejamiento de los peores escenarios de inestabilidad. Los mercados parecen estar recuperándose, aunque es muy posible que no se hayan visto el final de las turbulencias políticas. La agencia Moody's ha señalado que no prevé que la incertidumbre política que previsiblemente habrá en España a corto plazo tenga un efecto material en su perfil de crédito. La agencia, que otorga a España un rating de "Baa1" con perspectiva estable, citó la limitada capacidad del nuevo Ejecutivo para llevar a cabo importantes iniciativas políticas o revertir las reformas aprobadas por el anterior Gobierno dada la fragmentación del parlamento. "Desde nuestro punto de vista, los acontecimientos en España es poco probable que hagan descarrilar el robusto crecimiento económico, que continúa beneficiándose de una sólida demanda doméstica y la fortaleza de las exportaciones debido a la recuperación del área del euro”. Mientras tanto, la confianza del inversor en la zona euro se deterioró por quinto mes consecutivo en junio a su nivel más bajo desde octubre de 2016, afectada por la toma de posesión de un gobierno antisistema en Italia y la disputa comercial con Estados Unidos.

Incertidumbre en el sur de europa

Viernes 1 de junio de 2018
España e Italia centran la atención política de la zona euro, y desde Europa se siguen los acontecimientos con atención, pero con cierto distanciamiento de no interferir en las políticas nacionales. En los mercados financieros, el Ibex terminó con un descenso del 1% mientras que la prima de riesgo de la deuda se redujo ligeramente, aunque hoy será cuando los mercados muestren su reacción. En Italia, ayer a última hora de la tarde los líderes del Movimiento 5 Estrellas y de la Liga alcanzaron un acuerdo para reactivar su propuesta de coalición de gobierno en Italia, evitando la perspectiva de un adelanto electoral. Las próximas horas y días serán claves en dos de los principales países de la zona euro, con implicaciones que van más allá de la política, y que podrían afectar a la recuperación económica de la zona euro. En lo económico, que quedó relegado a un segundo plano en las últimas horas, destacar que la inflación de la zona euro subió en mayo al 1,9% interanual desde el 1,2%, lo que representa el mayor incremento de precios desde abril de 2017 como consecuencia del repunte de la energía y los servicios. Si se excluye el efecto de la energía, la tasa de inflación se sitúa en el 1,4%, tres décimas más que en abril. La inflación subyacente, en la que además de la energía se excluye el impacto de los alimentos frescos, el alcohol y el tabaco ha subido al 1,1% desde el 0,7%. Este avance de la inflación refuerza a los partidarios de una retirada de estímulos por parte del BCE.

Algo más de calma

Jueves 31 de mayo de 2018
Un día después de que la mayor liquidación de deuda a corto plazo en Italia en 26 años aumentara las preocupaciones sobre la capacidad de financiación del país, el Tesoro italiano pasó ayer la prueba de una subasta de bonos a 5 y 10 años con relativa facilidad. Los precios estuvieron cerca de los del mercado secundario, por lo que no hubo necesidad de pagar una elevada prima, lo que es, sin duda, una señal alentadora tras el terremoto que se vivió en el mercado en la jornada anterior. Y mientras Italia renueva los intentos de formar Gobierno y terminar con la agitación política, desde el BCE se señala que la institución no está considerando adoptar ninguna medida de intervención, porque los indicadores aún no muestran señales de estrés entre los bancos. Los costes de endeudamiento aún están a la mitad del nivel que alcanzaron durante la crisis de deuda de la eurozona en 2010-2012, los depósitos bancarios están estables y no hay indicios de estrés en el mercado de préstamos interbancarios. "Ningún banco central actuaría a raíz de eventos de unos pocos días", señalan desde la institución europea. Además se apunta que el BCE no tiene herramientas o mandato para resolver lo que en esencia es una crisis política. Con la atención centrada en Italia y la zona euro, los datos macro están teniendo poca influencia en los mercados. Ayer, en EE.UU se revisó a la baja el crecimiento del PIB en el primer trimestre al 2,2% desde el 2,3% inicialmente anunciado.

Italia: más que riesgo político

Miércoles 30 de mayo de 2018
El gobernador del Banco Central de Italia advirtió ayer que el Estado estaba “sólo a unos poco pasos” de perder la confianza de los inversores mientras se acumulaban las órdenes de venta tanto en renta fija como en renta variable, al temer que una repetición de las elecciones se convierta en un referéndum de facto sobre la permanencia de Italia en el euro. Ayer el primer Ministro designado por el Presidente de la República teníaprevisto presentar su Gobierno, pero no lo hizo, y hoy deberá de confirmar si sigue adelante en el cargo o renuncia. Desde un punto de vista político, la situación podría llevar a nuevas elecciones en julio. Ayer el índice de la bolsa de Milán perdió un 2,65%, registrando la peor sesión desde agosto de 2016 y marcando mínimos desde julio de 2017. El diferencial de la rentabilidad del bono italiano a 10 años con el bono alemán superaba al cierre los 290 puntos, su nivel más alto desde julio de 2013, y la rentabilidad de los bonos italianos a corto plazo registraron ayer su mayor aumento diario desde 1992. La incertidumbre en la tercera economía de la zona euro también llevó a que el euro se depreciase a nuevos mínimos de varios meses. La elevada deuda de Italia, que supera el 130% del PIB deja al país expuesto a graves riesgos a la vez que una encuesta de Sentix realizada a unos 1.000 inversores institucionales y minoristas señala que el índice de "ruptura del euro” subió al 13% desde el 6,3% en abril.

El euro a debate

Martes 29 de mayo de 2018
La subida del 1,4% que ayer llegó a mostrar la bolsa italiana en las primeras horas duró muy poco. Rápidamente se esfumó al imponerse la incertidumbre que se cierne sobre Italia al dirigirse el país a unas nuevas elecciones después de desbaratarse los planes de gobierno de los partidos antisistema, Movimiento Cinco Estrellas y La Liga. El veto del presidente de Italia al nombramiento de un euroescéptico como ministro de Economía ha puesto al euro, que no estuvo demasiado presente en la última campaña electoral, en el centro del debate. En un discurso televisado, el presidente dijo que rechazó el nombramiento porque el candidato había amenazado con sacar a Italia del euro. "La incertidumbre sobre nuestra posición ha alarmado a los inversores y ahorradores tanto en Italia como en el extranjero La membresía del euro es una opción fundamental. Si queremos discutirla, entonces deberíamos hacerlo de manera seria". Ayer, el presidente nombró a un exfuncionario del FMI, Carlo Cottarelli, como primer ministro provisional, con la tarea de planificar la convocatoria de nuevas elecciones y aprobar los presupuestos. Estas nuevas elecciones probablemente girarán en torno al papel de Italia en la UE y la zona euro. Tras su nombramiento, el nuevo primer ministro apuntó que las elecciones podrían ser en otoño. Hasta entonces, el prolongado vacío de poder en Italia probablemente será analizado por las agencias de rating.

En Román Paladino: "No"

Lunes 28 de mayo de 2018

De los nueve países que forman parte de la UE y que no pertenecen al área del euro, solo Reino Unido y Dinamarca disponen de una cláusula que les permite mantenerse fuera de la eurozona si así lo desean.
Formalmente, los otros seis, Suecia, Croacia, Polonia, Bulgaria, Hungría y República Checa, están comprometidos a su integración, pero ninguno había dado hasta ahora muestras de su voluntad de incorporarse. Sin embargo, hace unos días, Bulgaria, considerada la economía más débil de la UE, y Rumanía manifestaban su propósito de pasar a formar parte de la eurozona como su vigésimo y vigésimo primer miembro. Para ello anunciaban que tenían previsto solicitar el ingreso a finales de 2018 en la antesala del euro, el llamado ERM, donde habrían de pasar dos años antes de adoptar definitivamente la divisa única. Desde la UE y probablemente como reacción al Brexit, se ha querido animar a los países fuera del euro a su incorporación.
Respaldados por el Presidente de la Comisión Europea, búlgaros y rumanos manifestaban el deseo de presentar su candidatura. Es paradójico porque se produce en un momento en el que incluso los más optimistas apuestan por un futuro europeo con diversos niveles de integración y que, en el mejor de los casos, tiene un año crítico por delante, donde más allá de gestionar episodios de inestabilidad como el que afecta a Italia, y ahora a España, tiene el reto de aunar las diferentes visiones que respecto a la integración monetaria y fiscal representan Francia y Alemania.
No parece que sea momento de seguir engordando cuando no se sabe que menú se servirá y como pueden cambiar las reglas, particularmente cuando quienes pretenden sentarse a la mesa están entre las economías más atrasadas de la UE. El BCE acaba de publicar su último informe bienal sobre convergencia y es muy explícito en ambos casos (pg 61 y 69): “La legislación búlgara/rumana no cumple todos los requisitos relativos a la independencia del banco central, a la prohibición de financiación monetaria y a su integración legal en el Eurosistema”. En román paladino un “no” para largo y en toda regla. No se diferencia mucho de los comentarios referidos a Polonia o Hungría, pero al menos estos no parecen tener la voluntad manifestada por sus vecinos.
Quizá en Bruselas no reciban bien esta ducha fría del BCE, pero el sentido común, Alemania, Holanda y algún otro país más, seguro que celebran el informe y lo que de él se deduce.
Mientras algunos no están ni se les espera, y otros quieren y no pueden, los hay que desde dentro ponen emoción sobre el euro. Hace nada mirábamos a Italia, y sin apenas darnos cuenta y cuando la aprobación de los presupuestos de 2018 parecía que ponía a España en la lista de países de riesgo moderado, llega inesperadamente la moción de censura que, si hacemos caso de las crónicas políticas del viernes por la tarde, se encuentra a las puertas de unas posibles elecciones generales que anticipan un cambio político a sumar a una crisis institucional que continua sin alumbrar una salida.
La bolsa española perdía cerca de un 2%, la mayor desde marzo, y el euro perdía definitivamente la barrera técnica del 1.17 que constituía uno de sus más firmes soportes antes de adentrase en búsqueda del siguiente en 1.1560.
Al tiempo, la prima de riesgo española superaba los 100 puntos, y aun así es la mitad de la italiana. Hasta hace unas semanas todo parecía tranquilo. Hoy nadie parece contento. Vivir para ver.

Alemania se frena

Viernes 25 de mayo de 2018
Ayer el BCE publicó las actas de la reunión del 26 de abril en la que mantuvo sin cambios los tipos de interés y tras la cual su presidente dijo que la economía europea sigue fuerte aunque señaló que había evidencias de un leve retroceso con respecto a finales de 2017. En las actas se señala que el crecimiento de la zona euro podría desacelerarse aún más, pero la expansión sigue siendo sólida y con una base amplia. Las autoridades monetarias están debatiendo si finalizan sus compras de activos o mantienen el estímulo, considerando que el actual programa de compra de bonos del BCE por importe de 30.000 millones de euros que expira en septiembre y que la economía ha registrado un enfriamiento inesperado y factores de riesgo político. "La incertidumbre que rodea el panorama se ha incrementado y se consideró que era necesaria cierta cautela para interpretar los eventos recientes, también porque la moderación en el crecimiento parece ser generalizada en cuanto a países y sectores", dijo el BCE en sus minutas. Coincidiendo con la publicación de las actas del BCE, la Oficina Federal de Estadística de Alemania publicaba que el PIB alemán creció en el primer trimestre un 0,3% frente al 0,6% del trimestre anterior. A pesar de la moderación, Alemania registra veinte trimestres consecutivos de crecimiento positivo, lo que supone la fase más larga desde 1991. La moderación del crecimiento se debió a una pérdida de dinamismo del sector exterior y la caída del gasto público.

Preocupación contenida en Europa

Miércoles 23 de mayo de 2018
Cuando todavía no se ha formado gobierno en Italia, ayer el vicepresidente de la Comisión Europea exigía al próximo gobierno italiano una política presupuestaria responsable. En una entrevista publicada ayer en un diario económico alemán, el vicepresidente de la CE señaló que “sólo podemos aconsejar mantener el rumbo en la política económica y financiera, fomentar el crecimiento con reformas estructurales y mantener el déficit presupuestario bajo control". También dijo que la CE por principio no interfiere en la política nacional al tiempo que recordó que Italia es el segundo país con la mayor deuda pública, después de Grecia, en la eurozona. Italia presentará en Bruselas un nuevo programa de estabilidad con los datos presupuestarios esenciales y que una vez se conozcan los planes concretos, la Comisión Europea podrá estudiarlos y evaluarlos. El vicepresidente señaló que desde la perspectiva de la Comisión Europea, una condonación de la deuda no sería realista en absoluto, aunque apuntó que tanto la Liga Norte como el Movimiento Cinco Estrellas ya han desmentido que fueran a plantear algo en ese sentido. Asimismo declaró que la posibilidad de pedir una salida de la eurozona ya no forma parte de la agenda de la coalición de gobierno italiana, y que el tratado de la UE no contempla una salida de la eurozona y económicamente sería muy perjudicial.

Coches a cambio de acero

Viernes 18 de mayo de 2018

La creciente tensión comercial entre EEUU y China preocupa en Europa. Esta semana las autoridades alemanas apuntaban a las medidas proteccionistas y la política de aranceles por parte de EEUU. como las causantes de la debilidad del sector exterior, y con ello de la ralentización del crecimiento en su país. Aunque EE.UU. ha garantizado exenciones temporales a algunos países, así como a la UE, de los aranceles al acero y aluminio, el bloque europeo exige un levantamiento permanente. Preocupa la posibilidad de que el mercado europeo se vea inundado de acero extranjero que tenía como destino EEUU. Ante el temor de mayores daños colaterales por la pugna EE.UU.-China, los líderes de la UE están listos para ofrecer al presidente estadounidense una mayor apertura de su mercado a las importaciones desde EEUU, incluidos automóviles, en un intento por evitar una potencial guerra comercial con Washington. Están dispuestos a debatir la reducción de las barreras comerciales, pero “sólo de manera recíproca y sólo si Washington no impone aranceles a la importación de metales a la UE”, declaraba ayer la canciller alemana. Ayer, EE.UU. y China iniciaban una segunda ronda de negociaciones comerciales, en un intento por evitar una dañina guerra arancelaria. En las conversaciones celebradas hace dos semanas en Pekín, las dos partes presentaron largas listas de exigencias a su contraparte y sólo acordaron seguir hablando.

Italia preocupa

Jueves 17 de mayo de 2018

Los bonos y las acciones italianas se convirtieron ayer en un lastre para los mercados europeos y para el euro. El coste de la deuda italiana se disparaba y sus acciones cerraban con una caída del 2,3% tras conocerse un borrador del programa de una potencial coalición de gobierno entre el antisistema Movimiento 5 estrellas y la ultraderechista Liga. Para ayudar a reducir la deuda pública italiana, que se sitúa en más del 130% del PIB y es la más alta de la zona euro después de Grecia, el documento conjunto de ambos partidos insta al BCE a condonar 250.000 millones de euros de bonos de referencia italianos incluidos en el programa de alivio cuantitativo del banco. Esto recortaría el ratio deuda/PIB en 10 pb. Otra propuesta que ha causado alarma es la creación de procedimientos económicos y judiciales que permitan a los estados miembros abandonar la Unión Monetaria. El documento también solicita una renegociación de las contribuciones de Italia al presupuesto de la UE, el final de las sanciones contra Rusia y planea desmantelar una reforma de las pensiones de 2011 que supuso elevar la edad de jubilación. Ambos partidos tienen antecedentes de euroescepticismo. El Cinco Estrellas ha moderado su postura de forma considerable en el último año abandonando la idea de celebrar un referéndum sobre la pertenencia de Italia al bloque monetario. No obstante, la Liga sigue queriendo dejar la zona euro tan pronto como sea posible políticamente.

Contraste económico

Miércoles 16 de mayo de 2018
El crecimiento económico de la zona euro se desaceleró en el primer trimestre. Eurostat confirmó ayer la estimación inicial de crecimiento del PIB de un 0,4% frente al 0,7% registrado en los dos trimestres anteriores. En términos anuales el PIB creció un 2,5%, frente al 2,8% del cuarto trimestre y del 2,7% del tercer trimestre de 2017. La desaceleración de la eurozona se debe en gran medida a la ralentización de Alemania, cuyo PIB creció en el primer trimestre un 0,3%, la tasa más baja desde el tercer trimestre de 2016, moderándose con respecto al 0,6% y el 0,8% registrados respectivamente en el cuarto y tercer trimestre de 2017. A pesar de la moderación, es el decimoquinto trimestre consecutivo en el que Alemania registra un crecimiento positivo y que supone el periodo más largo desde la reunificación. Las autoridades germanas señalaron que la desaceleración es consecuencia de la debilidad del sector exterior que se ha visto afectado negativamente por el incremento de las medidas proteccionistas y la política de sanciones por parte de Estados Unidos. Con respecto a la producción industrial en la zona euro, Eurostat señaló que en marzo creció un 0,5%, dos décimas menos de lo previsto, y revisó a la baja los datos de febrero al -0,9%. Los datos de Europa contrastan con los de EE.UU., donde ayer se publicó una leve mejora de las ventas minoristas en abril y una revisión al alza de los datos de marzo, lo que llevó la rentabilidad del bonodel Tesoro norteamericano a 10 años a 3,069%, máximos desde julio de 2011, y al dólara máximos del año.

Algunos trimestres, pero no años


Martes 15 de mayo de 2018
Ayer, en una jornada carente de referencias significativas, lo más destacado y que tuvo cierta influencia en los mercados, fueron las declaraciones de responsables económicos del BCE y de la Reserva Federal. El gobernador del Banco de Francia y miembro de la institución monetaria europea declaró que el BCE podría aportar nuevas guías sobre el cronograma de su primer alza de tipos de interés, ahora que se acerca el fin de su programa excepcional de compra de bonos. Según el funcionario, la posibilidad de que se decida en septiembre o en diciembre el fin de las compras netas de activos por parte del BCE "no es una duda existencial profunda", añadiendo que en lo referente a la primera subida de tipos, “podríamos dar una guía adicional sobre su cronograma, con un significado para bastante más allá de al menos algunos trimestres, pero no años". Por su parte, la presidenta de la Fed de Cleveland, reiteró su apoyo a un enfoque gradual para subir los tipos de interés dado que la inflación no llega de forma sostenida al objetivo del 2%. Los comentarios del gobernador del Banco de Francia impulsaron el bono alemán a 10 años al 0,614%, su nivel más alto en dos semanas. En línea con esta subida, la rentabilidad de los bonos estadounidenses también se recuperaba, haciendo que el diferencial continúe en mínimos de una década. Hoy, el foco de atención estará en el avance del PIB del primer trimestre en la zona euro.

Competitividad e inflación

Jueves 10 de mayo de 2018
La fuerte apreciación del dólar está haciendo que los mercados emergentes se conviertan también estos días en protagonistas. Sus divisas están sufriendo la apreciación del dólar. Es verdad, que la depreciación cambiaria en estos países contribuye a mejorar su competitividad, pero también lo es que obliga a vigilar los efectos que pueda tener en una inflación que, en algunas economías emergentes, parecía estar bajo control. Por ejemplo, en Rusia se frenó a mínimos récord, en India a mínimos de cinco meses y en Brasil las estimaciones apuntaban que quedaría por debajo del 3,8% este año. Ahora, con los movimientos cambiarios recientes, el mercado comienza a considerar si el ciclo de recortes de tipos de interés en estos mercados puede haber encontrado un freno. Mientras tanto, en la zona euro, ahora las apuestasson que la subida de los tipos de interés se producirá más tarde de lo inicialmente previsto, lo que contrasta con las tres subidas más que se esperan en EE.UU. en lo que queda de año, tras acumular un incremento de 150 puntos básicos en sus tipos de interés desde diciembre de 2015. Durante 20 meses consecutivos la economía de la zona euro se ha expandido, pero algunos recientes indicadores sugieren que el crecimiento se ha ralentizado a principios de 2018, con la amenaza de una guerra comercial empañando aún más las perspectivas.

Reino Unido: ralentización acusada

Miércoles 9 de mayo de 2018
Mañana el Banco de Inglaterra celebra su reunión periódica para la que la gran mayoría del mercado estima que mantendrá los tipos de interés invariados en el 0,5%. El mes pasado el Gobernador del BoE moderó las expectativas de una subida de tipos en la reunión de mayo, aunque advirtió de que el Reino Unido debe prepararse “para algunas subidas” en los próximos años. Desde entonces, casi todos los indicadores económicos han estado por debajo de lo previsto. El PIB creció en el primer trimestre un 0,1% frente al 0,4% del trimestre anterior. El índice actividad del sector servicios se situó en abril en el nivel más bajo desde justo después del referéndum del Brexit en junio de 2016. Con respecto a los salarios, el Gobernador del BoE dijo en febrero que era un punto importante que el crecimiento salarial anualizado se hubiese situado por encima del 3%, y en abril, el crecimiento se ha situado por debajo del 1%. En el primer trimestre la inflación se redujo al 2,7%, por debajo de las previsiones del BoE del 2,9%, mostrando una menor demanda interna, aunque a pesar de ello, sigue por encima del objetivo del 2%. De otros indicadores de corto plazo, que excluyen el mercado inmobiliario, el comercio, las finanzas públicas, los precios de producción y el desempleo, también fueron más débiles de lo previsto y en abril, 22 de estos 24 indicadores se situaron por debajo de las estimaciones. En resumen, la incertidumbre sobre el Brexit y la desaceleración de la zona euro, está teniendo su reflejo en la economía británica y en este entorno parece difícil que le BoE pueda tener margen para la esperada subida de tipos en el corto y medio plazo.

La Comisión urge más reformas

Viernes 4 de mayo de 2018
La Comisión Europea publicó ayer sus previsiones económicas para 2018 y 2019 tanto para los 19 países de la zona euro como para los 28 países de la UE. Para los de la eurozona estima que el crecimiento económico se ralentizará desde el 2,4% de 2017 al 2,3% en 2018 y al 2,0% en 2019. Entre los riesgos económicos, la Comisión citó la volatilidad del mercado financiero, el estímulo fiscal en Estados Unidos que podría desembocar en un sobrecalentamiento y en una subida más rápida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal, y una escalada en el proteccionismo comercial. Las estimaciones presentadas por la Comisión Europea están en línea con las proyecciones presentadas hace dos semanas por el FMI en las que anticipa un crecimiento de la zona euro del 2,4% en 2018 y del 2,0% en 2019. El jefe del departamento económico de la Comisión Europea dijo que el aumento de los riesgos hacía mucho más importante que los líderes de la UE avancen en las reformas y que en el Consejo Europeo de junio no deben posponerse decisiones cruciales. Los líderes europeos deben decidir sobre un plan de garantía de depósitos y la creación de un fondo de resolución bancaria y en si convierten el fondo de rescate en un Fondo Monetario Europeo con amplios poderes, incluyendo la reestructuración de la deuda soberana y la vigilancia habitual de las economías. Las diferencias entre los países miembros con respecto a estos puntos son muy significativas, pero desde la Comisión señalan la necesidad de afrontar las reformas necesarias para completar la Unión Económica y Monetaria.

El BCE mantiene el guión

Viernes 27 de abril de 2018
El BCE dejó ayer sin cambios la política monetaria, y su presidente minimizó las preocupaciones sobre la reciente debilidad económica de la zona euro. El presidente dijo que la economía sigue fuerte aunque señaló que hay evidencias de un leve retroceso con respecto a los datos de finales del año 2017. Sin embargo dijo que se prevé que “el crecimiento seguirá siendo sólido". Reiteró la confianza de los miembros del BCE de que la inflación convergerá en el medio plazo hacia el objetivo cercano, pero por debajo, del 2%. El presidente destacó que los riesgos para el crecimiento económico se han incrementado debido al aumento de las políticas proteccionistas. La economía de la zona euro acumula 20 trimestres consecutivos de crecimiento, y la atención se centra en determinar cuando el BCE podría finalizar el programa de compra de deuda, Ayer el BCE señaló que mantendrá el programa de compras de bonos hasta septiembre, o más allá, si fuese necesario. Los miembros tienen que acordar una fecha para su finalización, incluso aunque la inflación no hubiese alcanzado el objetivo. Con respecto a los tipos de cambio dijo que no se había discutido en el Consejo, aunque sigue vigilante con respecto a la evolución del tipo de cambio y de otras condiciones financieras con respecto a sus posibles implicaciones para las perspectivas de inflación.

Mirando al bono americano

Jueves 26 de abril de 2018
Desde hace unos días la rentabilidad del bono de EEUU a 10 años está captando la atención de la mayor parte del mercado. Ayer, superaba el nivel psicológico del 3%, situándose en el 3,03%. Si supera el 3,04%, que fue su nivel máximo en enero de 2014, se situaría en una zona vista por última vez en el verano de 2011. Detrás de esta subida, el nerviosismo sobre el creciente endeudamiento federal derivado de los menores ingresos como resultado de la reforma fiscal promulgada en diciembre y el incremento del gasto presupuestario acordado en febrero, junto con la preocupación por la inflación tras el aumento de los precios del petróleo y del resto de las materias primas. Si a ello se suma la perspectiva de más aumentos de tipos de interés por parte de la Fed, se crea el escenario perfecto para la actual posición vendedora en el mercado de bonos. También el bono a dos años tocó ayer su mayor nivel desde septiembre de 2008, al 2,508%, confirmado el aplanamiento de la curva de tipos y el temor a que si la tendencia continúa la curva podría terminar por invertirse. La semana pasada el presidente de la Fed de Nueva York declaraba que le preocupaba el aplanamiento de la curva de tipos: “Una curva invertida en un poderoso vaticinador de desaceleraciones económicas”. La tendencia ascendente de la rentabilidad de los bonos está empezando a generar nerviosismo en otros mercados ya que podría llevar a los inversores a considerar mover el dinero a valores más seguros de renta fija a expensas de activos con más riesgo, como la renta variable.

Posicionamiento prudente

Miércoles 25 de abril de 2018
Mañana el BCE celebra su reunión periódica con la atención puesta en la rueda de prensa del presidente. No se esperan cambios en la política monetaria ni anuncios sobre la finalización de la política de flexibilización cuantitativa (QE). Probablemente el presidente del BCE tenga que responder a preguntas relacionadas con el tipo de cambio del euro. Aunque reiterará que no es un objetivo del BCE, tratará de ser cauteloso para evitar una apreciación del euro, por el efecto negativo que supone para la recuperación económica, la penalización en las exportaciones, especialmente en los países más débiles de la zona euro, y la amenaza de una mayor presión de la inflación a la baja. Algunos de los efectos de la apreciación del euro de un 17% desde comienzos de 2017 se reflejan en indicadores como el PMI compuesto de la zona euro que en marzo bajó a 55,2 puntos desde los 57,1 de febrero, o en el quinto descenso mensual consecutivo del índice de confianza alemán IFO que se publicó ayer. El viernes el presidente del BCE señaló en la reunión del FMI en Washington que “los datos recientes sugieren que el crecimiento pueden haber alcanzado su punto máximo y que se espera que el impulso continúe”. Esto puede ser una señal para tratar de evitar tanto una mayor apreciación del euro como una fuerte depreciación, lo que supone todo un ejercicio de malabarismo por parte del presidente del BCE.

China-Rusia: relaciones crecientes

Viernes 20 de abril de 2018
China y Rusia, países que actualmente están siendo objeto de las medidas comerciales y sanciones económicas por parte de Estados Unidos, mantienen un comercio creciente que el año pasado aumentó más de un 20% superando los 84.000 millones de dólares. El ministro de Comercio de China señaló ayer que en el primer trimestre el comercio bilateral entre ambos países ha crecido cerca de un 30% y que probablemente en 2018 el volumen podría superar los 100.000 millones de dólares. China es, por octavo año consecutivo, el mayor socio comercial de Rusia. El ministro de Comercio de China dijo que ambos países continuarán optimizando la estructura del comercio bilateral mediante la expansión del comercio de productos mecánicos y eléctricos y artículos de alta tecnología, y que además también se tomarán medidas para ampliar el acceso a los mercados de los productos agrícolas. Rusia incrementará las exportaciones de productos agrícolas como granos, aceite comestible y pescado hacia China. Con respecto a los aranceles impuestos por Estados Unidos a China, el ministro indicó que China está bien preparada para compensar los efectos negativos de su disputa comercial con Estados Unidos, y que estos aranceles no tendrán un gran impacto en la industria nacional. Además señaló que “si Estados Unidos intenta usar políticas comerciales proteccionistas para contener el desarrollo de China y forzar a China a hacer concesiones, incluso a costa de los intereses de las compañías, ha dado un paso mal calculado”.

Datos de inflación

Jueves 19 de abril de 2018

Los precios en la zona euro subieron en marzo menos de lo estimado inicialmente, por una menor subida de los alimentos no elaborados. El IPC aumentó un 1,3% en tasa interanual frente al 1,4% que se estimó a comienzos de este mes. El dato tuvo escaso impacto en los mercados y no va suponer cambios en las corrientes de opinión que hay dentro del BCE respecto a las actuaciones de política monetaria. El dato supone un aumento de los precios respecto al 1,1% registrado en febrero, lo que servirá de excusa para los que dentro de la institución monetaria europea consideran que es el momento de empezar a reducir el programa de compras. Al quedar la tasa alejada aún del objetivo del 2% también servirá de apoyo para los que insisten en el paciente acercamiento a la normalización de la política monetaria, una postura que defiende, entre otros, el presidente del banco central. A esta paciencia y prudencia hacía referencia ayer el gobernador del Banco de Francia, al señalar que el BCE tendría que alterar la marcha hacia una normalización de su política económica si los crecientes riesgos del proteccionismo, los tipos cambiarios o las corrección abruptas en los mercados financieros acaban deprimiendo la inflación. Mientras tanto, en Reino Unido el dato de inflación de marzo pone en duda la esperada subida de tipos de interés en mayo. Los precios crecieron un 2,5%, por debajo del 2,7% registrado en febrero. La apreciación de la libra en los últimos meses ha contribuido a esta menor presión inflacionista. En noviembre la inflación fue del 3,1%, el nivel más alto en cinco años.

FMI: riesgos equilibrados

Miércoles 18 de abril de 2018
El FMI presentó ayer su informe de Perspectivas de la Economía Mundial en las que dejó sin cambios sus estimaciones de crecimiento para la economía global en un 3,9% en 2018 y 2109, el mismo nivel que señaló en su informe de enero. Las previsiones se presentan en el marco de los encuentros que cada primavera celebran en Washington tanto el FMI como el Banco Mundial y que comenzaron ayer. En el informe presentado el FMI señala que los riesgos para el panorama global están equilibrados para los próximos trimestres pero que las tensiones comerciales, que incluyen la reciente disputa arancelaria entre Estados Unidos y China, podrían perjudicar el comercio y la actividad económica y también causar turbulencias en los mercados financieros que podrían afectar negativamente la confianza. El FMI elevó las proyecciones de crecimiento de Estados Unidos en 0,2 puntos porcentuales para 2018 y 2019, hasta el 2,9% y 2,7% respectivamente. El FMI dijo que el recorte de impuestos corporativos y el aumento de la inversión debido a exenciones fiscales temporales impulsarían la actividad estadounidense hasta 2020, pero que los efectos se revertirían rápidamente causando una desaceleración. Para la zona euro también actualiza al alza sus previsiones de 2018, al 2,4% y mantiene las de 2019 en el 2,0%. Para Españaeleva las previsiones en 0,4 puntos hasta el 2,8% y en 0,1 las de 2019, al 2,2%. Para 2020 el FMI estima que el PIB se situará en el, 1,8% anticipando una ralentización económica.

Reacciones limitadas

Lunes 16 de abril de 2018
Las reacciones en los mercados al incremento de la tensión geopolítica en Siria están siendo limitadas. La acción militar de este fin de semana acentúa la atención sobre la zona y sus posibles consecuencias, lo que podría incrementar la incertidumbre sobre el impacto económico global y por extensión sobre las decisiones de los principales bancos centrales. En el caso de Estados Unidos todavía faltan tres semanas para la próxima reunión de la Reserva Federal, las declaraciones de algunos de sus miembros van ganando importancia. El viernes el presidente de la Fed de Boston describió el panorama económico de Estados Unidos de fuerte expansión del empleo, leve aceleración de la inflación y un crecimiento económico por encima del promedio, y que cree que terminará siendo necesario algo más de ajuste” en los tipos de interés que lo que apuntan las previsiones. El Presidente de la Fed de Boston, que en los dos últimos años se ha ido mostrando cada vez más partidario de una política monetaria más agresiva, prevé un entorno económico "un poco más fuerte" que los pronósticos "bastante optimistas". En cuanto a los riesgos, mencionó a corto plazo los relacionados con la reciente aplicación de aranceles comerciales y a largo plazo señaló que el estímulo fiscal podría presentar problemas. En su discurso dijo que los aranceles y las amenazas de más acciones comerciales contra China son un riesgo en el que los "efectos colaterales son posibles (y) difíciles de medir".

Preocupación por el euro

Viernes 13 de abril de 2018
Los responsables de política del BCE expresaron en su última reunión su preocupación por el riesgo de una guerra comercial con Estados Unidos y por el impacto potencialmente dañino de la fortaleza del euro. Estas preocupaciones se recogen en las actas de la reunión del 8 de marzo que se publicaron ayer. Los miembros del BCE señalan que la apreciación del euro refleja parte de la incertidumbre por el mayor proteccionismo comercial de EEUU. El BCE califica el tipo de cambio como una “fuente significativa” de incertidumbre, lo que llevó a algunos de sus miembros a predecir un impacto más negativo en la inflación. Además señala que los recientes movimientos en los tipos de cambio del euro parecen estar más relacionados con la política monetaria, y la política de comunicación de las autoridades monetarias que con las mejoras en el panorama macroeconómico. La economía de la zona euro cinco años consecutivos de crecimiento positivo y ahora las autoridades del BCE están en el proceso de reducir el programa de compras de activos y reorientar hacia la normalización la política monetaria. En marzo, el BCE abandonó el compromiso de aumentar las compras de activos en el caso de que fuese necesario, aunque este paso fue prácticamente simbólico. Con respecto a las tensiones comerciales, el BCE señala que “la gran preocupación es que se haya incrementado el riesgo de conflictos comerciales que puedan tener un impacto adverso sobre los países implicados y sobre la confianza”.

Más sanciones: ahora a Rusia

Martes 10 de abril de 2018
Ayer China intensificó sus ataques contra el gobierno de EE.UU., culpando a Washington de las fricciones y repitiendo que es imposible negociar en "las circunstancias actuales". Según palaras del portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, "Estados Unidos blande con una mano la amenaza de sanciones y al mismo tiempo dice que está dispuesto a hablar. No estoy seguro de a qué intereses responde Estados Unidos". Y mientras aumentan las tensiones comerciales, las autoridades chinas parecen haber desempolvado unos análisis sobre el yuan que fueron preparados por el gobierno, aunque estos estudios no implican que los funcionarios vayan a concretar una devaluación que requeriría la aprobación de los líderes del país. Las preocupaciones de que las tensiones comerciales entre EE.UU. y China provoquen una desaceleración en el crecimiento global han determinado que la confianza de los inversores en la zona euro se haya deteriorado en abril por tercer mes consecutivo. El índice Sentix para la zona euro cayó a 19,6 en abril desde el 24,0 en marzo. La caída se debió a un deterioro de las expectativas económicas, que se volvieron negativas por primera vez desde julio de 2016. Según la nota de prensa, "Incluso aunque la actual situación sigue siendo considerada excelente (...) las perspectivas para el futuro se han vuelto masivamente más sombrías".

La 'bestia del este'

Miércoles 4 de abril de 2018
El ritmo de crecimiento del sector manufacturero de la zona euro se redujo por tercer mes consecutivo en marzo hasta situarse en mínimos de ocho meses de 56,6 puntos frente a los 58,6 puntos de febrero, aunque todavía se mantiene holgadamente por encima de los 50 puntos que separa crecimiento y contracción. El descenso se debió principalmente por una disminución de la demanda como consecuencia de las tormentas invernales provenientes de Siberia que fueron denominadas por los meteorólogos británicos como la “Bestia del Este”, y que afectaron a muchas regiones europeas. El índice PMI manufacturero de empresas de la zona euro finalizó 2017 con un nivel record, en 60,6 puntos, y a pesar del descenso registrado en los tres primeros meses de 2018, el ritmo de crecimiento global sigue siendo robusto con lecturas positivas en todos los países, confirmando una expansión generalizada en la zona euro. En este entorno global, no parece probable que el BCE cambie en su próxima reunión del 26 de abril su posicionamiento con respecto a la política monetaria ultra-expansiva, y que conforme a lo señalado hace unos días por uno de los miembros del Consejo del BCE, la entidad esperará a junio cuando dispondrá de una actualización de las previsiones económicas para hacer indicaciones con respecto a si mantendrá o reducirá el programa de compra de activos cuya vigencia está prevista por ahora, hasta septiembre.

Ya saltan chispas

Martes 3 de abril de 2018
(Foto: Li Yang / Unsplash)
Continúa la escalada de la disputa entre las dos mayores economías del mundo. Como respuesta a los aranceles que EE.UU. impuso a las importaciones de aluminio y acero, China ha incrementado los aranceles en hasta un 25% a 128 productos estadounidenses. Los gravámenes, vigentes desde ayer lunes, coinciden con una lista de posibles aranceles por importe de hasta 3.000 millones de dólares a productos estadounidenses publicada por China el 23 de marzo. El Ministerio de Comercio de China anunció que suspendía sus obligaciones con la OMC para reducir los aranceles a 120 productos estadounidenses, incluidos frutas y el etanol. Las tarifas de esos productos se incrementarán un 15%. Otros ocho productos, entre ellos la carne de cerdo y la chatarra de aluminio, ahora estarán sujetos a aranceles adicionales de un 25%. El presidente estadounidense se prepara por su parte para imponer aranceles por importe de más de 50.000 millones de dólares a productos chinos para castigar a Pekín por las acusaciones de que ha usurpado de manera sistemática la propiedad intelectual estadounidense, lo que China niega. China ha prometido reiteradamente abrir aún más su economía, pero muchas empresas extranjeras siguen quejándose de un trato injusto. Pekín advirtió la semana pasada a EE.UU. que no abra una "caja de Pandora" y desencadene un aluvión de prácticas proteccionistas en todo el mundo. Lo cierto es que, aunque China y Estados Unidos no han dicho públicamente que están en medio de una guerra comercial, las chispas de esta guerra empiezan a saltar.

La UE se prepara

Martes 27 de marzo de 2018
Por primera vez en algo más de un año, una guerra comercial es considerada en el contexto actual el mayor riesgo para los inversores. Una encuesta de Bank of América Merrill Lynch entre gerentes de fondos globales ha mostrado que el 30% de los encuestados citaron una guerra comercial como el mayor riesgo individual para los mercados en estos momentos, por encima de la inflación (23%), la desaceleración del crecimiento mundial (16%) y la posibilidad de que la Fed o el BCE se equivoquen en sus políticas (14%). La última vez que el comercio y el proteccionismo habían liderado la lista de temores de los gerentes de fondos de BAML fue en enero de 2017, cuando el presidente estadounidense asumió el cargo, y con el lema central de su campaña de "Estados Unidos primero" prometió deshacer acuerdos comerciales "malos" y tomar medidas unilaterales para impulsar las exportaciones estadounidenses. Tras un encuentro del G-20, cuyas conversaciones fueron descritas como "amables" y donde se vió la necesidad de más "diálogo y medidas", todo parece indicar que las tensiones comerciales globales seguramente se intensificarán este año. El Primer ministro chino ha prometido la apertura de los mercados, buscando evitar una guerra comercial con EE.UU. Por su parte, la UE ha comenzado a estudiar si los aranceles a la importación impuestos por EE.UU. requieren actuar para evitar que los productores mayoritariamente asiáticos inunden Europa de acero.

Protegerse de inundaciones



Viernes 23 de marzo de 2018
Una vez celebrada la reunión de la Fed, la atención de los mercados vuelve a centrarse en los temores a una guerra comercial. Ayer, el presidente de EE.UU. firmó un memorando que permite imponer aranceles de hasta 60.000 millones de dólares a importaciones de China. Según los términos del texto, será Trump quien decidirá cuáles serán las importaciones de China afectadas después de un período de consulta, lo que da la oportunidad de moderar una lista que propone más de 1.300 productos. China también tendrá la oportunidad de responder a las medidas de Trump, lo que reduce el riesgo de represalias dramáticas e inmediatas de Pekín. Trump usó un tono conciliador y dijo que veía a China como un amigo. "Hemos hablado con China y estamos en medio de negociaciones". Washington también denunciará presuntas violaciones de la ley de propiedad intelectual por parte de China en la OMC. La oficina del Representante de Comercio de EE.UU. presentará una lista de productos, principalmente del sector de alta tecnología, y luego habrá un período de consulta de 60 días antes de que las medidas definitivas entren en vigor. El embajador de Pekín ante la OMC declaraba ayer que China está preparando medidas en respuesta a los planes del presidente de EE.UU. de imponer aranceles a las importaciones desde el país asiático, aunque aún espera un diálogo. "China tiene un derecho legítimo. Pero no excluiría otras opciones porque si se aproxima una inundación tienes que protegerte”.

Dos más este año

Jueves 22 de marzo de 2018
Tal y como se esperaba, la Fed subió ayer el tipo de interés de referencia a un rango del 1,50%-1,75% y pronosticó al menos otros dos aumentos más en 2018, una señal de una mayor confianza en que los recortes de impuestos y el aumento del gasto público impulsarán la economía, la inflación y llevarán a un endurecimiento monetario más agresivo en el futuro. En la primera reunión de política monetaria bajo la dirección de Powell, la Fed ha señalado que la inflación debería moverse finalmente al alza tras años de estar por debajo de su objetivo del 2%, y añadió que la economía ganó impulso. También aumentó algo el tipo de interés neutral a largo plazo -el nivel en el que la política monetaria no impulsa ni desacelera la economía- una señal de que el actual ciclo gradual de alzas del tipo podría continuar más tiempo de lo que se pensaba. En la conferencia de prensa posterior a la reunión, el presidente de la Fed señaló que el organismo se mantiene en una senda gradual de incrementos de tipos, pero que necesita estar alerta sobre la inflación. “Estamos tratando de tomar una posición intermedia", apuntó Powell, agregando que no hay señales de que la economía se encuentre en una senda de aceleración de la inflación. Los miembros del comité estuvieron divididos sobre si se necesitarían dos o tres alzas adicionales de tipos este año y estiman que los tipos aumentarían tres veces el próximo año y dos en 2020.

Un dólar estable y fuerte

Viernes 16 de marzo de 2018
La imposición de aranceles por parte de EE.UU. sigue dando que hablar. En su informe mensual, el Ministerio de Economía de Alemania señalaba ayer que la imposición de aranceles a las importaciones de EE.UU. debería tener un efecto limitado en la recuperación global, pero cualquier escalada a una guerra comercial y la incertidumbre sobre el crecimiento derivada de ello podrían provocar un daño concreto. "El repunte económico alemán continúa a comienzos de 2018. El ambiente económico global aún es favorable…Sin embargo, la política comercial de Estados Unidos está creando una sensación de incertidumbre", afirmó el ministerio. También, el presidente de Brasil declaró ayer que su país responderá con calma al anuncio de EE.UU. de imponer aranceles al acero y el aluminio, para evitar que la relación con su segundo mayor socio comercial se dañe, pero si las conversaciones fallan, Brasil no dudará en elevar una queja a la Organización Mundial de Comercio. Llama la atención que el nuevo asesor económico de Trump, hace dos semanas se opuso a este plan arancelario. En un comunicado de prensa de la CNBC el 3 de marzo, al comentar que las compañías y consumidores que usan acero y aluminio en los EE.UU. sufrirían, dijo: "El aumento en los impuestos de aduana en realidad aumenta las tasas impositivas". Hace unos meses dijo que si se introducían impuestos de aduana a estos metales, cinco millones de personas estarían en riesgo en los EE.UU. El nuevo asesor económico también considera que un dólar fuerte y estable es importante para la salud económica de EE.UU. y que no tenía motivos para creer que Trump no esté de acuerdo con eso.

¡Queda tanto por hacer!

Lunes 12 de marzo de 2018

Aquí un resumen en doce puntos de la última reunión del BCE: i) Ahora ya no dice estar preparado para incrementar importe de su compra de activos más allá de septiembre de 2018. Sí el plazo. No más importe pero si más tiempo, pero eso será lo siguiente que caiga; antes de verano si todo va bien. La QE europea entra en su recta final. ii) Revisa al alza el crecimiento del PIB de 2018 a 2.4% (2.3% antes). Mantiene la inflación en 2018 (1.4%) pero baja la de 2019 a 1.4% (1.5% antes). iii) Los tipos de interés se mantendrán en sus niveles actuales por un largo periodo de tiempo, más allá de finalizada la compra de bonos. iv) Hay que recuperar margen fiscal, más en aquellos países donde mayor sea la deuda. v) Hay que completar la unión bancaria y el mercado único aduanero. vi) Los efectos indirectos de las medidas arancelarias norteamericanas no habrían de ser importantes, pero las decisiones unilaterales son peligrosas. vii) ¿Y cómo reaccionará el tipo de cambio? El dólar se ha apreciado durante conflictos similares en el pasado, pero las cosas pueden cambiar. viii) ¿Puede Italia hacer peligrar las reformas del euro? Sin comentarios; el euro es irreversible y urgen pasos decisivos y específicos para completar la unión bancaria y de mercado de capitales. ix) ¿Volatilidad en los mercados financieros? Exceptuando episodios puntuales, no hay volatilidad en los mercados europeos. No se ve ni crecimiento salarial ni inflación que lo justifique. x) ¿Y la coalición alemana? Todas las reformas deben de ser mantenidas. xi) ¿Riesgo para el crecimiento? Las amenazas sobre el comercio –sobre la que se habló- y la desregulación financiera –de eso, menos-. xii) La deuda soberana continúa considerándose riesgo y está en el balance de los bancos. Hay que tener esto en cuenta. Es un asunto complejo.
"El euro vs el dólar, un largo camino por recorrer"
Aquí la reacción del euro en los mercados: Al conocerse el comunicado –esencialmente el punto primero- el euro se aprecia velozmente (hasta 1.2446). Tras la rueda de prensa, retrocede todo lo avanzado y un poco más (1.2298). ¿Por qué?
Aquí una interpretación: Se ha puesto el enfoque en Europa, que crece sin síntomas de inflación. No se comprará más importe de bonos. La volatilidad es baja. Todo eso es bueno. Desprende confianza y el euro se aprecia. Ahora los peros: Europa necesita urgentemente cerrar la arquitectura institucional alrededor del euro (unión bancaria –lo más fácil-) y eliminar el riesgo soberano que está en los balances de los bancos, en otras palabras, mutualizar –lo más difícil sino imposible hoy. Es decir, que la arquitectura institucional que cerraría el círculo con el efecto de una verdadera irreversibilidad del euro, está por terminarse. El BCE lo sabe, y los líderes europeos también. Salir de la política heterodoxa ya está en camino, y ponerse a trabajar en un nuevo Tratado de la Unión en base al proyecto de reforma presentado en diciembre por la Comisión es lo que toca: mayor nivel de integración fiscal, social y política entre los países que lo deseen para estar más cerca de un área monetaria óptima.
Esto significa, como formula la Comisión, i) dar lugar a un Fondo Monetario Europeo, ii) simplificar y unificar las reglas fiscales, iii) instrumentos presupuestarios de estabilización macroeconómica, iv) presupuesto europeo, v) Ministerio de Finanzas y vi) el más difícil todavía, el ausente Esquema Europeo de Garantía de Depósitos. Ambicioso, ¿o no? Por eso no es para lanzarse ciegamente a comprar euros. Queda mucho por hacer.

Todos ciegos

Martes 6 de marzo de 2018
Las reacciones mundiales al anuncio que la semana pasada hacía el presidente de EE.UU. de imponer aranceles a la importación de acero y aluminio, continúan. El pasado domingo, la primera ministra británica transmitía su "profunda preocupación"al presidente estadounidense tras una llamada telefónica entre ambos mandatarios, y un alto diplomático chino, aseguraba que China no quiere una guerra comercial con EE.UU. pero va a defender sus intereses.
Ayer, quien se pronunciaba era el director general de la OMC, apuntando que los miembros del organismo deben detener "la caída de las primera fichas de dominó" en una guerra comercial. "No podemos ignorar este riesgo e insto a todas las partes a considerar y reflexionar con mucho cuidado esta situación...La política de ojo por ojo nos dejará a todos ciegos y al mundo inmerso en una profunda recesión", agregó.
Por su parte, la Comisión Europea ha anunciado que mañana abordará la reacción de la UE a este asunto. Y al mismo tiempo que Estados Unidos anuncia una medida muy proteccionista, está a punto de concluir la séptima ronda de negociaciones del TLCAN. Ayer, el presidente estadounidense sugería que Canadá y México podrían eximirse de estos aranceles si firman un nuevo y “justo” TLCAN.
Para Trump imponer aranceles es una forma de defender los puestos de trabajo en EE.UU. Sin embargo, no pocos se preguntan si el impacto de las subidas de precios en industrias que utilizan estos materiales, como la automotriz y la petrolera, no destruirán más puestos de trabajo que los que puedan generar los aranceles.
Guerra Civil en la Casa Blanca

Por OMEGA IGF
Lunes  03 de Marzo de 2018

“Las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar” Trump dixit. En una serie de tweets en la mañana del viernes, el presidente norteamericano abrió definitivamente uno de los frentes más importantes de su mandato. El anuncio de imposición de tarifas a la importación de acero (25%) y de aluminio (10%), nos retrotrae a 2002 cuando Bushanunció la imposición de tarifas a la importación de acero -entre el 8% y el 30%- de las que exceptuó a México y Canadá. Entonces, a pesar de que la OMC la declaró ilegal y amenazó con fuertes sanciones, las tarifas se mantuvieron durante 22 meses y solo fueron retiradas cuando la UE amenazó con imponer tarifas a importaciones claves en Estados donde el presidente podía ver amenazado su respaldo electoral. En esta ocasión, no hay -al menos inicialmente- países exentos, y dado el menosprecio que la Administración muestra por las instituciones multilaterales, las amenazas de la OMC caerán en saco roto, de modo que con toda probabilidad entraremos en una escalada que afectará al comercio mundial. La respuesta más inmediata y dura procede de la UE y en boca del Presidente de la Comisión, puede tener por objeto inicial productos como motocicletas, bebidas destiladas y pantalones vaqueros, pero ya se prepara una lista de más de 100 productos que podrían ser objeto de tarifas a los 90 días de cualquier acción formal norteamericana. Mientras Canadá -la más afectada- se ha limitado a calificar el anuncio como inaceptable, aún no hay respuesta de la poco afectada China. Cabe que la forma repentina en la que ha estallado el conflicto, haga que sus astutos dirigentes esperen a que los norteamericanos se cuezan un poco en su propia salsa antes de dar una respuesta. Y es que el estallido del presidente se produce en medio de lo que las crónicas refieren como una guerra civil en la Casa Blanca, donde tanto los líderes de su Consejo Económico como de Seguridad han mostrado su desacuerdo, que es mucho más manifiesto por parte de su Secretario de Defensaque se ha opuesto públicamente, pidiendo que cualquier imposición de tarifas excluya a países de la OTAN como Canadá o Alemania o aliados sensibles como Japón o Corea.

Europa: incertidumbre política
Por OMEGA IGF
Viernes  02 de Marzo de 2018
Italia y Alemania van a ser este domingo el centro de atención política de Europa. En Italia se celebran elecciones generales y las encuestas auguran un Parlamento fragmentado y grandes dificultades para formar gobierno. Según los datos, ganarán los antisistema del Movimiento 5 Estrellas que rondan el 28%. Ganarán pero al ser partido único, no gobernarán salvo que abran la puerta a alianzas que ahora rechazan, porque la ley electoral italiana premia las coaliciones. Más unidos se muestran los partidos conservadores que se acercan al 40% y la coalición formada entre entre la Forza Italia de Silvio Berlusconi y la extrema derecha de la Liga de Matteo Salvini, antigua Liga Norte, podría llegar a formar un Gobierno. El temor a que no salga un gobierno estable, lo que podría afectar a la frágil recuperación de la economía italiana, es quizás lo que más preocupa en Bruselas, junto con la posibilidad de que partidos euro excepticos como Movimiento 5 Estrellas y la Liga, puedan llegar a formar parte de un gobierno o se produzca un bloqueo político en la tercera economía europea. El temido bloqueo político coincide con la incertidumbre sobre la formación de Gobierno en Alemania. La canciller en funciones, Angela Merkel, lleva cinco meses sin formar gobierno, aunque espera que este domingo las bases socialdemócratas del SPD refrenden la formación de una gran coalición con los conservadores.

Curva más plana
 Por OMEGA IGF

Jueves  01 de Marzo de 2018

Continúan los efectos de las declaraciones que hizo el martes el nuevo presidente de la Fed ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes. Su visión más optimista de la economía estadounidense hacía que el diferencial entre los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a corto y a largo plazo se redujese aún más al aumentar las expectativas de que la Fed podría subir más rápido los tipos de interés. La curva de rendimientos tocó su nivel más bajo en una década en enero, planteando la preocupación de que la curva se invirtiera y los rendimientos de deuda a corto plazo fueran más altos que los de largo plazo. El diferencial entre los rendimientos de los bonos a cinco y a 30 años alcanzaba ayer los 48,05 pb, por debajo de los 49,85 pb que se registraron el martes, y larentabilidad de la deuda a dos años llegó a alcanzar el 2,286%, el nivel más alto desde septiembre de 2008. Ayer, el dato del PIB estadounidense era revisado a la baja, a un ritmo anual de un 2,5% en los últimos tres meses de 2017, desde el 2,6% estimado previamente. De cara a los primer trimestre, el crecimiento en este período suele ser más débil debido a una singularidad estacional, pero se estima que se acelerará a lo largo de 2018 a medida que se note el estímulo del paquete de recorte tributario y el mayor gasto gubernamental. Las estimaciones del PIB para los primeros tres meses de 2018 son del 1,8%. El dato de inflación preferido por la Fed, el índice de precios de gastos de consumo personal excluyendo alimentos y energía, subió a una tasa no revisada de 1,9%, la mayor en un año y tras un incremento de 1,3% en el tercer trimestre. Por el contrario, en la zona euro la inflación se ralentizóen febrero al 1,2% desde el 1,3% registrado en enero.

Sensibilidad al tipo de cambio

Viernes 23 de febrero de 2018
El BCE publicó ayer las actas de la reunión del 25 de enero en la que mantuvo sin cambios la política monetaria, y en la que el presidente del BCE en la rueda de prensa hizo referencia a la depreciación del dólar, y que ese día superó los niveles de 1,25 Eur/Usd. En la rueda de prensa tras la reunión el presidente del BCE advirtió que los intentos de las autoridades de Estados Unidos por restar importancia a la depreciación del dólar podrían forzar al BCE a revisar su posición en la medida en que Estados Unidos podría estar poniendo en peligro un pacto de no influir en los tipos de cambio con el objetivo de favorecer mejoras de competitividad exterior. En las actas se indica que hubo un amplio acuerdo entre los miembros de que la reciente volatilidad en los tipos de cambio del euro es una fuente de incertidumbre y que requirió supervisión. Las autoridades monetarias europeas están especialmente sensibles a los movimientos del euro, ya que una fuerte apreciación podría afectar a la inflación, amenazando con revertir el impacto del estímulo aportado por el BCE en los tres últimos años. En cuanto a la política monetaria las actas se menciona que es prematuro dar señales de un cambio de postura hacia una normalización de la política monetaria, incluso considerando la creciente confianza de que la inflación finalmente alcanzará el objetivo de situarse en niveles cercanos al 2% y que "la política monetaria continuará desarrollándose (...) con la perspectiva de evitar ajustes abruptos o desordenados en una etapa posterior”.

La llave del SPD

Miércoles 21 de febrero de 2018
Los casi 465.000 miembros del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) han comenzado a votar sobre si el partido debería de formar una nueva coalición de gobierno con el bloque conservador (CDU/CSU) liderado por la actual Canciller. Ambos partidos lograron a principios de febrero un acuerdo para reeditar una coalición que permitiría la formación de un gobierno estable. El plazo de la votación se extiende hasta el día 2 y el resultado se conocerá el día 4 de marzo. Las encuestas indican que una mayoría de los votantes del SPD respaldan el acuerdo, pero por la falta de encuestas internas no está claro si los militantes lo respaldan. Los líderes del partido y muchos de sus altos cargos quieren que la coalición siga adelante, pero también hay una fuerte oposición al acuerdo dentro del SPD. La cúpula del SPD defiende principalmente cómo logró que Merkel concediera los dos principales ministerios, el de Finanzas y el de Exteriores, al partido de centroizquierda. Una encuesta publicada el domingo mostró que los principales alcaldes del SPD estaban a favor de unirse a una coalición. Los que se oponen al acuerdo culpan a la participación de su partido en la "gran coalición" que gobernó Alemania entre 2013 y 2017 de su peor resultado desde la Segunda Guerra Mundial en las elecciones del 24 de septiembre, y argumentan que el contenido del acuerdo de coalición es insuficiente en varias áreas, como la política de salud y de inmigración. Europa se mantiene atenta ante la posibilidad de que un rechazo por parte del SPD, la situación pueda terminar en la formación de un gobierno en minoría o en unas nuevas elecciones.

Juicio apropiado

Martes 20 de febrero de 2018
Ha tardado poco la industria acerera de Japón en reaccionar contra la propuesta que la pasada semana hacía el Departamento de Comercio de Estados Unidos al presidente Trump para que imponga límites a las importaciones de acero y aluminio. El Departamento de Comercio recomendó el viernes al presidente que imponga restricciones a las importaciones de acero y aluminio de China y otros países, con medidas que contemplan desde aranceles globales y específicos por país hasta cuotas generalizadas de importación. "Las recomendaciones violan los principios del libre comercio, que son el fundamento del desarrollo y la prosperidad de la economía global", afirmaba ayer el presidente de la Federación Japonesa del Hierro y el Acero. "Esperamos que Trump haga un juicio cuidadoso y apropiado", dijo también el presidente de la mayor acerera de Japón. Japón considera que las importaciones estadounidenses de acero y aluminio japonés no suponen ninguna amenaza para EE.UU. ya que apenas representan el 5% de sus envíos totales al exterior. China se adelantaba a Japón este fin se semana y advertía a EE.UU. de que tomará las medidas necesarias para proteger sus intereses si finalmente el Gobierno estadounidense impone aranceles al acero y el aluminio, señalando que están "injustificados" y que EE.UU. ya ha sobreprotegido la industria nacional, por lo que no debería imponer "imprudentemente" más restricciones sobre las importaciones.

Volvemos a los días felices

Lunes 19 de febrero de 2018


Aprovechar para comprar barato. Eso es lo que se ha podido leer estos días en las recomendaciones de los grandes gestores de patrimonio. El comportamiento de esta última semana vuelve a tener por norma la avidez, y el susto de las caídas, que de media han estado en el orden del 10%, ya se considera algo del pasado. Al fin y al cabo, un 65% de los años desde que hay historia, el S&P 500 ha tenido correcciones de, al menos, un 10%. Lo raro era que durante 2017 ni si quiera se había producido una de, al menos, el 5% cuando lo hace el 96% de los años. El caso es que por fin pasó la corrección más esperada y ¡albricias!, ya podemos estar más tranquilos. En la mañana del viernes, a la apertura del mercado europeo, un analista titulaba su crónica: “Selling Dollars, thinking of reasons later”. Poca traducción precisa. ¡Qué más da!
Bueno…quizá no tanto, porque como podía leerse en una crónica del jueves de Bloomberg, al menos se preocupan por el nombre. A algunos inversores no les gusta invertir en fondos que estén bajo el nombre de “fondos de cobertura” porque pese a lo que el título podría sugerir, el público lo asocia con fondos especulativos, de modo que ante algo tan poco apropiado, el director ejecutivo de la sociedad que asesora a los fondos de cobertura, afirma: “los llamamos alternativas comercializables”. Imposible no recordar la famosísima interpretación que hacen The Two Johnes de la Crisis de 2008. Vaya directamente al minuto 5:20, ¡glorioso!, aunque malditas similitudes.
Esta semana, un artículo de FT recordaba que grandes compradores de bonos corporativos como AllianceBernstein o Schroders están elevando sus quejas a la Asociación de Mercados Financieros de Europa (AFME) sobre el deterioro de los covenants de las emisiones y el enorme nivel de apalancamiento que los bancos están aceptando de mano de las compañías de Capital Riesgo y los bufetes de abogados. Algunos de estos inversores abandonan la AFME (entidad privada creada como zona de encuentro de emisores, firmas legales e inversores) por lo que entienden una desprotección de sus intereses. Basta ver el enorme volumen de emisiones en 2017 (gráfico) en este mercado de bonos HY y prestamos apalancados para recordar lo que ocurrió con aquella política de generar para distribuir que condujo al colapso de los CDO´s en 2007-2008. No hay dos cosas iguales, pero ahí está el parecido. No es de naturaleza muy diferente la alarma que ha surgido sobre los ETF´s en particular los ETF inversos y apalancados después de que Credit Suisse cerrase hace unos días una modalidad de ETF ligado a la volatilidad tras perder el 95% de su valor. El regulador suizo y el norteamericano han pedido explicaciones, mientras el banco guarda público silencio. Definidos por inversores como el fundador de BlackRock como una pesadilla, tras este cierre han surgido acusaciones sobre la manipulación del índice VIX y su papel en el reciente desplome del mercado.
De nuevo surgen las comparaciones. Decía el fundador de Templeton que los ciclos alcistas nacen en el pesimismo, crecen en el escepticismo, maduran en el optimismo y mueren en la euforia. Quizá ahora como entonces, nos distraemos estudiando los datos macro adelantados como los PMI´s, o los leading indicators para adivinar algo del futuro, cuando es en otro terreno donde se juega el fin del ciclo alcista. De ahí la sensación de ausencia de peligro, y la vuelta, tras unos días de susto, a los días felices.

El TLCNA finaliza la sexta ronda

Viernes 16 de febrero de 2018
Concluyó la sexta ronda de negociaciones entre Estados Unidos, México y Canadá para revisar el Tratado de Libre Comercio (TLCAN). Los tres países socios negocian la modernización del pacto comercial vigente desde 1994, pero han logrado pocos avances mientras Canadá y México buscan abordar las demandas de Estados Unidos, que ha amenazado con abandonar el acuerdo. Entre las partes persisten profundas divisiones sobre las reglas de contenido en el sector de automoción y los mecanismos de solución de disputas entre las partes. Ayer el ministro de Exteriores de México señalaba en una entrevista a una cadena de televisión que “estamos trabajando para que el tratado continúe y hay motivos para ver con optimismo razonable que se mantenga el Tratado, pero hay que ver todos los escenarios. Hay que estar preparados para un futuro con o sin TLCAN. A su vez el secretario del Tesoro de Estados Unidos, dijo ante la Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, que estaba "cautelosamente optimista" porque su país pueda alcanzar un acuerdo con México y Canadá asegurando que ”la renegociación es una prioridad para el Gobierno estadounidense”, aunque declinó comentar sobre las posibles consecuencias de una retirada de Estados Unidos de las negociaciones. La séptima ronda de negociaciones se llevará a cabo en la Ciudad de México del 25 de febrero al 5 de marzo, y debían concluir a finales de marzo, una fecha límite que podría ser extendida.

Datos mixtos

Jueves 15 de febrero de 2018
Esta semana el mercado estaba pendiente del dato de inflación que se publicaba ayer en EE.UU. Sin embargo, finalmente fue otro dato el que tuvo mayor influencia en las decisiones de los inversores, y con ello, en el movimiento que finalmente se impuso. Y es que un dato de inflación más fuerte de lo esperado no tuvo la suficiente fuerza para contrarrestar una sorpresiva caída en las ventas minoristas en enero, cambiando con ello el foco de atención desde la inflación al crecimiento. Los precios al consumidor subieron un 0,5% en enero, por encima del 0,3% esperado y la inflación subyacente se situó en el 0,3%, su mayor avance en un año, lo que fortalece las expectativas de que la Fed pueda ser más agresiva en su política monetaria. Sin embargo, otro dato mostró que las ventas minoristas cayeron un 0,3%, lo que representa su mayor descenso en casi un año y una caída inesperada en comparación con el aumento del 0,2% que apuntaban las previsiones. Los futuros de Wall Street cayeron más de 1% tras la publicación de los datos. Una hora más tarde, el mercado bursátil en Estados Unidos abría con una caída cercana al 0,35% para luego revertir lentamente sus pérdidas y cerrar con ganancias. Este movimiento de ida y vuelta también se vivió en la cotización del dólar.

Relevo en la FED: llega Jerome Powell

Miércoles 14 de febrero de 2018
Jerome Powell juró ayer su cargo como presidente de la Reserva Federal y dijo que el banco central seguirá en alerta a los riesgos que puedan surgir para la estabilidad financiera, preservando los avances “esenciales” que se lograron en la regulación del sector financiero tras la crisis de 2007 a 2009. Powell dijo que la Fed “intentará mantener las mejorías regulatorias al tiempo que garantizará que sus políticas sean lo más eficientes posibles”. Aunque oficialmente había asumido la presidencia de la Fed la semana pasada, con la ceremonia de ayer se cierra el protocolo de traspaso de mando por el que sucede a Janet Yellen. Powell asume en la Fed después en un momento en el que tras un periodo de relativa calma, la volatilidad y el nerviosismo se ha incrementado como consecuencia del aumento de los tipos de interés y del déficit presupuestario en Estados Unidos. En el discurso de toma de posesión no hizo referencias específicas a las perspectivas sobre política económica y los mercados centrarán su atención en la próxima semana, los días 20 y 21 de marzo, cuando presida la reunión del Comité de Política Monetaria de la Fed, y sus declaraciones posteriores en la rueda de prensa.

Datos de inflación

Martes 13 de febrero de 2018
Tras los turbulentos días vividos la semana pasada en los mercados, ayer las bolsas europeas, acompañadas por subidas en Wall Street, se recuperaban desde mínimos de seis meses. Los rendimientos de la mayoría de los bonos del Tesoro también subían, y en el caso de los títulos a 10 años tocaban máximos en cuatro años, con las perspectivas de un fuerte crecimiento económico en EE.UU y una normalización de la política monetaria. Esta semana se publicará el dato de inflación en Estados Unidos lo que podrá arrojar algo más de luz respecto a si esta escalada de los rendimientos de los bonos está justificada. Un inesperado aumento de los salarios en EE.UU apoyó el fuerte movimiento en el mercado de acciones y de bonos la semana pasada. Ahora, esta semana, además de en EE.UU. se publicarán datos de inflación en Alemania y Reino Unido. Es pronto para decir que estas cifras puedan dar respuesta a la pregunta a la que ahora se enfrentan los mercados, pero si pueden dar alguna pista: ¿Está regresando la inflación a una economía que se está fortaleciendo? Hoy se publicará el dato en Reino Unido. En su reunión de la pasada semana el Banco de Inglaterra apuntó que ve una creciente necesidad de mantener el alza de precios bajo control. Mañana se publicará el dato en Alemania, un barómetro sobre cómo se están comportando los precios en la zona euro. Tras su publicación, los mercados quedarán pendientes, ese mismo día, del dato de inflación de Estados Unidos, junto a las cifras de ventas minoristas en enero.

El BoE anticipa nuevas subidas

Viernes 9 de febrero de 2018
El Banco de Inglaterra dijo ayer que los tipos de interés probablemente deberán subir antes y en mayor cuantía de lo que pensaba hace tres meses. En la reunión de ayer los 9 miembros del Comité votaron a favor de mantener el tipo de interés de referencia en el 0,5%. La decisión de mantener los tipos invariados no supuso sorpresa alguna, y los miembros del Comité han optado por dejar algo de tiempo para ver como evoluciona la economía a la vez que se acerca la salida del Reino Unido de la UE. El BoE mejoró las previsiones económicas para el Reino Unido basándose en la recuperación de la economía global. El gobernador del BoE dijo que los miembros del Comité de Política Monetaria esperan que la inflación vuelva a los niveles del 2% en un horizonte temporal de dos años. En el mes de diciembre la inflación se situó en el 3,0%, mejorando una décima con respecto al mes de noviembre, y manteniéndose en el mismo nivel que en septiembre y octubre. Ante el fuerte repunte de la inflación a lo largo de 2017, en noviembre el BoE decidió incrementar los tipos de interés desde el 0,25% al 0,50% apuntando dos nuevos incrementos en los próximos años. Este posicionamiento se ha visto reforzado tras la reunión de ayer, por lo que es probable que se pueda materializar tres subidas de tipos de un cuarto de punto entre 2018 y 2019, pudiendo llegar a materializarse las dos primeras este mismo año.

Se rompe la calma

Miércoles 7 de febrero de 2018
Los incrementos de la volatilidad esta semana han puesto fin a un período de calma inusual de casi dos años en los mercados. Por ello, es normal que, tras la jornada negra que se ha vivido en las bolsas mundiales arrastradas por Wall Street, desde la administración estadounidense se intente tranquilizar. Ayer, el secretario del Tesorominimizó las preocupaciones que han presionado a la baja los mercados bursátiles y dijo que el gobierno estaba enfocado en el crecimiento económico a largo plazo. "El mercado de acciones ha subido significativamente... desde que el presidente Trump fue elegido. Estamos monitorizando los mercados bursátiles, están operando muy bien", dijo el secretario del Tesoro a legisladores durante una audiencia programada en el Capitolio. También el Banco de Japón señaló que mantendrán la política monetaria e intentaron restar preocupación por el efecto que la caída de las acciones pueda tener en una recuperación que está tomando fuerza. Lo cierto es que lo sucedido estos días en los mercados no ha hecho cambiar la opinión más generalizada de que la tendencia del rendimiento de los bonos es alcista. Incluso, en lo poco que llevamos de 2018, algunos grandes bancos han revisado al alza sus previsiones de cómo finalizarán el año los rendimientos de los bonos en Estados Unidos y en Europa.

Vientos en contra

Martes 6 de febrero de 2018
En las últimas semanas, el euro es objeto de comentarios, de forma más o menos directa, entre los miembros del BCE. Ayer, era su presidente el que volvía a hacer referencia al escenario actual de la divisa europea, al señalar que BCE está cada vez más confiado en que la inflación convergerá hacia su objetivo, pero se enfrenta a nuevos obstáculos por la reciente volatilidad del euro. "Han surgido nuevos vientos en contra por la reciente volatilidad del tipo de cambio, cuyas implicancias para el panorama de estabilidad de precios a medio plazo requieren monitorización", dijo Draghi en un discurso ante el Parlamento Europeo, que fue consistente con los últimos mensajes de política monetaria de la entidad. Mientras tanto, los negociadores del partido conservador de la canciller alemana y los socialdemócratas del SPD se reunían ayer para hacer un último esfuerzo que salve los grandes obstáculos en el camino hacia la renovación de la coalición que ha gobernado en Alemania desde 2013. El fracaso de Merkel para formar un nuevo gobierno después de más de cuatro meses de las elecciones, ha generado preocupación en un momento en el que Europa se enfrenta a múltiples desafíos, entre ellos, la inminente salida de Reino Unido de la UE. No obstante, a la vista de la fortaleza del euro, aunque entre los inversores genere inquietud, no parece ser suficientemente preocupante. Parece estar descontado que el acuerdo “va a funcionar”, citando las palabras que ayer hacia un negociador del SPD.

Despedida de Yellen sin cambios

Jueves 1 de febrero de 2018
Tal y como se esperaba, la Reserva Federal mantuvo sin cambios sus tipos de interés apuntando a un endurecimiento gradual de su política monetaria este año, mientras la economía sigue expandiéndose y el crecimiento del empleo se mantiene sólido. Ha sido la última reunión presidida por Janet Yellen. En los cuatro años de Yellen a la cabeza de la Fed, la economía estadounidense ha sumado cerca de 10 millones de puestos de trabajo y el desempleo ha caído a un mínimo en 17 años, del 4,1%.
El nuevo presidente, Jerome Powell, ha trabajado de cerca con Yellen y suscribe su visión de que mantener un alza lenta de los tipos permitirá un descenso mayor del desempleo, devolviendo a los trabajadores a la fuerza laboral y fortaleciendo el crecimiento de los salarios.
La Fed subió sus tipos tres veces el año pasado y actualmente proyecta otras tres alzas en 2018. Pero esa proyección, que está ampliamente descontada en los mercados, va a depender sobre todo de un repunte sostenido en la inflación. En este sentido, en su comunicado anticipa que prevé una aceleración de la inflación este año y señala que las medidas de inflación han aumentado en los últimos meses, a pesar de que siguen siendo bajas. El texto no abordó el posible impacto en el crecimiento económico de la reforma impositiva del Gobierno. No obstante, algunos miembros de la Fed han venido sosteniendo que la reforma fiscal impulsada por el presidente estadounidense, que incluye exenciones tributarias calculadas en 1,5 billones de dólares, podría estimular la economía este año.


Críticas del BCE

También, y en referencia al euro insistió: "No tenemos un objetivo de tipo de cambio, pero este sí es importante para el crecimiento y la estabilidad de precios y que "algunos movimientos del tipo de cambio del euro se justifican por la fortaleza de la economía, pero la cuestión es si otros movimientos son causados por el lenguaje y la pregunta es ver su efecto en la inflación" señalando que el BCE vigilará las fluctuaciones del euro y "sus posibles consecuencias" sobre los precios y la economía.

BCE y Euro

Lo cierto es que el euro se ha apreciado un 5% desde la reunión del BCE en diciembre. Por ello es de esperar que, junto con su satisfacción sobre el rumbo de la economía de la zona euro, reiterar que las próximas decisiones estarán condicionadas por la evolución de la inflación y que continuará con los estímulos el tiempo que sea necesario, alerte sobre la fortaleza del euro.
No se espera ninguna decisión en materia de política monetaria. Previsiblemente, Draghi será muy cauteloso en su mensaje, después de que en las últimas semanas el mercado se “sobresaltase” ante las especulaciones que apuntaban a una salida más rápida de lo previsto del programa de compra de activos.
Por ello, será importante ver si se confirma lo dicho en octubre- cuando se redujeron a la mitad las compras pero se amplió su plazo nueve meses más- de que no habrá un final repentino del QE. El BCE viene vinculando su primer movimiento de subida de tipos con el final del programa de compras.
Si, tal y como apuntaban las actas de la última reunión, la política de comunicación del BCE va a cambiar, es posible que hoy el mensaje sobre la orientación futura de los tipos de interés sea más claro. Por el momento, la inflación está tan alejada del objetivo del BCE que es muy prematuro que se plantee cualquier movimiento en los tipos de interés.

Más crecimiento

Intervenciones verbales

Sin expectativas de inflación

El BCE debe vigilar el euro

Aparece la pendiente

Una cosa está clara, EE.UU. paga por sus títulos a dos años no solo más que Alemania, sino más que Francia (-0,42%), que España (-0,37%) o que Italia (-0,29%), de modo que si los inversores prefieren el euro al dólar, deben de tener poderosas razones, aunque no deben de ser demasiado obvias, porque la diferencia de pronósticos sigue siendo importante si atendemos a los resultados de la encuesta de Consensus Economics del 8 de enero donde la diferencia entre los extremos del pronóstico a un año es del 18%. Cuando se trata de pronosticar enero de 2019, hay bajistas (1,30), pero también alcistas (1,09) entre los pronosticadores, todos ellos nombres ilustres en el firmamento financiero.
"En máximos desde 2008: La rentabilidad del bono a 2 años norteamericano ya es mayor que lo que paga por dividendos el S&P 500"
Constatada esta diferencia, un hecho singular empieza a emerger atacando uno de los argumentos que se han esgrimido contra el dólar: la pendiente de su curva de rendimientos. Plana hasta no hace mucho, supuestamente a consecuencia del miedo a una recesión, la curva ha comenzado a ganar pendiente a partir de diciembre. El cambio coincide con la aprobación del plan de estímulo fiscal y por lo tanto es una respuesta razonable que se está viendo reforzada por datos y opiniones. Entre los primeros, una tasa que roza el pleno empleo y una inflación que va ganando en vigor. En cuanto a la opinión, cada vez las expectativas del mercado se acercan más a lo que la mayoría de los miembros de la Reserva Federal vienen defendiendo en relación al necesario ajuste monetario, de modo que empieza a descontarse tan pronto como en marzo la siguiente subida de tipos. Es natural preguntarse si cuando llegue el momento al BCE, cabe esperar algo similar en Europa, donde la postura de cada país frente a un proceso de ajuste de tipos que habría de llegar según la mayoría de opiniones a mediados de 2019, puede ser muy diferente: lo que puede ser insuficiente para Alemania puede resultar inasumible para Italia. La normalización de las políticas monetarias no pasa solo por abandonar las compras de títulos, sino por ajustar al alza los tipos de interés.
Esto, que ya está en una fase avanzada en los EE.UU. y se contempla como un proceso natural en el que solo cabe esperar la fortuna de no provocar un vuelco en los mercados de activos, todavía está lejos en Europa, aunque los mercados lo utilicen como excusa. Si finalmente se despeja la incertidumbre de gobierno en Alemania, veremos si el tan deseado ejercicio de su liderazgo, une o resquebraja las todavía frágiles costuras de la Unión.

BCE, cambios en la comunicación

Italia y el euro

Limar asperezas

Dólar y deuda

Al margen de cisnes negros, la deuda aparece en cualquiera de los análisis de inicio de 2018 como uno de los flancos previsibles más débiles de la economía global por su potencial efecto sobre la inversión y el consumo, y constituye junto a un posible repunte de la inflación, el resurgir del proteccionismo y las tensiones financieras, el grupo de las cuatro amenazas que el BIS (Banco Internacional de Pagos de Basilea) atisba en el horizonte a medio plazo. Según sus estimaciones equivale al 330% del PIB mundial frente al 225% en 2008.
Lejos de representar Alemania lo que acontece en la economía global, no está entre los propósitos principales de ningún gobierno del mundo atajar su incremento, y sin embargo, lo que es cada vez más evidente, es que el periodo de políticas monetarias ultra laxas está en receso, y por lo tanto el dinero será progresivamente más caro. No podrá encarecerse mucho a menos que la inflación efectivamente repunte de modo llamativo, algo que la debilidad del dólar dificulta, y aunque por definición es malo, es el único devorador de deuda efectivo que se conoce una vez que los gobiernos prefieren mantener políticas fiscales expansivas en diverso grado, justo en un momento donde la bondad del crecimiento mundial exigiría, en aplicación de las teorías del padre de la economía moderna al que tanto se recurre en épocas de crisis aguda, exactamente lo contrario. El mayor campeón actual de este tipo de inconsistencias en política económica es precisamente EE.UU., el país más endeudado del mundo en términos absolutos, que a pesar de rozar el pleno empleo y crecer por encima de su tasa potencial, acaba de aprobar una política fiscal que, aunque de dudosos resultados prácticos en cuanto a generación de crecimiento, incrementará ineludiblemente su nivel de deuda. A ello hay que sumar el anuncio que se prepara en las próximas semanas, posiblemente coincidiendo con el Discurso del Estado de la Unión, de un importante plan de infraestructuras. La combinación de políticas monetarias restrictivas con políticas fiscales expansivas, es uno de los principios más sólidos en los que puede apoyarse cualquier alcista sobre una divisa y esa era precisamente la base principal en la que se apoyaban los fallidos pronósticos que del dólar se hacían hace un año. Si no fue suficiente entonces ¿por qué ha de serlo ahora?
Un dólar débil puede sin duda formar parte de la explicación al modesto repunte de la inflación mundial en 2017, de modo que aunque no es mucho lo que los bancos centrales del mundo pueden hacer para combatir esta debilidad, es como poco un inconveniente para permitir que la inflación global repunte y para que los bancos centrales ganen margen para hacer frente a futuros episodios de crisis. Un dólar débil puede ser algo que en virtud de la inercia se prolongue durante un tiempo en 2018, pero no es algo que se contemple con complacencia. Enero tiene la reputación de ser un mes importante en la evolución del dólar en el año. Si no extiende pronto su debilidad, los mercados no tardarán en aprovechar la oportunidad de comprar la divisa débil de una economía que crece firme y que ofrece rendimientos más altos. Deuda aparte.

Apoyos para el euro

¡Y en esto llegó MiFID II!

¡Feliz 2018!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

FINANCIEROS CORPORATIVOS - GRUPO LINKEDIN - https://www.linkedin.com/groups/8598131

Si te interesa la Tesorería y Finanzas Corporativas. Compartir conocimientos y experiencias profesionales. Contribuir a la difusi...